Conecta con nosotros

Noticias

La ley de chips de EEUU a un paso de su validación

Publicado el

La ley de chips de EEUU a un paso de su validación

Pocos sectores se han librado de la escasez de chips que ha afectado a todo el planeta. Lo que ha provocado paros en las cadenas de producción y, cómo no, en la entrega de productos. Si ya el pasado mes de mayo fue la Unión Europea la que se adelantó con una Ley de chips propia, ahora ha sido el turno de los EEUU. Ayer miércoles, el Senado aprobó la suya con un valor de 52.000 millones de dólares.

El objetivo de dicha ley, cómo no, es subsidiar la producción nacional de semiconductores, aunque aún deberá pasar antes por el visto bueno de la Cámara de Representantes . En el fondo de la cuestión también se encuentra la cronificada tensa relación del gigante americano y China, y su deseo de dejar que dicha producción se concentre mayoritariamente en Asia, sobre todo en Taiwán.

Lavadoras, teléfonos, automóviles, ordenadores… no hay sector que no se haya visto perjudicado, lo que se suma a una época económica de incertidumbre y altos precios. El presidente del país, Joe Biden, ha sido un firme partidario de la Ley de chips de EEUU, “los chips semiconductores son los componentes básicos de la economía moderna: alimentan nuestros teléfonos inteligentes y automóviles. Y durante años, la fabricación se envió al extranjero. Por el bien de los empleos estadounidenses y nuestra economía, debemos hacerlos en casa (…) la ley va a reducir los costes para los consumidores estadounidenses e impulsar la innovación científica y los empleos«.

Chips nacionales para la seguridad militar

La secretaria de comercio, Gina Raimondo fue más allá con unas declaraciones cuanto menos apocalípticas, “si te permites pensar en un escenario en el que Estados Unidos ya no tenga acceso a los chips que se fabrican actualmente en Taiwán, es un escenario aterrador (…) es una incapacidad para protegernos fabricando equipo militar. Necesitamos hacer esto en EEUU. Necesitamos una base de fabricación que produzca estos chips”.

También el congresista republicano Michael McCaul citó las preocupaciones de seguridad relacionadas con las tensas relaciones entre Estados Unidos y China como clave, “ha sido un proceso largo, pero esta legislación de seguridad nacional garantizará que fabriquemos semiconductores, los cerebros detrás de todo, desde teléfonos celulares hasta aviones de combate, deben estar aquí en Estados Unidos, no en China”.

Las cinco compañías de semiconductores más grandes que probablemente recibirán la mayor parte de esta donación de los contribuyentes serán Intel, Texas Instruments, Micron Technology, Global Foundries y Samsung.

Precisamente, esta misma semana Intel firmó un acuerdo con MediaTek para diversificar la producción geográfica de los chips de la compañía taiwanesa. Una noticia que se produce después de que Intel retrasara la inauguración de su planta de chips en las afueras de Columbus, Ohio, en lo que algunos vieron un “aviso” y un “chantaje” al Senado para que, finalmente y tal y como así ha sido, aprobara la Ley de Chips.

Esta ley contempla una inversión total de 280.000 millones, de los que 52.000 millones están pensados para fomentar la instalación de fábricas nacionales de semiconductores. Cabe recordar que, por su parte, la ley europea contempla la inversión de 43.000 millones de euros para acabar con la dependencia de Asia y EEUU y que tiene como objetivo alcanzar para 2030 el 20% de la producción mundial de chips, doblando el nivel actual del 10%.

 

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!