Conecta con nosotros

A Fondo

Ubuntu 8.04, un paso atrás

La última versión de la distribución Linux más popular en todo el mundo supone un nuevo paso en la evolución de Ubuntu, aunque en este caso, hacia atrás. A pesar de sus novedades, algunas de ellas realmente importantes, la nueva edición presenta problemas que nos dejan con un sabor agridulce.

Publicado el

La última versión de la distribución Linux más popular en todo el mundo supone un nuevo paso en la evolución de Ubuntu, aunque en este caso, hacia atrás. A pesar de sus novedades, algunas de ellas realmente importantes, la nueva edición presenta problemas que nos dejan con un sabor agridulce.

¿Seis meses esperando para esto? Es lo que probablemente muchos habréis pensado al actualizar vuestra fantástica Ubuntu 7.10 Gutsy Gibbon y haberos encontrado con una Hardy Heron repleta de buenas intenciones, pero que presenta problemas importantes. No es normal que una edición LTS (Long Term Support), con un periodo de soporte de 3 años en la edición de escritorio, tenga estas carencias y problemas, y extraña que la efectividad tradicional de otras ediciones previas de Ubuntu se haya malogrado en esta última edición.

Aun así, y a pesar de que nuestra opinión sobre Hardy Heron no es buena, esas sombras no impiden que también podamos valorar muchas de las luces que también están presentes en esta edición. A la espera de una futura gran revisión que ya está planificada para julio y que se conocerá como Ubuntu 8.04.1, lo que sí es cierto es que el planteamiento de Hardy Heron es ambicioso, y en parte, brillante.

Las opciones de instalación, mejores que nunca

Si hay un apartado en el que los desarrolladores de Canonical se han lucido es en la evolución del proceso de instalación. Hasta la fecha los usuarios disponían de dos versiones de Ubuntu para el escritorio: la versión convencional en forma de LiveCD, y la versión “para manitas” (que en su sitio web llevaba el calificativo de Alternate), que ofrecía un método de instalación en modo texto perfecto para esas máquinas que se resistían por una u otra razón a una instalación estándar.

Ahora esas opciones se han mejorado aún más, ya que la imagen ISO de Ubuntu 8.04 Desktop nos permite 3 modos de instalación muy diferenciados y que cubren perfectamente la mayoría de necesidades.

Ficha técnica

Por un lado tenemos el conocido arranque en modo LiveCD, que nos dejará juguetear con Ubuntu antes de decidir si queremos instalar el sistema o no. Este era el modo tradicional en versiones previas, y no representa una novedad.

Pero lo que sí es importante es la inclusión de un modo de instalación directo sin pasar por la agonía del LiveCD (los ubunteros sabrán de qué hablamos) que permite arrancar el CD, elegir esa opción y comenzar a instalar el sistema de forma inmediata.

Por último, y esta funcionalidad es especialmente relevante, tenemos Wubi, un desarrollo que ya había asombrado hace meses por sus prestaciones y que ahora está integrado de serie (y con mucho acierto) en Ubuntu 8.04. Para los que no lo conozcan, Wubi es una aplicación que permite instalar Ubuntu desde Windows, creando una partición virtual en forma de fichero de gran tamaño, en el que se irán copiando los archivos correspondientes al sistema operativo Ubuntu.

Lo mejor de todo es que con este método los usuarios noveles pueden estar tranquilos, ya que no hay ningún riesgo de borrar o perder datos de sus preciosas particiones Windows, y sin duda es una forma excelente de comenzar a conocer Ubuntu. El propio Wubi crea además un menú de arranque con GRUB, de forma que al iniciar el PC o portátil podremos elegir si queremos arrancar con Windows o con Ubuntu.

Eso sí, no todo son ventajas en Wubi. El tipo de tecnología aplicada es muy similar a la de la virtualización, lo que hará que perdamos parte del rendimiento que tendríamos en una instalación nativa y que también nos impedirá activar algunas opciones avanzadas como la suspensión o hibernación del equipo. Aun así, este tercer método de instalación (al que accedemos desde Windows directamente, al insertar el CD creado con la imagen ISO que nos acabamos de descargar) es verdaderamente fantástico para los usuarios finales tradicionales que quieren tener una primera toma de contacto con Ubuntu. Todos los cambios hechos en el sistema, la instalación de nuevas aplicaciones y la configuración y personalización de Ubuntu vía Wubi se mantendrán sesión tras sesión, algo que también es una clara ventaja frente a alternativas como la de conocer el sistema operativo a través del LiveCD.

