Conecta con nosotros

Noticias

Huawei confía en su recuperación, pero teme que estemos ante el inicio de una guerra comercial muy dura

Publicado el

El último movimiento de Estados Unidos contra Huawei ha generado una polémica muy grande y una incertidumbre muy  marcada. Como os contamos en su momento la Administración Trump está decidida a impedir que el gigante chino pueda seguir recurriendo a TSMC, y a empresas de semiconductores que utilicen maquinaria proveniente de compañías estadounidenses, lo que significa que HiSilicon tendrá que buscar una alternativa, y que los chips Kirin de Huawei están en peligro.

Con el primero veto a Huawei el ejecutivo de Trump puso en apuros a la compañía al impedirle acceder a los servicios y aplicaciones de Google, pero este movimiento no tuvo el impacto que esperaba Estados Unidos. Huawei logró aguantar el tirón, y la Administración Trump ha decidido tensar un poco más la cuerda.

MCPRO Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

China confirmó que está preparada para tomar medidas contra las grandes multinacionales estadounidenses dentro del mundo de la tecnología, y no dudó en dar nombres: Apple, Cisco Systems, y Qualcomm se encuentran en el punto de mira del gobierno chino, aunque todavía no sabemos qué sanciones tiene previsto imponer contra dichas empresas.

Andy Purdy, jefe de seguridad de Huawei en Estados Unidos, ha dicho en una entrevista concedida a Bloomberg que está convencido de que la compañía logrará superar este nuevo obstáculo sin mayor problema, y afirma que ha sido un error por parte de Estados Unidos que podría tener consecuencias muy graves para la economía del país.

Sus argumentos tienen mucho sentido. Huawei es un cliente importante de grandes compañías estadounidenses. Al impedirle acceder a ellas se está eliminando a un cliente fundamental, y con ello se están estrangulando los ingresos de dichas empresas estadounidenses. Si los ingresos bajan puede haber despidos, y si hay despidos en grandes cantidades la economía del país se verá afectada.

Por otro lado esto podría llevar a Huawei a buscar una independencia tecnológica total de Estados Unidos, algo que, obviamente, no interesa ni a Trump ni a las empresas locales. No será posible en unos meses, pero puede que sí sea posible en unos años. Forzar esta situación es contraproducente para ambas partes, pero Pardy cree que Estados Unidos será el más perjudicado, sobre todo si China decide tomar medidas drásticas contra Apple y otras empresas estadounidenses.

En este sentido Purdy ha dicho que teme que este sea el inicio de una guerra comercial más dura que nunca entre ambos países, y que nos volvamos a encontrar en una situación que salpique a la economía internacional. Ya sabéis lo que se suele decir, cuando los grandes estornudan la economía se resfría.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!