Impresoras láser monofunción: claves y valor añadido

Lo tienes claro, ha llegado la hora de renovar las impresoras de tu empresa. La primera pregunta que debes hacerte es qué tecnología vas a escoger (láser o tinta), y una vez que lo tengas claro tienes que decidir si necesitas equipos multifunción o monofunción.

Sobre el tema de las impresoras láser y de inyección de tinta ya hemos hablado en artículos anteriores, e incluso hemos comentado las posibilidades que ofrecen cuando las utilizamos de forma conjunta en entornos híbridos de impresión, así que hoy nos vamos a centrar en repasar el valor que ofrecen las impresoras monofunción en un entorno de impresión profesional.

Especialización: un mundo de ventajas

Existe la creencia de que las impresoras multifunción son las únicas verdaderamente válidas en un entorno de impresión profesional, pero la realidad es totalmente distinta. Las impresoras monofunción son equipos altamente especializados que están desarrollados para cubrir una única tarea: imprimir.

Esto se traduce en una serie de ventajas importantes frente a las impresoras multifunción:

  • Representan una inversión menor: tienen un precio de venta más económico que otros modelos multifunción de su misma gama.
  • Ofrecen un rendimiento superior por menos dinero: tienen una mayor capacidad y velocidad de trabajo que otros modelos multifunción más caros.
  • Mantienen un amplio abanico de funciones: las impresoras monofunción cuentan con conectividad inalámbrica, impresión móvil, NFC y otras funciones avanzadas.
  • Son compactas y más eficientes: al reducir el número de componentes estas impresoras ocupan menos espacio y consumen menos energía.
  • Cuentan con funciones de seguridad integradas: no tenemos que renunciar a nada. Las impresoras monofunción profesionales de HP cuentan con funciones de seguridad de última generación.

¿Monofunción o multifunción?

Esta pregunta tiene una respuesta simple: depende de las necesidades de tu empresa, o de cada grupo y departamento de trabajo en concreto, pero es una cuestión que debes enfocar a largo plazo.

Si el grupo o departamento de trabajo al que van destinadas las nuevas impresoras no van a necesitar acceso a capacidades multifunción lo ideal es una impresora láser monofunción, ya que será una inversión más asequible y cubrirá de forma óptima su carga de trabajo.

En caso de que dicho departamento vaya a necesitar a corto o medio plazo el acceso a funciones de copia o escáner es mejor elegir una impresora multifunción, ya que evitaremos tener que afrontar otra renovación de equipos sin haber llegado a amortizar los anteriores.