GNOME 2.22.1, otra maravilla

Como muchos sabréis, Ubuntu instala de serie el entorno de escritorio GNOME, una propuesta que afortunadamente no obliga a otros usuarios a limitarse a ella: cualquiera puede instalar fácilmente otros entornos de escritorio y gestores de ventanas (KDE, XFCE, Enlightenment). De hecho, aunque es posible instalar y utilizar indistintamente estas alternativas en Ubuntu 8.04, existen versiones alternativas que se caracterizan por el uso de distintos entornos de escritorio. Kubuntu integra KDE y Xubuntu XFCE, mientras que otras ediciones más específicas atienden a otros apartados como las tareas multimedia, como ocurre en el caso de Ubuntu Studio.

Sea como fuere, en Ubuntu 8.04 podemos presumir de contar con una de las últimas versiones de GNOME, la 2.22.1, que fue publicada en marzo de 2008 y que integra una inmensa cantidad de novedades frente a las ediciones anteriores. Aunque los cambios visuales son reducidos , los cambios internos y a nivel de aplicaciones son enormes, como se puede comprobar en las notas de lanzamiento de GNOME 2.22. De hecho, es importante destacar algunas de esas novedades para comprender la magnitud de este desarrollo.

Para empezar, contamos con nuevas herramientas en varios apartados. Una de las más llamativas es Cheese, un desarrollo que recuerda mucho al Photo Booth de Apple y que como este permite que cuando conectamos una webcam sea posible aplicar una serie de filtros y efectos  en tiempo real a la imagen de vídeo que transmitimos. También nos permitirá grabar vídeos y tomar fotos desde la webcam, por lo que esta solución (que nos ha funcionado a las mil maravillas con una webcam convencional de Logitech) es una buena muestra de cómo una aplicación bastante simple puede mejorar la usabilidad y prestaciones de un sistema operativo.

También es útil la nueva característica del reloj del sistema, que puede ser utilizado como un reloj mundial para que se muestre la hora que es en distintas partes del mundo, tantas como queramos ir añadiendo.

El cliente groupware Evolution (que es comparable en prestaciones y potencia a Outlook) también sigue creciendo, aunque quizás no con la misma rapidez que otros componentes. Aun así, en GNOME 2.22 se añaden nuevas prestaciones, como la integración con Google Calendar, la personalización de etiquetas para los e-mails o la aceleración del filtro anti-spam. No soy un usuario frecuente de Evolution, de modo que en este caso los cambios no han afectado a mi forma de trabajar.

La gestión de escritorios remotos se realiza ahora más fácilmente gracias a la aplicación Vinagre (vaya nombrecito) que permite una rápida conexión a otros equipos, aunque eso sí, no es posible conectarse a otras máquinas a través de los protocolos RDP o XDMCP. En estos casos tendremos que acudir al comando tsclient, presente de serie en esta distribución.

A estas novedades se suman otras de relevancia y sobre las que es posible encontrar más información en las notas del lanzamiento. Por ejemplo, el reproductor multimedia Totem ofrece soporte para MythTV, búsquedas y reproducción de contenidos de YouTube (incluidos vídeos H.264), además de soporte mejorado para DVDs y soporte del estándar DVB de televisión digital (tanto en las normas DVB-S de satélite como las DVB-T de televisión digital terrestre). Las mejoras en accesibilidad y de componentes como el Deskbar (una barra de herramientas en forma de applet que ofrece opciones muy potentes)se suman a otras mejoras menores, pero siempre significativas de un hecho importante: GNOME está madurando, y de qué forma. Y si no, atentos a las dos grandes protagonistas de esta versión, mucho más importantes que las anteriores.

GVFS y PolicyKit, las joyas de la corona

Aunque muchos usuarios probablemente den más importancia a las mejoras comentadas anteriormente al estar más presentes en el trabajo práctico con Linux, existen dos mejoras cruciales en la nueva versión de GNOME. Una de ellas es la inclusión del nuevo sistema de ficheros virtual llamado GVFS (Gnome Virtual FileSystem), y su importancia radica en que gracias a este desarrollo, podremos trabajar con protocolos como SFTP, FTP, DAV, SMB y ObexFTP directamente desde cualquier aplicación (por ejemplo, el explorador de archivos Nautilus), en sustitución de GNOME-VFS, que deja de desarrollarse.

