Conecta con nosotros

Noticias

Vídeo del accidente de SpaceX: un duro palo para Facebook

Publicado el

SpaceX Falcon 9

Todo parecía ir más que bien para SpaceX, la start-up espacial de Elon Musk, el co-fundador de PayPal y creador de Tesla. Hace solo unas semanas hablábamos del éxito cosechado en el último lanzamiento de su Falcon 9, así como de la recuperación de la primera fase de la nave. Y hasta ayer, cinco de los seis últimos intentos de recuperación han terminado bien. Sin embargo la estadística se ha enturbiado bastante, tras la explosión de un Falcon 9 que se estaba preparando para ser lanzado el próximo sábado, tal y como informa hoy The Wall Street Journal. En el siguiente vídeo puedes ver el momento de la explosión:

El lanzamiento tenía la misión de poner en órbita un satélite diseñado conjuntamente por Facebook y el operador francés de satélites Eutelsat, dentro de la iniciativa internet.org de la red social, para llevar el acceso a la red a regiones del mundo en las que no existen infraestructuras de comunicaciones adecuadas para tal fin. En concreto, la misión del (ahora destruido) satélite era dar cobertura a la región subsahariana de África, según Tim Farran, de la consultora de telecomunicaciones TMF Associates. Una vez puesto en servicio, habría podido dar servicio a más de doce países, facilitando el acceso a Internet a cientos de miles de personas.

El diseño del satélite es muy complejo, según Farran, que calcula su coste en unos 200 millones de dólares, y que ha supuesto el trabajo de cientos de personas durante más de dos años, por lo que el varapalo afecta tanto a SpaceX como a Facebook. Según palabras de Mark Zuckerberg, CEO de la compañía y principal responsable de internet.org, “Estoy profundamente decepcionado de saber que el fallo en el lanzamiento de SpaceX ha destruido nuestro satélite, que habría proporcionado conectividad a muchos emprendedores y al resto de la población en todo el continente”.

De momento solo se sabe que la explosión de Falcon 9 de SpaceX se produjo durante una prueba rutinaria de los sistemas de la nave, cuando esta ya se encontraba en Cabo Cañaberal, por lo que habrá que esperar a los resultados de la investigación para averiguar las causas del accidente. No había trabajadores en el entorno de la nave durante la explosión, por lo que hay que celebrar que no se han producido daños personales. No obstante, esto rompe la buena (muy buena) racha que estaba teniendo la compañía de Elon Musk, lo que quizá pueda ser aprovechado por Blue Origin.

 

Imagen: SpaceX

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!