Intel avanzará a procesos de 7 nm con Fab 42

Fab 42

Intel Corporation ha anunciado una inversión superior a los 7.000 millones de dólares para completar Fab 42, la fábrica de semiconductores más avanzada del planeta.

Fab 42 se localiza en Chandler, Arizona, creará más de 10.000 puestos de trabajo y usará procesos tecnológicos de fabricación de 7 nanómetros para fabricar grandes volúmenes de microprocesadores con aplicación en centros de datos y cientos de millones de dispositivos inteligentes y conectados en todo el mundo.

Producir un chip avanzado para ordenadores exige el más complejo proceso de fabricación del mundo, una mágica de ingeniería que convierte arena en semiconductores, la fundación de la economía del conocimiento

El proceso de 7 nm usado en la Fab 42 será la tecnología de fabricación de semiconductores más avanzada del mundo y representará el futuro de la ley de Moore. Predicha por el co-fundador de Intel, Gordon Moore, aseguró que el poder computacional crecería significativamente y a un costo menor año tras año, definió la estrategia de negocios en la industria de semiconductores, permitió la aparición del microprocesador y más tarde del ordenador personal.

Fab 42

La mejora de los procesos de fabricación ha sido una constante los últimos años en el gigante del chip. Intel utiliza hoy los procesos tecnológicos de fabricación más avanzados del sector de procesadores para PC, con los 14 nanómetros estrenados en la plataforma Broadwell y que también utilizan los Skylake y los Kaby Lake que fueron lanzados recientemente por Intel al presentar la 7ª generación de procesadores Intel® Core™ vPro™.

El siguiente avance en procesos de fabricación llegaría con la plataforma Cannonlake de 10 nanómetros a la que Intel tiene previsto saltar a finales de la década. Un proceso de fabricación que manteniendo el rendimiento permitirá reducir aún más el tamaño de los chips.

El siguiente salto tecnológico serían estos chips producidos en la Fab 42 con el proceso de 7 nm. Se utilizarán en los equipos más sofisticados, centros de datos, sensores y otros dispositivos de alta tecnología, permitiendo los coches inteligentes más avanzados, servicios de transporte usando inteligencia artificial, alta tecnología para investigación médica y tratamiento, acceso más rápido a las redes, mayor capacidad de almacenamiento de datos, chips más pequeños y otros beneficios que vienen del avance de la ley de Moore.

Para conseguir esta tecnología, Intel está investigando en todo tipo de tecnologías y nuevos materiales, como el arseniuro de indio y galio, en procesos distintos del FinFET actual, nueva litografía y nuevos empaquetados 3D. Sobre esa base, el futuro para la próxima década serían los 5 nanómetros, una tecnología de ciencia ficción que puede transformar toda la computación tal y como la conocemos.