Conecta con nosotros

Noticias

Michael Dell explica los motivos por los que compra EMC

Publicado el

michael-dell-convencido-emc

El revuelo que Dell ha organizado en el mundo de la tecnología con el anuncio de la compra de EMC ha sido mayúsculo. Sobre todo, por el precio que va a pagar. Nada menos que unos 65.000 millones de dólares, lo que ha hecho que la compañía tenga que desprenderse de varios activos secundarios e incluso que sus accionistas, entre los que está el propio Michael Dell, se vayan a tener que rascar el bolsillo para afrontar la operación con ciertas garantías.

A pesar de todo, Michael Dell, que es consciente de que está corriendo un gran riesgo con esta operación, probablemente la mayor hasta ahora dentro de la industria tecnológica, está muy tranquilo y convencido de que merece la pena arriesgar con esta compra. De hecho, tal como ha comentado en una entrevista en la conferencia Web Summit que se está celebrando en Dublin y cuyas declaraciones ha recogido CNET: “Estoy excitado y contento de asumir riesgos. Un problema que tiene las compañías grandes, desde el punto de vista de un emprendedor, es que ven el riesgo como algo a evitar. Lo entiendo. Pero si quieres innovar y hacer cosas nuevas, tienes que acostumbrarte al riesgo”.

En efecto, no hace mucho que Dell, la compañía que fundó desde su habitación de su residencia universitaria con 1.000 dólares, se ha visto obligada a adentrarse en nuevos territorios. Su principal línea de negocio, la venta de ordenadores, se ha visto afectada por una bajada en sus ventas, tanto en los equipos destinados al consumidor final como a los pequeños negocios. Esto se debe sobre todo al auge exponencial en el uso de smartphones y a los cambios en los gustos de los consumidores. Esto, unido a que los dispositivos móviles que Dell ha lanzado al mercado no han tenido el éxito deseado, obligaron a la compañía a replantearse muchas cosas y tomar decisiones drásticas. La primera, hacer que la compañía se convirtiese en privada de nuevo, con el objetivo de que volviese a tener el brillo y los resultados de antes, pero lejos de los mercados.

Desde entonces, los números de la compañía no han sido malos ni mucho menos, aunque, sobre todo en los últimos trimestre se han logrado fundamentalmente gracias a la venta de servidores a grandes empresas. Pero se avecinaban más problemas si Dell no hacía cambios, dado que los servidores físicos que solían tener muchas compañías en sus sedes o en las instalaciones de sus departamentos de IT para albergar sus archivos y documentos confidenciales están dando paso a espacio de almacenamiento en la nube contratado a Amazon Web Services, Salesforce.com, Google Apps o Microsoft Azure. De ahí la apuesta por EMC, que le permite diversificar su oferta de servicios.

Esta apuesta, completamente diferente a la hecha por compañías como HP o eBay, que ha consistido en dividirse en dos compañías, permite a Dell afrontar el futuro con el foco puesto en la ayuda que quiere prestar a sus clientes para que aumenten la eficacia de sus equipos a la par que reducen costes. Además, también quiere adentrarse en el campo de Internet de las Cosas. De hecho, Michael Dell ve la informática empresarial avanzando “abandonando la esfera en la que sólo se automatizan los procesos tradicionales y avanzando fundamentalmente hacia el cambio y la reinvención de los negocios”.

Eso sí, Dell seguirá sin olvidarse de los ordenadores, tal como afirma su CEO: “Hay unos 1.800 millones de PCs en todo el mundo. De ellos, unos 600 millones tienen más de cuatro años. Básicamente, nuestro trabajo es crear uno que sea mejor que el que vendíamos hace cuatro años. Conseguirlo no es tan difícil”.

Fot: Oracle PR

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!