Conecta con nosotros

Noticias

La crisis de chips no aflojará hasta 2024, cuando abrirán varias fábricas de obleas

Publicado el

La crisis de chips no aflojará hasta 2024, cuando abrirán varias fábricas de obleas

A pesar de que hay diversas voces que aseguran que la crisis por la escasez de chips comenzará a remitir en 2023, e incluso algunos apuntan a que empezará a notarse una mejora antes, ya a finales de 2022, nuevas voces, entre las que está Volkswagen, apuntan que no se acabará con ella hasta 2024, año en el que está previsto que abran y empiecen a funcionar varias fábricas de obleas, un componente esencial para la fabricación de chips y componentes.

La consultora Techcet ha avisado de que la demanda de obleas de silicio superará a la oferta disponible hasta finales de 2023, lo que retrasará la producción de determinados chips, lo que además puede que haga subir los precios de distintos componentes. Las obleas son las bases sobre las que se colocan los chips para la fabricación de componentes, por lo que sin ellas no se pueden montar.

En la actualidad, según la consultora, la producción de obleas de 300 milímetros puede cubrir la demanda a duras penas, y encima, esta demanda va a crecer en los próximos meses. Mochos de los propietarios de las plantas que las fabrican han decidido aumentar su producción, pero no lo podrán hacer hasta que aumenten su capacidad de fabricación, lo que no se conseguirá hasta 2024.

Según ha manifestado a The Register un directivo de la consultora, esto llevará a que «los precios suban por el frágil equilibrio entre oferta y demanda, y también porque los proveedores piden precios más altos en los contratos para pagar las nuevas inversiones. Además, a corto plazo, los costes de la energía y de los materiales en bruto están subiendo, y esto contribuye a la subida de la presión de los precios de las obleas de silicio. Ha habido una demanda elevada de obleas de silicio a partir de 20202, y en ese periodo se han hecho inversiones muy mínimas por parte de lo proveedores de obleas en plantas nuevas para fabricar las obleas necesarias para montar semiconductores. Solo en los últimos seis meses, más o menos, han anunciado planes de inversión en plantas nuevas, aunque tardarán unos dos años en producir para el sector de los semiconductores«.

Techcet prevé que los ingresos por las ventas de las obleas de silicio, por la subida de precios, serán de 15.500 millones de dólares, un 14,8% más que en 2021. Por otro lado, SEMI, el consorcio principal del sector, ha señalado que los fabricantes de todo el mundo están impulsando si capacidad de producción de obleas de 200 milímetros para llegar a cubrir la demanda. Su capacidad de producción alcanzará los 6,9 millones de obleas al mes para 2024, frente a los 1,2 millones de obleas que podían producir a finales de 2020.

Todo apunta a que los fabricantes de obleas añadirán unas 25 líneas de producción de obleas de 200 milímetros nuevas a lo largo de los próximos cinco años, sobre todo para cubrir la demanda de áreas como el 5G, la automoción o el Internet de las Cosas. Asimismo, desde SEMI también señalan que este aumento de la producción se empleará sobre todo para la fabricación de chips de bajo coste, entre los que hay chips analógicos y de gestión de energía, así como circuitos para pantallas.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!