La gran ventaja de este componente es la de servir como backend para operaciones de acceso a todo tipo de recursos que hagan uso de esos protocolos. Por ejemplo, podremos acceder a directorios SFTP de máquinas remotas como si de una partición de nuestro disco duro se tratase, y de hecho las ventajas también afectan a los desarrolladores, que a través del binomio GVFS/GIO (este segundo componente proporciona la API para GVFS) pueden ahorrarse complicaciones en el desarrollo de aplicaciones y usar este tipo de funciones en lugar de las tradicionales llamadas de entrada/salida POSIX. Una de las diferencias clave con GNOME-VFS es que las conexiones en GVFS perduran, y por ejemplo no será necesario estar introduciendo las contraseñas una y otra vez cada vez que nos conectamos.

Si GVFS es importante para trabajar con este tipo de protocolos, PolicyKit lo es aún más a la hora de asegurar nuestro sistema a prueba de bomba. Mientras que los usuarios de Windows Vista se hartan con la pobre implementación que Microsoft ha hecho con el mecanismo UAC, en Ubuntu y otras distribuciones Linux la política de escalada de privilegios siempre ha estado muy bien resuelta. Cuando un usuario trataba de realizar una operación que modificara cierto aspecto interno del sistema, se le pedían las credenciales necesarias (contraseña de administrador) para poder aplicar esos cambios.

Pues bien, esa política sigue presente en GNOME 2.22, pero lo hace con una nueva herramienta llamada PolicyKit que es sin duda una pequeña maravilla. La idea es la de que los administradores de un sistema puedan gestionar los privilegios a ciertas operaciones de forma mucho más específica, con una granularidad sin parangón que permite controlar todos estos aspectos al detalle. Ciertos usuarios pueden instalar paquetes, mientras que otros podrán configurar las propiedades de las tarjetas de red, por poner un ejemplo. Esta capacidad de control no está presente en ningún otro sistema operativo actual, y representa un valor muy a tener en cuenta en el futuro.

A estos dos importantes componentes hay que añadir un tercero orientado totalmente a los desarrolladores. Se trata del Entorno Integrado de Desarrollo Anjuta, una propuesta que está ganando muchos enteros y que en la versión incluida en GNOME 2.22.1 ya aporta soporte para sistemas de control de versiones, Valgrind o que incorpora un depurador (debugger) propio, indispensable a la hora de corregir defectos en las aplicaciones desarrolladas con esta herramienta.

Trabajando con Hardy Heron

Como hemos podido observar, muchas de las mejoras presentes en el nuevo Ubuntu se derivan directamente de la integración de GNOME 2.22.1, pero desde luego no son las únicas novedades. Los desarrolladores de Canonical han aportado algunas novedades muy interesantes que es conveniente detallar.

En lo que se refiere a las nuevas herramientas, tanto en los famosos tours de Ubuntu como en su publicidad se ha hablado mucho de dos soluciones que podríamos calificar de simpáticas. Pero no son mucho más. Brasero es una aplicación de grabación de CDs y DVDs que acerca un poco más al usuario estas tareas y que sin duda es una aportación de agradecer que se complementa con ortas opciones ya veteranas y muy reputadas como k3b, que funciona perfectamente en Ubuntu.

La otra protagonista de muchos análisis es la denominada Transmission, un cliente BitTorrent de lo más simplón que no obstante tiene una ventaja esencial: ya está instalada por defecto, de modo que podremos trabajar con trackers BitTorrent sin necesidad de instalar otros clientes. Aun así, cualquier usuario tradicional de este tipo de aplicaciones pronto comprobará que las opciones de Transmission son limitadas, y de hecho pronto la desestimamos para pasar a utilizar Azureus, que aun dependiendo de Java y consumiendo algún que otro recurso de más, ofrece un control mucho más detallado de este tipo de transferencias.

A partir de aquí nos encontramos con alguna que otra mejora en aplicaciones tradicionales como F-Spot o Tomboy. Ambos desarrollos en Mono que, aunque solventes para pequeños requisitos, no disponen de la capacidad de manejar gran cantidad de datos.

