Conecta con nosotros

Noticias

Broekman Logistics y HPE: garantía de alta disponibilidad

La elección de Broekman Logistic para transformar todo su TI con nuevos centros de datos fue Hewlett Packard Enterprise.

Publicado el

Broekman Logistics

Siempre que escuchamos la palabra «logística», es fácil imaginar enormes sistemas de transporte, gestión, carga y descarga, almacenaje y, lo que es más importante, un increíble ejercicio de organización milimétrico que garantice que las mercancías se transportan, almacenan y entregan en el plazo más corto y las mejores condiciones posibles. Además, requiere de un uso óptimo de todos los recursos e infraestructuras propios y de terceros. Un gigantesco puzzle que, además, es dinámico, por lo que ha de ser rehecho a diario. Una labor para la que es imprescindible contar con una infraestructura de TI que permita gestionar adecuadamente esa operativa diaria.

Tal es el caso de Broekman Logistics, una empresa de prestación de servicios integrales de logística que, en los últimos años, y gracias a su propuesta de valor, ha experimentado un significativo crecimiento, alcanzando una plantilla de más de 800 empleados, ha crecido en instalaciones y, a día de hoy, ofrece alcance global.

Para tal fin, la compañía divide sus actividades en tres grandes grupos: envío y transporte (por tierra, mar y aire); almacenamiento y distribución de sustancias peligrosas y cargas complejas, y los terminales de cargas breakbulk y carga de proyecto, transportes para los que no es posible emplear contenedores y hay que recurrir a embarcaciones MPV y sistemas de carga y transporte (en tierra y aire) específicos.

Hace un par de años, analizando su infraestructura, el responsable general de TI en Broekman Logistic, Peter Vollering, llegó a la conclusión de que ésta ya no se adaptaba a las actuales necesidades de la compañía y que, por lo tanto, podía llegar a convertirse en una rémora que penalizara el rendimiento global. Y el punto de inflexión llegó cuando, al realizar una migración de datos de sistemas locales a su centro de datos, comprobó que en caso de que se produjera algún fallo crítico en la operación, o había algún problema en su CPD, la puesta en marcha de una nueva instalación, recuperación de datos y activación de todos los servicios podía llevar hasta 48 horas. 48 sin servicio, en una compañía que depende de manera crítica de dichos sistemas, es una catástrofe potencial.

Planes de crecimiento y expansión

Todo esto eran unos riesgos que la compañía no podía asumir, y que además amenazaban seriamente sus planes de crecimiento y expansión para los próximos cinco años. Esta situación solo tenía una solución posible: actualizar por completo la infraestructura de TI: servidores, almacenamiento, firewalls, soluciones de backup, etcétera.

Pero claro, un cambio de este tipo planteaba unas necesidades muy concretas, como una gran capacidad para escalar (de cara al crecimiento previsto), seguridad (un proveedor con prestigio y reputación) y, por supuesto, que la propuesta del mismo se adaptara perfectamente a sus necesidades, y no a la inversa. Así, tras valorar diversas posibilidades, la elección de Broekman Logistic fue Hewlett Packard Enterprise.

HPE no fue la única compañía que presentó una propuesta, pero sí la que supo ganarse la confianza de Vollering, que ya había trabajado previamente con sus soluciones y que, en sus propias palabras, ya conocía lo estables y fiables que son. Además, el trabajo con i3 groep, el partner local que se encargó de gestionar la implementación de la nueva infraestructura, ofreció todas las garantías de una transición sin sobresaltos, y de que los nuevos sistemas estuvieran disponibles en el plazo previsto.

¿Y cuál fue el resultado de la confianza en i3 groep y HPE? Exactamente el esperado, la migración se completó sin que la misma afectara a la operativa diaria de la empresa, y el despliegue de los dos centros de datos se efectuó tal y como estaba previsto, sin sustos ni sobresaltos. Sin un solo corte de servicio.

¿Y qué ha ocurrido desde entonces? Recientemente, se ha desarrollado un sistema para poder valorar la respuesta de la nueva infraestructura, con dos centros de datos, ante contingencias graves (como un incendio en uno de los dos data centers). Para tal fin, en un momento dado desconectaron por completo la conexión de fibra de una de las instalaciones, para comprobar si el downtime se minimizaba o, por el contrario, se mantenía en la misma situación que antes de realizar el cambio, dos días, 48 horas.

El resultado no pudo ser más positivo, puesto que en pocas horas el servicio estaba totalmente restaurado, permitiendo que la compañía pudiera retomar todas sus operaciones sin que el corte de servicio llegara a suponer un problema para las actividades.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!