Conecta con nosotros

Noticias

Estados Unidos presiona a TSMC por su posible expansión en China

Publicado el

Estados Unidos TSMC

TSMC y Estados Unidos han mantenido una colaboración importante durante los últimos meses, tanto que, como vimos en su momento, el gigante taiwanés podría abrir hasta seis nuevas fábricas en Arizona, de las cuales al menos una de ellas estaría preparada, desde el principio, para producir semiconductores en proceso de 3 nm, el más avanzado que utilizará la compañía taiwanesa a partir del próximo año.

Esa colaboración ha sido muy positiva para TSMC, pero también para Estados Unidos. Se estima que, en total, la primera invertirá unos 3.500 millones de dólares para levantar la primera planta, y que posteriormente irían llegando el resto de instalaciones previstas. Esta será, en cualquier caso, una aventura que se irá desarrollando de manera lenta y progresiva, no solo por los costes que implica, sino también por todos los problemas y desafíos que tiene asociados.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Sin embargo, a Estados Unidos parece que no le ha gustado nada que TSMC esté considerando también expandir sus instalaciones en China. Según fuentes taiwanesas, la compañía baraja la ampliación de una fábrica que tiene cerca de Shanghái, y de otra que tiene en la zona de Nanjing. La información dice que TSMC está recibiendo presiones por parte de Estados Unidos para no ampliar sus instalaciones en China, pero no especifica si esas presiones son de tipo diplomático o si son más profundas, es decir, si podrían haber implicado a clientes importantes del gigante taiwanés afincados en Estados Unidos.

Está claro que, tras la crisis que ha vivido el sector de los semiconductores, Estados Unidos se ha dado cuenta de la importancia que tienen compañías como TSMC, y quiere asegurarse de contribuir, a su manera, a asegurar la estrategia expansiva del gigante taiwanés, aunque viendo sus acciones más bien podríamos decir que está intentando dirigirla y controlarla, directamente. Muchos creen que detrás de toda esa colaboración, y de todos los movimientos que ha llevado a cabo Estados Unidos, se encuentra un marcado interés por asegurarse un buen suministro de chips, y por limitar, de forma total o parcial, el acceso de China a estos.

Veremos cómo evoluciona la situación, pero está claro que todavía queda mucho camino por delante, y muchas asperezas que limar. Los que creían que, con la llegada de Biden, se iba a normalizar ese pulso que vienen librando China y Estados Unidos no podían estar más equivocados. A TSMC por contra, le viene bien contar con el respaldo de Estados Unidos, ya que esto le permite afrontar con mucha más seguridad, y disfrutar de facilidades únicas, al realizar sus inversiones en suelo estadounidense.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!