La reproducción multimedia sí que está bien resuelta, algo que afortunadamente comienza a ser una costumbre en las distribuciones Linux que hasta la fecha se enfrentaban a posibles demandas legales a la hora de utilizar codecs populares como MP3. Aunque los usuarios podían luego añadir soporte para todo tipo de codecs multimedia, es de agradecer que muchos de ellos ya estén disponibles de serie en Linux, y que los demás se puedan también instalar gracias a uno de los repositorios estrella de Ubuntu, llamado Medibuntu.

Seguridad ante todo

Aunque los usuarios de Linux podemos presumir de estar relativamente a salvo de las amenazas que asolan a los usuarios de Windows, eso no nos libra de tener que tratar de aplicar ciertas barreras de seguridad. En Ubuntu 8.04 dichas barreras se pueden implantar hasta de tres formas distintas: las dos arquitecturas de seguridad más famosas del panorama Linux están presentes en esta distribución, y tanto SELinux como AppArmor podrán ser aplicadas sin problemas a nuestro sistema operativo, de modo que quienes trabajen con estas herramientas se sentirán como peces en el agua.

Sin embargo, la novedad más interesante es la inclusión de un pequeño pero genial desarrollo llamado ufw (Uncomplicated FireWall) que no es más que un frontend de iptables en modo línea de comandos para Ubuntu 8.04. La idea es la de poder establecer reglas básicas de protección del sistema de forma rápida y con comandos muy sencillos, de los cuales podemos poner algunos ejemplos:

sudo ufw default deny – establece la política por defecto a denegarlo todo.

sudo ufw allow 22/tcp – permite conexiones TCP en el puerto 22.

sudo ufw deny 25 – Deniega las conexiónes (TCP/UDP) a través del puerto 25.

sudo ufw allow proto udp 192.168.0.1 port 53 to 192.168.0.2 port 53 – Podemos incluso especificar puertos de origen y destino de cada IP.

Esta interesante inclusión añade un grado más de seguridad, que sin lugar a dudas resulta una potente forma de proteger nuestro sistema de intrusiones externas no deseadas.

Estamos sordos, ¿o qué?

Aquí hay que hacer mención especial de un componente especialmente relevante en la nueva distribución, y que es una de las primeras causas de esa sensación agridulce que nos ha causado Hardy Heron. Se trata de Pulse Audio, la nueva plataforma encargada de gestionar el sonido en Linux y que sin duda es una de las grandes protagonistas de los últimos meses en todas las distribuciones. Las ventajas de Pulse Audio son numerosas, ya que permite un control independiente sobre los dispositivos de sonido y cómo cada aplicación utiliza esos recursos.

Así, podremos bajar el volumen de unas y subir el de otras a nuestro antojo, aunque de hecho estas opciones no están presentes por defecto. Para poder acceder a ellas tendremos que instalar el paquete padevchooser, para luego tener la opción de ejecutar el servicio del mismo nombre, que hará que aparezca un pequeño icono en la parte superior derecha desde el cual desplegar las distintas opciones.

El problema, y existe, es que de momento PulseAudio da conflictos con otros componentes del sistema. Muchos usuarios se han quejado de incompatibilidades con el reproductor Flash de Adobe (aunque argumentan que la culpa es de Adobe), mientras que ya hay informe de dependencia de ALSA con respecto a PulseAudio o de problemas también de esta arquitectura con GStreamer, uno de los componentes más importantes a la hora de disfrutar de la reproducción multimedia.

Estos errores son inexplicables en una distribución dirigida al usuario final y que además se supone que debe presumir de esa certificación LTS.

Firefox 3, kernel, carpetas compartidas… más errores

Si PulseAudio es la causante de algunos problemas en cuestiones de sonido, la conectividad a Internet (muy bien resuelta en casi todos los demás apartados) no ha tenido tanta fortuna en la elección del navegador. No puedo entender cómo de nuevo los desarrolladores han optado por la versión Firefox 3 beta 5 cuando actualmente la estabilidad y versatilidad de Firefox 2.x está más que probada. Las ventajas de Firefox 3 son evidentes en muchos aspectos, pero su estado de gestación no lo hace precisamente recomendable para una distribución final.

