Conecta con nosotros

Noticias

Facebook paga 10.000 dólares a un niño de 10 años por detectar un fallo en Instagram

Publicado el

niño informático

La seguridad es un problema que preocupa, y mucho, a las empresas que prestan sus servicios a través de Internet. Tanto es así que aceptan y agradecen cualquier ayuda al respecto, independientemente de la condición de su remitente. Y solo así se entiende que Facebook haya desembolsado nada menos que 10.000 dólares para recompensar a un niño de solo 10 años que detectó un fallo de seguridad en Instagram. Sí, esa red social a la que al niño todavía le faltaban tres años para poder entrar (las condiciones legales de Instagram solo permiten el acceso a partir de los 13 años).

Jani, el joven de Helsinki, detectó a principios de año que, debido a un fallo en el sistema, un usuario malintencionado podía borrar cualquier publicación en el servicio. Una vez detectado el problema se puso en contacto con Facebook por email para informar del mismo, y como prueba de lo que indicaba borró un mensaje de una de las cuentas de prueba de Facebook en Instagram, con lo que los técnicos pudieron comprobar la efectividad del fallo descubierto. Puestos manos a la obra, los programadores subsanaron el fallo en febrero y en marzo el pequeño pero inefable hacker obtuvo su recompensa.

El pequeño, que al ser preguntado afirma que de mayor quiere ser experto en seguridad (yo diría que ya casi lo es ya), asegura que todo lo que sabe lo ha aprendido viendo vídeos en YouTube, y que cree que la seguridad es muy importante y que dedicarse a esto de mayor sería su trabajo soñado. No obstante, el pequeño finés no pierde la perspectiva y ha empleado la recompensa para comprarse una bicicleta nueva y equipo deportivo para jugar al fútbol… bueno, y ordenadores para sus dos hermanos. Esta es, según la empresa de Zuckerberg, la persona más joven en haber recibido una recompensa por detectar un problema de seguridad en el servicio.

Y es que puede parecer que eliminar una publicación de Instagram no tiene tanta importancia como para premiar a Jani con 10.000 dólares, pero de eso nada. Él mismo lo dejaba claro, al ser entrevistado por el diario fines Iltalehti, “Podía haber borrado cualquier cosa, incluso a Justin Bieber”, afirmó. Seguro que alguien habría estado dispuesto a pagar más de 10.000 dólares por la desaparición online de Bieber (yo habría organizado un crowdfunding), pero hay que reconocer que la rectitud del joven al informar a Facebook de manera inmediata, en de vez tomar otros caminos un tanto más grises es, sin duda, algo a valorar de manera muy, muy positiva. El mundo de la seguridad informática debe esperar con los brazos abiertos al joven finés.

 

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!