Conecta con nosotros

Noticias

DirectShare, una alternativa a Dropbox y Box basada en P2P

Publicado el

Compartir archivos

Te cuento una situación real: era un viernes, alrededor de las dos de la tarde (casi la hora de salir del trabajo y empezar el fin de semana) cuando sonó el teléfono. Era un contacto profesional que me tenía que enviar un archivo bastante grande (unos 800 megas). Y era urgente, tenía que quedarse resuelto ese mismo día. Tras unos minutos decidiendo qué sistema emplear, terminamos eligiendo uno de los servicios que nos ofrecían un adecuado equilibrio entre seguridad (no era un fichero que pudiera caer en manos de cualquiera), sencillez de manejo (la persona al otro lado del teléfono no era profesional de la tecnología) y, en último lugar, velocidad.

No diré qué servicio empleamos, pero sí que la mezcla entre su conexión (que no debía ser la más rápida del mundo), la de la empresa en la que trabajaba yo entonces (a veces todavía me pregunto si algunos ajustes de configuración de la misma los había hecho un mono en estado de embriaguez) y el sistema que emplean estos servicios (el archivo primero se sube a sus servidores y, a posteriori, ya puede ser descargado desde otro equipo) provocó que ese viernes de verano viera anochecer por la ventana de la oficina.

En los dos primeros problemas que he mencionado, poco o nada pueden hacer los servicios online, pero para el tercero, que se basa en el sistema empleado por estos servicios, sí que puede haber un sistema más eficiente. Y la start-up Cloudtenna, ya le ha puesto nombre, DirectShare. El cambio está, como su propio nombre indica, en el sistema empleado para compartir los archivos. A diferencia de otros servicios como Dropbox o Box, centrados en la sincronización de contenidos, y otros centrados en compartir ficheros como WeTransfer o DropSend, con DirectShare no es necesario que el fichero que quieres compartir (o que alguien quiere compartir contigo) deba subir desde el ordenador de origen hasta sus servidores. Lo que ofrece el servicio es establecer un enlace seguro entre remitente y destinatario y, a partir de ahí, establecer una conexión peer to peer (punto a punto) entre ambos, lo que puede llegar a reduciren gran medida el tiempo empleado para dicha operación.

DirectShare, que todavía se encuentra en fase beta, no es un servicio pensado para particulares, sino para empresas. Para tal fin, además de la propia optimización de tiempo y recursos en la transferencia de archivos, ofrece un conjunto de herramientas con las que los administradores de sistemas podrán llevar un completo control sobre el uso que los trabajadores han hecho de la herramienta, integración con Active Directory y LDAP, etcétera. Como idea resulta tan sencilla que sorprende que a nadie hasta ahora se le haya ocurrido algo así. Ahora habrá que esperar para ver si obtiene la acogida que cabe esperar.

Imagen: Wikimedia Foundation

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!