Es cierto que el gasto de memoria está por fin algo compensado, pero la compatibilidad de las extensiones y complementos es aún limitado y sea como fuere, estamos hablando en todo momento de una beta. Esa decisión de Canonical ha sido un error a nuestro juicio, y aunque es perfectamente posible desinstalar esta versión para hacer el downgrade a Firefox 2, lo ideal hubiera sido precisamente lo contrario.

Otra causa de problemas la da la inclusión del nuevo kernel 2.6.24, que tampoco se libra de la polémica. Es el primero de la serie estándar de Ubuntu en hacer uso del nuevo planificador, llamado CFS (Completely Fair Scheduler), un sistema teóricamente superior a todo lo conocido hasta la fecha pero que lamentablemente está generando algún que otro susto. Se ha detectado que el reparto de recursos que hace no es tan justo (fair) como se presumía, y que en ciertas situaciones se producen incluso situaciones de inanición de procesos, cuando otros que hemos establecido para que tengan una prioridad reducida se convierten en auténticos glotones de tiempo de CPU. El problema ya ha sido incluido en la lista de errores de Ubuntu, y aunque hay una solución manual al problema, esta situación no es desde luego óptima.

Un tercer problema igualmente molesto está haciendo que Hardy Heron sea muy complicado de usar en entornos heterogéneos. Si trabajáis en una red de área local con máquinas Windows y Linux, el funcionamiento de SMB y de su implementación en Linux, Samba, es, como mínimo, problemático, y ya está documentado. Los comentarios sobre las dificultades a la hora de crear carpetas compartidas son ya multitudinarios, y están causados en parte por el cambio a la hora de compartir carpetas: mientras que antes se realizaba a través de un servicio denominado shares-admin, ahora dicha posibilidad está incluida en Nautilus de serie. Para compartir cualquier fichero o directorio tendremos que operar de forma idéntica a como lo haríamos en Windows: seleccionamos la carpeta a compartir, pulsamos con el botón derecho del ratón y elegimos Opciones de compartición, lo que nos permitirá establecer nombre y permisos de esa carpeta en cuestión. Sin embargo, la implementación de SMB en Ubuntu 8.04 es lamentable, y nosotros de hecho no hemos conseguido solventar el problema a pesar de haber trasteado por los foros más conocidos en búsqueda de esa solución aparentemente imposible.

Conclusiones

Todos estos problemas son los que hacen que la valoración de esta distribución sea notablemente inferior a la que hubiéramos esperado hace unas semanas, cuando las promesas de Canonical hacían que contásemos con todo tipo de facilidades a la hora de instalar y utilizar la nueva Ubuntu, y no lo contrario.

Lo más triste de todo es que si uno se olvida de estos problemas, lo cierto es que esta Ubuntu 8.04 podría haber supuesto una verdadera maravilla que en muchos aspectos superaría en capacidades técnicas no sólo a otras distribuciones, sino también a sistemas operativos como Windows Vista o Mac OS X 10.5.2, o al menos hacerlo en varios apartados. Sin embargo, los problemas son demasiado serios, y aunque la distribución es perfectamente usable en la mayoría de los casos, existen escenarios insalvables en los que habrá que esperar a la resolución de estos problemas de forma definitiva.

Quizá en el mes de julio podamos valorar de nuevo la situación si como todos esperamos aparece ese conjunto de parches que solucionen estos problemas. Hasta entonces tenemos que dejar claro que si ya eras usuario de Ubuntu, deberías tener mucho cuidado a la hora de actualizar. Puede que ganes puntos en ciertas tareas, pero también los perderás en otras tantas. Es triste decirlo, Hardy Heron nos ha dejado una extraña sensación agridulce.

Top 5 cupones

A Fondo

Apple completa el pago de impuestos atrasados a la UE

Publicado el

Apple

Apple ha pagado a Irlanda la totalidad de impuestos atrasados exigidos por la Unión Europea y que ascienden a 14.300 millones de euros, intereses incluidos.

El anuncio ha llegado de la mano de la Comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, tras la confirmación (se rumoreaba en los últimos días) del Ministro de finanzas irlandés. Vestager ha anunciado también una propuesta para que la Comisión Europea retire la demanda contra Irlanda por ayudas ilegales a Apple.

Aunque la firma de Cupertino haya abonado los impuestos e intereses exigidos, el dinero seguirá cerrado en una cuenta administrada por un fondo fiduciario a la espera de la resolución definitiva de la alta justicia europea a la apelación de Irlanda.

