Conecta con nosotros

Noticias

Intel quiere impulsar el estándar ATX12VO

Publicado el

El estándar ATX12VO se ha convertido en uno de los principales objetivos de Intel. Hace cosa de un año ya vimos que el gigante del chip estaba considerando apostar por una transición a dicho estándar, que comenzaría de forma gradual en el sector de consumo general y continuaría extendiéndose, de forma progresiva, a otros sectores.

Dicha iniciativa quedó estancada, pero ahora hemos descubierto una nueva información que sugiere que Intel no solo no se ha rendido, sino que está considerando acelerar la transición al estándar ATX12VO, y que podría aprovechar la llegada de los procesadores Alder Lake-S para introducirlo, una generación que utilizará un socket, y un chipset, totalmente nuevos.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

La adopción del estándar ATX12VO supondría un cambio radical que obligaría a todos los usuarios de equipos informáticos a actualizar, tarde o temprano, tanto su placa base como su fuente de alimentación, ya que este sistema modifica drásticamente ambos componentes.

A día de hoy, las fuentes de alimentación que utilizamos emplean el estándar ATX12V, que utiliza distintos tipos de voltajes para cubrir las necesidades energéticas de cada componente (3,3V, 5V y 12V). Esto hace que sea necesario utilizar una mayor cantidad de cableado y de conectores, y da una mayor importancia a la fuente de alimentación, pero a cambio reduce la complejidad de la placa base.

Con el estándar ATX12VO, la situación cambia por completo. La placa base adquiere una mayor complejidad, ya que se eliminan los raíles de 3,3V y 5V en la fuente de alimentación, y se unifica todo alrededor de un único conector de 10 pines y 12V. El conector de 24 pines pasaría, por tanto, «a mejor vida». Se reduce el cableado, sí, y se simplifica el tema de las conexiones de alimentación, pero la carga de trabajo que supone la conversión de voltajes y la gestión de estos se traslada a la placa base, lo que supondría utilizar nuevos PCBs, más complejos y más caros, y complicaría también la reparación de cualquier fallo o avería (es más fácil cambiar un cable o un conector defectuoso que un sistema completo de conversión de voltaje integrado en un PCB).

Intel alude a la eficiencia energética para impulsar este importante cambio, pero la verdad es que, en situaciones de alta carga de trabajo, la diferencia no es lo bastante grande como para justificarlo. Esto, unido a todas esas complejidades que hemos comentado anteriormente y a la enorme cantidad de fuentes de alimentación que podrían quedar inservibles, hacen que la mayoría de los fabricantes se muestren reacios ante ese nuevo estándar.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!