Conecta con nosotros

Noticias

Los guiños del Partido Demócrata a Silicon Valley

Publicado el

Silicon Valley

Ya está, después de varios meses de precampaña y de campaña para las primarias de los partidos demócrata y republicano de Estados Unidos, ya tenemos nominados para las presidenciales de noviembre de 2016, cuando Hillary Clinton y Donald Trump se verán las caras para suceder a Barack Obama. Así, si hasta ahora sus palabras ya eran escuchadas con bastante atención (cuando todavía eran candidatos dentro de su partido), ahora todas sus palabras son observadas con lupa (e incluso microscopio), para intentar determinar qué políticas adoptaran si consiguen llegar al 1600 de Pennsylvania Avenue. Ellos son conscientes de esta situación y, claro, no dejan un solo detalle al azar, y la puesta en escena de la convención del Partido Demócrata fue, entre otras cosas, un importante guiño para Silicon Valley, algo en lo que repara hoy Computerworld.

¿Por qué? Uno de los aspectos más relevantes a este respecto fue la presencia de Michael Bloomberg (alcalde de Nueva York entre 2002 y 2013, y miembro del Partido Republicano hasta 2007, cuando rompió sus vínculos con el mismo para convertirse en independiente). Para la gran mayoría, esto fue una muestra de que hasta para miembros y simpatizantes del GOP, Clinton es mejor opción que Trump. Sin embargo, muchos también hemos visto en este gesto (y en otros tantos de la campaña de Clinton) un guiño hacia el sector tecnológico, representado especialmente por Silicon Valley, y a su demanda de un incremento en el número de visados H-1B.

Dichos visados son concedidos, por el país, a trabajadores extranjeros, que van a desarrollar trabajos cualificados en Estados Unidos y, por lo tanto, son muy empleados por las empresas tecnológicas para “importar talento” de todas partes del mundo. Bloomberg, miembro del grupo de presión Partnership for a New American Economy, y muy relacionado con el sector tecnológico, lleva años pidiendo que se incremente el número de visados H-1B, incluso tras la polémica de finales del año pasado por el despido de 250 empleados de Disney.

Pero la presencia en Bloomberg en la convención es solo un punto más, pues Clinton ya se ha pronunciado públicamente a favor de abrir las puertas del país al talento, venga este de donde venga, y similar postura ha sido adoptada también por su segundo y candidato a la vicepresidencia, Tim Kaine, quien en 2013 (siendo senador) votó por el incremento de visados H-1B de 65.000 y 115.000, con un desarrollo previsto de hasta 300.000.

Trump, por su parte, se muestra claramente partidario de dar prioridad a los trabajadores de Estados Unidos frente a los extranjeros, aún cuando los que provienen de otros países puedan ofrecer un mayor nivel de cualificación para desarrollar esa actividad. Mike Pence, segundo de a bordo de Trump no coincide en este punto con él (también votó a favor del incremento de visados en su momento), pero es más que evidente que la voz que prevalecerá en la Casa Blanca, si finalmente esta es ocupada por el aspirante republicano.

 

Imagen: Coolcaesar

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!