De hecho, el ministro irlandés asegura que su gobierno sigue sin aceptar el dictamen de la Comisión Europea, si bien la “recuperación completa” de la deuda de Apple “demuestra que la intención del Gobierno es siempre cumplir con sus obligaciones legales”“Como miembros comprometidos de la Unión Europea, siempre hemos confirmado que recuperaríamos las supuestas ayudas estatales”, ha asegurado.

Irlanda: un paraíso fiscal para Apple

Hace tiempo que la Comisión Europea considera que Apple (y otras grandes tecnológicas) practican sofisticadas operaciones financieras y fiscales para pagar el menor número de impuestos en Europa.

Una “ingeniería fiscal” que aprovecha resquicios legales de los estados miembros (e intereses puntuales de algunos de ellos como Irlanda), filiales varias y transferencias de facturación a centrales establecidas en determinadas países que les permiten pagar tasas impositivas muy por debajo de la media del Viejo Continente y del resto de empresas no digitales.

El mayor ejemplo es Apple e Irlanda, un país que de facto actúa como un paraíso fiscal dentro de la UE, permitiendo que el gigante de Cupertino pague un impuesto de sociedades (1-2%) muy por debajo de la media de la UE y del que pagan otras compañías, en lo que se considera contrario a los intereses del resto de estados en los que opera la compañía.

Irlanda ha reducido artificialmente la factura fiscal de Apple y queremos enviar un mensaje claro: los Estados no pueden dar ventajas fiscales a las empresas, da igual que sean grandes o pequeñas, extranjeras o europeas”, explicó la comisaria Vestager, cuando anunció el dictamen contra Apple e Irlanda.

Apple se ha defendido argumentando que se ha ajustado siempre a la legalidad vigente en cada estado. Y es cierto. El problema es que el nivel de impuestos irlandés es una ayuda estatal ilegal según el dictamen de la Comisión Europea. Starbucks, BASF y Fiat-Chrysler, son otras multinacionales que se han visto obligadas a abonar lo que habían dejado de pagar con efectos retroactivos por el mismo motivo.

Apple en España

También los gobiernos europeos consideran que hay “grandes empresas que no pagan suficiente en los estados donde realizan un importante volumen de negocio” y están estudiando impuestos especiales para las tecnológicas.

El caso de Apple en España es ilustrativo. La mayor compañía mundial por capitalización de mercado y una de las que mayores beneficios obtienen respecto a sus ingresos, pagó a la Hacienda española solo 7,5 millones de impuestos entre 2010 y 2014. Apple Retail Spain registró en 2012 pérdidas de 22 millones de euros, cuando las tiendas físicas de Apple son (atendiendo a su superficie) las más rentables del mundo.

Todo ello es posible por el mismo artificio: Apple declara la práctica totalidad de los beneficios obtenidos en la Unión Europea en Irlanda.

Continuar leyendo

A Fondo

Las empresas que más ayudan a pymes y autónomos españoles

Publicado el

La consultora Advice Strategic Consultants, de la que es socio director general nuestro colaborador, Jorge Díaz-Cardiel, ha llegado a la conclusión de que la Fundación Bancaria La Caixa, El Corte Inglés, Telefónica, Inditex y CaixaBank son las cinco primeras grandes empresas que, según las pymes y autónomos españoles, “más les ayudan” en el desempeño de su labor empresarial.

Se trata de unos resultados basados en las encuestas realizadas a pymes, microempresas y autónomos de varios sectores, así como entrevistas a líderes de opinión de nuestro país para contrastar opiniones. Según la consultora,  la coincidencia entre los dos públicos entrevistados es casi del 99%, mientras que el Índice de confianza estadística es el 98,2%.

Así, el primer dato destacable es que Fundación Bancaria La Caixa, seguida por El Corte Inglés, Telefónica, Inditex y CaixaBank son las empresas que las pymes y autónomos españoles más y mejor valoran, porque les ayudan en el desempeño de su labor empresarial. Les siguen líderes sectoriales: Danone, Calidad Pascual, HP, Apple, Sage Spain, Microsoft, Meliá Hotels International, Iberostar, Seat, Naturgy (antes, Gas Natural Fenosa), Iberia, Abertis, Pelayo, Mapfre, Cellnex Telecom y MSD.

