Conecta con nosotros

A Fondo

Toyota apuesta fuerte por la inteligencia artificial

Publicado el

coche

Si el futuro de los coches está en la implantación de sistemas de conducción automática, es imprescindible que los fabricantes de automóviles inviertan en inteligencia artificial. En estos momentos son pocas las compañías del sector que no hayan empezado a dar pasos dentro de la automatización de la conducción, donde también hay que incluir a las empresas tecnológicas, interesadas igualmente en desarrollar y comercializa los sistemas de inteligencia artificial (IA).

La compañía nipona Toyota, una de las marcas más vendidas del planeta, ha iniciado ya su incursión en los vehículos autónomos, con el anuncio de abrir un canal de investigación y desarrollo en Silicon Valley sobre inteligencia artificial. Según ha anunciado la compañía, explica Reuters, su intención es invertir inicialmente 1.000 millones de dólares durante los próximos cinco años, en una nueva empresa que contará con unos 200 empleados.

Aunque en principio la compañía se ha mostrado prudente en cuanto a los resultados que puedan obtener, ese plazo de cinco años coincide con los anuncios que otras marcas han hecho, asegurando que para 2019-2020 lanzarán al mercado sus vehículos sin conductor. En este sentido la personas designada para hacerse cargo de las investigaciones en Toyota, el CEO y ex profesor del MIT Gill Pratt, se mantiene cauto, y afirma que el desarrollo de un coche sin conductor aún está en sus momentos iniciales, y que hay temas, como el de la seguridad, que aún faltan por resolver adecuadamente.

Según declaraciones de Akio Toyoda, presidente de la compañía, era bastante escéptico y reacio al desarrollo de vehículos automáticos, llegando a asegurar que sólo apostaría por ello si el coche autónomo venciera a otro conducido por un humano en una carrera de 24 horas. Teniendo en cuenta que el humano se cansa y la máquina no, o tendría que comer e ir al baño… la propuesta parece un poco extraña.

Las futuras olimpiadas de Tokio 2020 fueron el detonante para que Toyoda, según dice él, pensara que, tanto en los juegos olímpicos como en los paralímpicos, sería necesario que los ancianos y discapacitados no tuvieran impedimentos para desplazarse en automóvil por los recintos deportivos. Es más probable que la fuerte competencia entre las distintas marcas del país para que su coche autónomo sea la estrella de los juegos, hayan hecho apretar los dientes a Toyoda y dejarse de apuestas para pensar más en el negocio.

Recordemos que Honda anunció recientemente que tendría listo su coche sin conductor para los juegos de Tokio, al igual que Nissan. Toyota estuvo durante el pasado mes haciendo pruebas de conducción autónoma con un Lexus GS (la gama de lujo de Toyota), aunque sólo logró responder bien mientras la conducción era recta en una carretera principal. Sin duda por eso están intentando acelerar el paso para obtener una IA capaz de sacar provecho de todos los sensores que hoy es posible incorporar a un coche.

A pesar de que no se cuenta todavía con una IA lo suficientemente desarrollada, lo cierto es que, según explica Pratt, los sensores están permitiendo obtener una gran cantidad de información acerca de a conducción, del medio en carretera y de las reacciones de los conductores, gracias a la cual se podría acelerar el avance de esa IA y, por ende, del ansiado coche sin conductor.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!