Conecta con nosotros

Noticias

Así es Stretch, el nuevo robot inteligente de Boston Dynamics

Publicado el

Boston Dynamics vuelve a la Tierra. Y es que tras impresionar al mundo con Atlas, un humanoide capaz de bailar o abrir puertas y con Spot, un interesante perro robótico, ahora presenta un mucho más práctico (y probablemente mucho más demandado) Stretch, un robot que recuerda mucho a los que llevamos años viendo en las líneas de producción de empresas y que tiene como objetivo aligerar el trabajo en centros logísticos y almacenes.

Sobre una base sólida, Stretch se muestra como un gran brazo robótico articulado y su principal habilidad es la de levantar cajas de todos los tamaños utilizando para ello la fuerza de succión de su «aspiradora» incorporada. En este sentido, Stretch puede ser útil para tareas repetitivas y pesadas como la descarga de camiones o palés.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Strech es en realidad el «sucesor natural» de Handle, un robot que la compañía presentó hace unos años y que además de poder mover cajas, tenía un par de ruedas que le permitían desplazarse dentro del almacén con libertad. Ese diseño, explican desde la firma de robótica, aunque tenía sus ventajas, ocupaba demasiado espacio y las operaciones de descarga aseguran, no eran lo suficientemente rápidas.

Con Stretch, Boston Dynamics emplea un nuevo factor de forma, en el que el brazo robótico se apoya sobre una base y ésta, sobre cuatro ruedas. Cada rueda puede moverse de forma independiente, por lo que el robot puede desplazarse bien de lado a lado, bien hacia delante y hacia atrás para orientarse, por ejemplo, en la parte trasera de un camión.

De esta forma, el robot es mucho más estable, más eficiente desde el punto de vista energético (puede ofrecer hasta 16 horas de trabajo en una carga) y lo más importante, el brazo pivota sobre la base, por lo que no es el robot el que tiene que girar por completo, que es lo que ocurría con el modelo anterior.

Aunque Stretch «solo» puede levantar paquetes de hasta 15 kg, pesa menos de una cuarta parte de lo que encontramos en un robot industrial típico. Como el brazo es tan ligero, los ingenieros de Boston Dynamics han conseguido reducir el tamaño de la base hasta las medidas de un palé, lo que permite que el robot pueda trabajar en los espacios más recónditos de un almacén.

Para identificar los paquetes, Stretch utiliza muchas de las cámaras y sensores de profundidad de Spot y Atlas, además del mismo software de control de movimientos, lo que en este caso, le permite sobre todo subir y bajar rampas sin perder en ningún momento el equilibrio.

Los responsables de la empresa esperan que Stretch esté disponible a partir de 2022 y quieren posicionarlo como complementario al trabajo humano dentro del almacén y no como un sustituto de este. Es decir, más como una herramienta muy «vitaminada» que ayuda en las tareas de descarga que como un reemplazo de un trabajador.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!