Conecta con nosotros

Noticias

Qué va a pasar en Samsung si su heredero va cinco años a prisión

Publicado el

Jay Y. Lee, el considerado como el heredero de facto del grupo Samsung, ha sido condenado a cinco años de prisión por, entre otros cargos, soborno, en un escándalo que ha llevado incluso a la dimisión de la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye. Lee, de 49 años, era considerado como el próximo responsable de Samsung desde que su padre sufrió un infarto en 2014, pero se ha visto implicado en un escándalo político de grandes dimensiones que causó un gran revuelo en el país.

El tribunal que lo juzgo determinó que Lee es culpable de haber ofrecido sobornos a la expresidenta del país, así como a uno de sus colaboradores más cercanos, Choi Soon-sil, con el objetivo de facilitar un traspaso de poderes suave en Samsung, que cotiza en la bolsa del país. Pero lo único que ha conseguido es que tanto él como varios otros cargos de la empresa y del país den con sus huesos en la carcel.

Lee está decidido a apelar el veredicto, pero está por ver si conseguirá librarse de la cárcel. Y muchos pueden pensar que sus posibilidades de hacerse un día con el control de Samsung se han esfumado por completo. Pero puede que no sea así. Según Associated Press, al parecer, entre los directivos de las empresas surcoreanas controladas por organizaciones familiares conocidas como chaebol, como Samsung, ir a la cárcel por delitos económicos para luego reaparecer en puestos directivos en ellas es bastante corriente. A algunos les perdonan y otros ven sus penas reducidas al apelar. El propio padre de Lee fue condenado dos veces por evasión fiscal, pero recibió un perdón presidencial especial para que pudiese ayudar a Corea del Sur en su apuesta por albergar los Juegos Olímpicos de Invierno por primera vez en su historia.

No obstante, este caso puede ser diferente, porque la opinión pública es cada vez menos propensa a perdonar la doble vara de medir que se utiliza con las familias que hace una generación ayudaron a convertirse a Corea del Sur en un gigante de la producción de diversos tipos de bienes. Por ahora, Lee ya tiene un sucesor en la presidencia de Samsung, Moon Jae-in, que fue elegido con la esperanza de que con su mandato se terminen los fuertes lazos entre el gobierno y la empresa.

Según Park Sang-in, profesor de la Universidad Nacional de Seul, “el mundo es distinto ahora. La percepción del público de los problemas de los chaebol, así como la necesidad de reformarlos, ha cambiado de manera significativa“. Además, el juicio también ha puesto en entredicho la capacidad de Lee para ocupar el puesto al que estaba destinado. A esto también han contribuido los testimonios presentados para probar su inocencia, centrados en hacer ver que no tenía ni idea de nada y que no estaba al corriente de lo que sucedía en el día a día.

Muchos esperan que, a pesar de la apelación, Lee vaya a la cárcel, ya que la judicatura ha recibido críticas por ser benevolentes en el pasado con los crímenes “de cuello blanco”. De ahí la sentencia a Lee, que es la que comporta un tiempo de prisión más largo de las emitidas para este tipo de delitos en Corea del Sur para miembros de familias de peso en el mundo de los negocios. Normalmente se les condena a sentencias en suspenso o reciben el perdón del gobierno.

Pase lo que pase, parece que Samsung no está en peligro. Al menos, a corto plazo. Samsung Electronics, la joya de la corona del grupo, ha comunicado unos beneficios récord a pesar del arresto de Lee y del escándalo provocado por la explosión de las baterías de varias unidades del Note 7 que llevaron a su retirada del mercado.

Pero algunos analistas no lo ven tan claro para Samsung y Samsung Electronics en el futuro. Según Park, “el sistema de chaebol de Corea del Sur es parecido a las monarquías. En este tipo de sistemas, se necesita un rey“. Además, también puede que el feudo familiar se desestabilice cuando muera el padre de Lee. Según Park Ju-gun, responsable de la compañía de control y auditoría CEO Score, “Samsung estaba inmersa en un proceso de cambio que ahora se ha detenido. Es un gran riesgo“.

A pesar de todo, hay opiniones para todos los gustos. Carolina Milanesi, una analista estadounidense de tecnología de Creative Strategies, opina que es poco probable que la entrada en prisión de Lee apee a la empresa de su posición como líder del mercado de smartphones. Eso se debe a que las decisiones clave de los smartphones de Samsung las toma DJ Koh, que seguirá siendo el presidente de la división de móviles del grupo.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!