Conecta con nosotros

Noticias

OVH Cloud desktop y el momento adecuado

Publicado el

OVH Cloud Desktop

OVH Cloud Desktop

Aunque no muchas personas lo recuerdan, hace unos 10 años, Pau Garcia-Milà y Marc Cercós, dos jóvenes (entonces adolescentes) de Barcelona, tras ver que se empezaban a popularizar los servicios online, tuvieron la idea de crear un escritorio virtual, esto es, un sistema operativo que se ejecutaba en un servidor, y al que su “propietario” podía acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar (siempre que tuviera un PC con Windows y una conexión a Internet, claro). El concepto, que nació como un sistema operativo que el propio usuario descargaba e instalaba en su propio servidor, pasó en 2006 a convertirse en eyeOS, un servicio ofrecido por la compañía creada por ambos jóvenes y, de este modo, abrió la puerta a un nuevo tipo de servicio online.

Sin embargo, y aunque año tras año desde entonces se ha hablado mucho de los escritorios virtuales, no se ha terminado de ver el despegue de esta tecnología. Esto, no obstante, podría estar cerca de cambiar, y una señal clara de ello es la apuesta de OVH por este tipo de servicios, que ha comenzado a ofrecer como OVH Cloud desktop. Y en mi opinión, que coincide en varios puntos con las de los responsables de esta plataforma, este podría ser el momento más adecuado para la puesta en marcha de un servicio de este tipo.

Pero, ¿en qué consiste un escritorio en la nube? Pues es, más o menos, lo que su propio nombre indica, solo que en realidad no hablamos únicamente de un escritorio, sino de un completo sistema remoto. Los que ya peinan algunas canas, y / o conocen la historia de la informática, recordarán que, en su momento, eran muy populares los llamados “terminales tontos”, unos dispositivos que se limitaban a los elementos básicos de interacción con el sistema (pantalla, teclado, y ratón en algunos casos), y que se conectaban a un servidor, que era donde de facto se realizaban todas las operaciones requeridas por el usuario del sistema.

Un escritorio en la nube es lo mismo, pero evidentemente mucho más avanzado, y adaptado a la tecnología actual. Así, podemos disponer de manera remota de todas las prestaciones de un ordenador (cuya configuración es variable, según las necesidades), y obtener los resultados de tantas operaciones como necesitemos realizar en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Y este es, sin duda, uno de los primeros aspectos diferenciales del servicio de OVH con respecto a otros de este tipo, ya que el acceso no está limitado a ordenadores, con Cloud Desktop es posible acceder al escritorio en la nube desde cualquier tipo de dispositivo, lo que incluye tablets y smartphones. Y esto resulta singularmente interesante no ya por la capacidad de proceso que pueda tener el sistema, sino porque podremos, de manera remota, emplear aplicaciones de Windows desde el teléfono móvil.

Otra gran ventaja, claro, es la persistencia de los datos. Al trabajar con un escritorio en la nube, nuestros datos siempre estarán actualizados en el mismo. Es decir, que si empezamos a trabajar en un documento en el PC, luego seguimos en la tablet y más tarde volvemos al sistema de sobremesa, siempre tendremos la versión más actualizada del mismo, puesto que, aunque desde distintos dispositivos, no hay que olvidar que siempre estaremos trabajando en el mismo escritorio. Y ocurre lo mismo con las aplicaciones, siempre tendremos las mismas, aunque cambiemos de ordenador, tengamos que formatear nuestro portátil, etcétera.

OVH Cloud Desktop

La oferta de OVH Cloud desktop de divide en dos gamas de producto: Cloud Desktop y Cloud Desktop Infrastructure, dirigidas a estudiantes, autónomos y pymes la primera, y a empresas de mayor tamaño la segunda. En ambos casos es posible escoger entre varias configuraciones (tanto de hardware como de software), y en todos los casos se incluye, en el coste mensual del servicio, el de las licencias por el uso del sistema operativo y, por ejemplo, la suite Microsoft Office. De esta manera, y especialmente en el caso de uso por parte de grandes empresas, los responsables de IT no tendrán que preocuparse por la gestión de licencias y, además, debido a los bajos requisitos que necesita un sistema para poder acceder al servicio (recordemos que todo se ejecuta en remoto, en el servidor), podrán alargar la vida útil de los ordenadores de los trabajadores, además de ofrecer otras soluciones de acceso.

¿Y por qué decía al principio que es el momento adecuado? Por varias razones, en realidad. La primera es, sin duda, la mejora en las condiciones de conectividad generales. Por una parte, los accesos cableados, gracias a la creciente fibra, son más rápidos y fiables que nunca, un puntal imprescindible para que los usuarios opten por un servicio de este tipo. Y la otra gran razón es que, como ya hemos comentado en muchas ocasiones, vivimos la época “as a Service”, y en pocos años los usuarios (tanto particulares como profesionales) ya han empezado a confiar en las plataformas en la nube y en todo lo que estas pueden ofrecer. Las mejoras en rendimiento (y calidad de servicio) y en seguridad, hacen que lo que tan solo unos pocos años atrás no terminó de encajar, ahora sí que pueda hacerlo a la perfección.

OVH para MuyCloud

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!