Tres pasos que puedes dar hoy mismo para optimizar tu entorno de impresión

El proceso de optimización de un entorno de impresión profesional puede ser todo un desafío que depende de muchos factores, entre los que destacan el total de dispositivos de impresión que utilicemos, la antigüedad de los mismos, el ecosistema de dispositivos y también la organización de nuestra empresa (grupos de trabajo y departamentos) y sus necesidades concretas.

En la mayoría de los casos es recomendable abordar un proceso de optimización del entorno de impresión partiendo de una renovación de las impresoras y contando con el respaldo de un servicio de impresión gestionada como el que ofrece HP, ya que éste nos permitirá disponer de la ayuda de profesionales en todas las fases de dicho proceso.

Sin embargo también es posible llevar a cabo una optimización “menor” del entorno de impresión de nuestra empresa adoptando una serie de pasos sencillos, cuyas ventajas empezaremos a notar desde el primer día:

  1. Fiscalizar el uso de las impresoras: esto nos ayudará a controlar el uso que se hace de las impresoras y a identificar posibles ineficiencias, como por ejemplo un uso exceso de la impresión en color.
  2. Utilizar consumibles originales: el uso de cartuchos de tinta y tóner originales de HP nos ayudará a reducir el coste por página hasta en un 50%, gracias a su mayor capacidad de impresión (permiten imprimir más páginas por menos dinero).
  3. Recurrir a programas de reciclaje: la adopción de programas de reciclaje es una alternativa excelente para deshacernos de los desechos que genera nuestro entorno de impresión de una manera sencilla y respetuosa con el medio ambiente. Planet Partners de HP es sin duda la mejor opción, ya que es totalmente gratuito y muy sencillo.