Conecta con nosotros

Noticias

Deutsche Telekom vende T-Mobile US: Ahora no, ahora sí, ahora no…

Publicado el

T-Mobile

T-Mobile

En una nueva entrega de un culebrón que parece no acabar nunca, según fuentes citadas por la Agencia Reuters, Deutsche Telekom habría decidido poner en espera la venta de su división de móviles en Estados Unidos, T-Mobile US. La razón de dicho cambio no es otra que la próxima apertura por parte de la FCC (Federal Communications Commission, el regulador estatal de comunicaciones de Estados Unidos) de una subasta de espectro electromagnético a la que, con toda seguridad, concurrirán los principales operadores del país que, claro, también forman parte de la lista de potenciales compradores de la unidad de negocio de la teleco alemana en Estados Unidos. Y, según afirma una de las fuentes de la agencia de noticias, durante un periodo que comprende todo el proceso de subasta (que puede llegar a alargarse algunos meses), así como sus semanas previas y algunas posteriores, no se permiten (por parte del regulador) operaciones de compra y fusiones de las empresas relacionadas con el mismo.

Nada que objetar, claro, a que Deutsche Telekom espere al mejor momento para realizar la operación, pero hay algunos aspectos que no termino de entender y que, por lo tanto, me preguntaré en voz alta, a ver si escuchando mi propia voz me acerco más a encontrar una respuesta. El primero es ¿por qué la teleco, que evidentemente tenía conocimiento de que la FCC iba a realizar esta subasta, no detuvo el proceso hace meses? La compra-venta de una empresa de telecomunicaciones no es como ir al chino a comprar el pan, es un proceso que se puede alargar muchos meses, y en el que cualquier cambio puede repercutir de manera muy significativa. Por lo tanto, no tiene sentido que la operadora haya mantenido este proceso abierto hasta este momento, en vez de haberlo puesto en pausa hace ya unas semanas o, mejor aún, meses.

Pero más extraño todavía es, sin duda, que no haya confirmación oficial por parte de Deutsche Telekom de esta suspensión temporal de sus planes de venta, más aún teniendo en cuenta que sí que ha anunciado públicamente su intención de participar en la subasta, en la que podría llegar a invertir hasta 10.000 millones de dólares. Este simple anuncia, de facto, ya supone legalmente la imposibilidad de mantener abierto el proceso durante los meses que vienen, pero la empresa ha declinado hablar de ello con Reuters, que ha tenido que apoyarse en dos fuentes no oficiales para hacer pública la información. ¿Por qué no reconocer lo obvio? ¿Qué razón impide a la alemana reconocer que esa cosa brillante que hay en medio del cielo y que da calorcito es el Sol?

Es cierto que sus planes de venta a Sprint ya fueron frenados en 2014 por los reguladores estadounidenses, y que las conversaciones con Dish Network Corp han entrado en vía muerta, lo que justifica que la empresa alemana pretenda ser cautelosa. Sin embargo, hay un gran salto entre la cautela y la negación de una realidad innegable. Y, personalmente, creo que actuar de esta manera no ayuda a los planes de venta, sino que da una cierta imagen de opacidad que, en mi humilde opinión, no sirve precisamente para generar confianza en los posibles compradores que, no ahora, pero sí cumplidos los plazos relacionados con la subasta, pudieran estar interesados en T-Mobile US. Una persona que sabía mucho, muchísimo de ventas, me enseñó hace ya bastantes años que la mejor herramienta para vender es generar confianza, y que ésta se obtiene mediante honestidad y transparencia.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!