Conecta con nosotros

Noticias

La reestructuración de SAP costará 950 millones y 4.000 empleos

Publicado el

La mayor reestructuración de la compañía en la última década. Así podríamos definir la situación en la que en estos momentos se encuentra SAP, que a finales del pasado mes de enero anunció que invertiría nada menos que 950 millones de euros para acelerar sus procesos internos de transformación digital.

Lo explicaba de esta forma Luca Mucic, CFO de la compañía hace unas semanas: «SAP will execute a companywide restructuring program to further simplify company structures and processes and to ensure its organizational setup, skills set and resource allocation continue to meet evolving customer demand»

El entrecomillado anterior se ha traducido hoy con la aprobación de las primeras medidas: 4.400 despidos incentivados a cambio de incrementar la masa laboral en posiciones clave como Inteligencia Artificial, IoT, Machine Learning y otras áreas de la compañía que presentan posibilidades de crecimiento.

La mayor parte de los despidos pactados (1.200) se producirán en Alemania, si bien se espera que la reestructuración de la compañía también afecte a países como Estados Unidos, Francia o Canadá entre otros. Como fórmula de salida, SAP plantea ofrecer a los trabajadores afectados un programa de bajas voluntarias y jubilaciones anticipadas. Con todo y finalizado el proceso de reestructuración de la empresa, se espera que el número de trabajadores pase desde los casi 96.500 con los que cuenta en la actualidad, a más de 100.000 antes de finales de este mismo año.

Tal y como recoge The Register, la multinacional espera que la reforma suponga un ahorro anual de entre 750 millones y 850 millones de euros a partir de 2020, lo que habla de los esfuerzos que está haciendo la compañía por desprenderse de un área legacy que empieza a mostrar síntomas de agotamiento.

Sobre todo, porque SAP necesita reforzar su imagen como actor clave en el negocio cloud, un área que en los últimos trimestres aunque sigue creciendo, no lo ha hecho al ritmo que esperaba. Mientas, en negocios como el del CRM quiere poner toda la carne en el asador para desarrollar un producto que pueda competir de tú a tú con un gigante como Salesforce.

¿Próximo objetivo? Triplicar la presencia en cloud

Con todo, no se puede afirmar que SAP esté atravesando ni mucho menos una situación financiera complicada. Sus ingresos del último trimestre (7.400 millones de euros) crecieron un 9% con respecto al trimestre anterior y el último año fiscal se saldó con un crecimiento neto del 5%, registrando unos ingresos totales de 24.700 millones de euros.

Las licencias de software y su soporte cayeron no obstante un 1% (de ahí el peso de esa tecnología legacy que ahora SAP quiere aligerar), mientras que las suscripciones a sus soluciones cloud aunque crecieron hasta los 5.000 millones de euros en el último año (33% con respecto al año anterior), aún queda lejos de un objetivo que pasa por triplicar los ingresos de esta división en los próximos años.

El producto estrella de SAP, su suite ERP s/4HANA creció un 33% en número de clientes, y ya está presente en más de 10.500 empresas. Pero de estos, tal y como ha trasladado la compañía, únicamente 400 están apostando por su versión en la nube, demostrando una vez más que para la multinacional alemana esta sigue siendo el área en la que tiene que focalizar su próximo crecimiento.

 

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!