En cada sector hay no menos de una docena de empresas que destacan, en ámbitos que aportan mucho al PIB, sea el turismo, con un 11%, o las TIC, con un 8,4%, por ejemplo”, indicó Díaz Cardiel. En total, las pymes y autónomos entrevistados han analizado 400 grandes empresas en un período de encuestación de tres meses.

Son sectores y empresas sistémicos para la economía y sociedad españolas. “El caso más emblemático es La Fundación Bancaria La Caixa, presidida por Isidre Fainé y más conocida como La Caixa”, añade Díaz Cardiel. De CaixaBank dependen las participaciones en Telefónica (5%) y Repsol (9,5%), aunque Criteria Caixa también posee un 1% de Telefónica, siendo La Caixa, por tanto, el primer accionista de la operadora.

Razones de valoración positiva de las grandes empresas

Preguntados los entrevistados por qué CaixaBank, un banco, seguido de Santander (con Popular, que aportó muchos clientes pymes y autónomos al banco cántabro), BBVA y Bankinter son tan importantes para ellos, la respuesta fue clara: “el acceso a la financiación bancaria, que en el caso de las pymes españolas alcanza el 88 por ciento versus el 50 por ciento de Alemania y el 30 por ciento en Estados Unidos. Durante los años de crisis, la principal preocupación de pymes y autónomos fue la sequía del crédito empresarial, abierto a empresas solventes entre 2014 y 2018, lo que ha facilitado la inversión empresarial”, explica Jorge Díaz Cardiel.

Telefónica, seguida por los otros operadores de telecomunicaciones, es importante para las pymes porque les hace llegar la fibra óptica, acceso a Internet, convergencia, contenidos, cloud, big data e inteligencia artificial. Contenidos, mediante su alianza con Netflix y cloud, gracias a su acuerdo con Amazon Web Services (AWS). Vodafone, Orange y Más Móvil siguen el mismo camino, “imitando al incumbente y líder del mercado”.

Pymes y autónomos han destacado el crecimiento de Telefónica, en un extremo, por la oferta y la calidad y de Más Móvil, en el otro extremo, porque ofrece precios bajos. Al mismo tiempo, señalan que “Vodafone baja y Orange sube”.

El Corte Inglés y la economía y la sociedad españolas están indisolublemente unidas, dicen pymes y autónomos, que dicen conocer bien El Corte Inglés en un 99%. “El Corte Inglés provee de todo -productos, servicios-, ofrece calidad de servicio, buena atención al cliente y, cada vez más, comercio electrónico para comprar online”. Otros grandes de la distribución, le siguen, como Inditex y Mercadona, entre otros. En Tecnologías de la Información, HP (hardware) y Sage Spain y Microsoft (software).

“La hostelería tiene campeones nacionales, Melia Hotels International, primero, e Iberostar Group, segundo. La expansión internacional de Meliá está ayudando a muchas pymes a seguir al líder hotelero, efecto de arrastre, que también se aprecia en Inditex o, en el caso de CaixaBank, líder del mercado ibérico, de expansión de nuestras pymes al país vecino, Portugal”. La automoción está dominada por Seat, empresa que tiene, como el resto de su sector en menor medida, una industria auxiliar (muy fuerte) del automóvil, compuesta de pymes, pero muy dependientes de los planes de las grandes empresas automovilísticas, cada vez menos españolas y más foráneas, por “lo que las decisiones se toman fuera de España, lo que preocupa a pymes y autónomos en automoción”.

En Energía, lidera Naturgy (antes denominada Gas Natural Fenosa), seguida por Iberdrola; en Aerolíneas, Iberia; en Seguros, Pelayo, primero, y Mapfre, después; en Gestión de Infraestructuras inalámbricas, Cellnex Telecom, “el mejor valor en bolsa (Ibex-35, en 2017 y 2018), con revalorización del 62%”.

Parámetros

Lo que más valoran las pymes y autónomos de las grandes empresas:

  • Que se les provea de contratos, carga de trabajo (98%)
  • Ayuda en la generación de Empleo (95%)
  • Facilidad de acceso a la Financiación bancaria (90%)
  • Mejoras en la gestión (84%)
  • Mejoras en sus procesos internos y de relación con clientes (76%)
  • Formación, especialmente importante en Telecomunicaciones, TIC y servicios financieros (75%)
  • Digitalización, transformación digital, (70%) que se traducen en más productividad y más competitividad.
  • Internacionalización, salida al exterior, exportar (69%)

Continuar leyendo

A Fondo

Las 7 tecnologías que se adoptarán masivamente en los próximos cinco años

Publicado el

Las 7 tecnologías que se adoptarán masivamente en los próximos cinco años

Durante los próximos cinco años, varias tecnologías que hoy están comenzando a gozar de cierto reconocimiento y popularidad entre el público se adoptarán de manera masiva. A ciencia cierta, no se sabe cuáles son, pero en Gartner ya aventuran cuáles serán las siete que sí lo harán. Y que lo harán en un periodo de entre dos y cinco años a partir de 2018.

Según datos de la consultora, la primera en conseguir el comienzo de su adopción masiva será el reconocimiento de voz. Esto sucederá dentro de unos dos años. Según Matthew Cain, Vicepresidente y analista de Gartner, “los efectos del reconocimiento de voz sólo pueden apreciarse si se observan día a día. Los consumidores y los trabajadores de las empresas interactúan cada vez más con aplicaciones sin tocar un teclado para ello. Además, las aplicaciones de voz a texto han proliferado, gracias a la adopción de chatbots y de asistentes personales virtuales en las empresas. También por la adopción de dispositivos con interacción de la voz por parte de los consumidores. Entre ellos, de smartphones y consolas de juegos. Y específicamente, de los altavoces con asistentes virtuales“.

Los chatbots y los asistentes virtuales, que están ganando poco a poco presencia en la empresa, son implementaciones que aportan más valor añadido al reconocimiento de voz. Ambos emplean Inteligencia Artificial y machine learning para atender a la gente o para automatizar tareas. Escuchan y observan comportamientos y se encargan de construir y mantener modelos de datos, así como de predecir y recomendar acciones. Los chatbots son precisamente otra de las tecnologías que experimentarán un mayor crecimiento en los próximos años. En la actualidad menos de un 4% de las organizaciones han puesto en marcha interfaces conversacionales como los chatbots, pero según la Encuesta para CIOs de 2018 de Gartner, ya hay un 38% de empresas y entidades que están planeando experimentar con estas tecnologías o, directamente, ponerlas en marcha en su día a día.

Otras tecnologías que van a crecer notablemente de aquí a cinco años son la analítica aumentada y la personal. Ambas están consiguiendo que la analítica esté disponible cada vez para más empleados. Así, todos tienen la oportunidad de hacer sus pinitos como científicos de datos. La analítica aumentada emplea machine learning automatizado para cambiar la manera en que se desarrollan, consumen y comparte n los datos.

Los que se dedican a la analítica y el análisis de datos deberían integrarla en sus estrategias de transformación digital para llevar información más avanzada a más personas. Entre ellas, a los científicos de datos “ciudadanos”, un grupo que va a ser cada vez más importante y numeroso. Según Gartner, para 2020, gracias sobre todo a la automatización de las tareas relacionadas con la ciencia de datos, estos científicos de datos van a superar a los que se dedican a ello profesionalmente en cuanto al análisis avanzado producido.

Como consecuencia de esto llegará la que hemos llamado la analítica personal, el análisis de los datos relevantes en función del contexto que proporcionará información personalizada, así como predicciones o recomendaciones efectuadas para que los usuarios particulares puedan beneficiarse de ellos. Gracias a esto, la ciencia de datos ciudadana ya es una tendencia que ha captado la atención de Gartner. Se trata de una rama del conocimiento que sienta las bases de la analítica de próxima generación, y que según la consultora, se convertirá rápidamente en una parte importante de la forma en que se hacen posible y se escalan las funciones de ciencias de datos en una empresa. Según apuntan sus analistas, para 2020 más del 40% de las tareas de ciencias de datos pasarán a estar automatizadas, lo que dará como resultado una mayor productividad y un mayor uso de datos por parte de los científicos de datos “ciudadanos”.

Otra de las tendencias tecnológicas que más va a crecer en los próximos años es el uso de plataformas de aprendizaje flexibles. Estas se encargan de ajustar la manera en que el contenido para enseñar se presenta a los usuarios. Para ello utiliza como base sus respuestas o sus preferencias, y su objetivo es optimizar la destreza digital de las plantillas de las empresas. Se calcula que su adopción se generalizará entre los próximos dos y cinco años.

Continuar leyendo

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!