Conecta con nosotros

Noticias

Yahoo: no habrá spin-off de Alibaba, ¿y ahora qué?

Publicado el

Marissa Mayer

Si ha habido un tema recurrente (informativamente hablando) en el sector de la tecnología los últimos meses, sin duda es ha sido el intento de Yahoo de crear un spin-off de su participación en el gigante chino de las ventas online Alibaba. Desde hace ya varios años, un grupo de profesionales de la empresa han estado trabajando en buscar las condiciones ideales para la operación, principalmente en lo que se refiere a lo relacionado a la fiscalidad a la que estaría sometida la misma.

Pero las cosas no han ido bien, la amenaza de que la carga fiscal a la que estaría sometida la operación fuera multimillonaria obligó a la empresa, hace unos días, a pausar el proyecto (seguramente para estudiar otras fórmulas mediante las cuales la operación no resulte tan costosa). Sin embargo eso no fue suficiente para los inversores, y especialmente para ciertos grupos de presión, que no dudaron en plantear una posible lucha de poder si Mayer seguía con sus planes.

Y finalmente, según hemos sabido hoy por Forbes, los factores en contra han sido determinantes y, tras varios años de trabajo, Yahoo da marcha atrás y no creará una nueva empresa con sus activos de Alibaba. Al contrario, lo más probable es que, finalmente, estos sean prácticamente lo único que conserve la empresa, puesto que sí que se crearía un spin-off, pero éste con los productos y servicios del “núcleo” de Yahoo. Es decir, que llegado un momento Yahoo pasaría a ser, casi exclusivamente, un enorme contenedor de acciones de Alibaba (muy rentables, al menos de momento), y todo lo que en su día fue Yahoo, junto con lo que aspira a ser en el futuro, pasarían a una nueva empresa.

Esto es, sin duda, un varapalo para Mayer, para su equipo y para los profesionales que llevan años trabajando en la operación. Sin embargo, en este caso decepción no es sinónimo de sorpresa. En una entrevista concedida a Forbes, el CFO (chief financial officer, el máximo responsable de las finanzas de la empresa) de Yahoo, Ken Goldman, ha afirmado que, al final, el objetivo que persiguen es separar los activos de Alibaba del resto de actividades de la empresa, ya sea de una manera o de otra. Y con respecto al cambio de planes, sus palabras no podrían ser más claras: –Siempre supimos que existía esta alternativa–.

¿Y ahora qué pasará con Yahoo?

Esa es la gran pregunta que se está haciendo ahora mismo todo el mundo: mercados, inversores, trabajadores, periodistas… ¿cuál es el futuro para la que, en otro tiempo, fuera una de las empresas más importantes de Internet? Vayamos por partes:

Spin-off: a día de hoy el escenario más probable (aunque no seguro, la experiencia ya nos ha enseñado a no dar nada por seguro hasta que no se haya completado) es que, finalmente, Yahoo se convierta en un contenedor de acciones de Alibaba (y quizá también de su participación en Yahoo! Japón), y que el resto de activos sean segregados a una nueva empresa. Esta operación, no obstante, llevará tiempo para materializarse, primero por todo el “trabajo legal” que hay que llevar a cabo (similar al que se ha estado efectuando hasta ahora en sentido contrario, para desagregar Alibaba). Pero segundo, y quizá incluso más importante, porque seguramente este sea el mejor momento para plantearse una limpieza.

Recortes y bajas: no todos los que han iniciado el viaje llegarán hasta el final. Es sabido que Mayer lleva meses trabajando con la consultora McKinsey en una búsqueda de beneficios y cash flow, y eso sólo se consigue mejorando la rentabilidad de la empresa, ergo, se avecina una poda de ramas secas en Yahoo. Pero no es sólo eso. Además, parte del talento que Mayer ha atraído (o comprado) estos años está abandonando la empresa estos últimos meses. Y esto ocurre en todos los estamentos: miembros del equipo directivo, responsables de producto, ingenieros… todo tipo de empleados. Y dada la situación actual, lo más probable es que esa fuga de talento no se detenga. Más bien al contrario, seguramente se verá intensificada.

Esto, además, redundará en que determinados productos y servicios desaparezcan. Todavía no es posible saber cuales, pero en los próximos meses seguramente tendremos bastantes noticias al respecto. De momento, el escenario más previsible, y hacia el que apunta Forbes es que el núcleo de actividad (el que saldría de la compañía al nuevo spin-off) reduzca significativamente su apuesta por los contenidos, de los que sólo seguirían potenciando Yahoo Deportes y Yahoo Finanzas, centrando su esfuerzo en el nuevo sistema de búsquedas en el que ya llevan tiempo trabajando (y especialmente en hacerlo llegar en las mejores condiciones posibles a las plataformas móviles), así como sus unidades de negocio internacionales (si bien buena parte de estas ya han experimentado o van a experimentar fuertes recortes). Tumblr (y quizá Flickr, pese a la reciente salida del mismo de Bernardo Hernández) y sus operaciones con Google y Microsoft en el campo de las búsquedas, también serían parte de la nueva compañía.

Compras: Aunque, de momento, los planes son mantener el core de Yahoo en el spin-off, no es descabellado pensar que algunos inversores puedan interesarse en adquirir parte del mismo (o, quien sabe, puede que incluso su totalidad). Dada su situación, no cabe esperar que Yahoo venda sus activos a precio de saldo (y no debería hacerlo), pero puede ser un buen momento para un buen acuerdo. A principios de año uno de los predecesores de Marissa Mayer como CEO, Ross Levinsohn, alentó ni más ni menos que a Twitter a que comprara Yahoo. ¿Una idea descabellada o una idea brillante? Puede que un poco de cada cosa, especialmente ahora que sabemos que la empresa de Jack Dorsey está, también, haciendo esfuerzos por centrar el tiro en lo que se refiere a sus actividades. Pero quien dice Twitter, dice cualquier otra gran empresa de Internet que se pueda interesar por todo lo que tiene Yahoo.

Marissa Mayer: Esta es una pregunta que nos hacemos muchos, ¿qué va a pasar con la CEO que ha intentado cambiar Yahoo? La ex de Google lleva ya mucho tiempo (prácticamente desde su llegada a la dirección del grupo) intentando reinventar Yahoo. Su primer paso fue comprar talento, adquiriendo startups que le interesaban no tanto por sus productos como por los profesionales que trabajaban en ellas. Después pensó que el futuro de la empresa podía estar en los contenidos, en la información, momento en que empezó a contratar algunos periodistas de primera línea, así como a buscar acuerdos con medios de comunicación de todo el mundo para integrar sus contenidos en Yahoo. Y lo último que hemos sabido es que, desde hace ya bastante tiempo, hay un equipo trabajando en crear una nueva herramienta de búsquedas, que heredaría parte del sistema de clasificación por directorios (precisamente el glorioso origen de la compañía) con el que pretende dar una nueva vuelta de tuerca al mundo de las búsquedas en Internet.

Ahora, con el varapalo a su apuesta por mantener Yahoo como una compañía innovadora en Internet, no como un contenedor de acciones de Alibaba, todos los planes de Mayer quedan en el aire… exactamente igual que su futuro en la compañía. Hace semanas que analistas y periodistas se cuestionan su continuidad, y ahora que el futuro de la empresa parece ir en la dirección opuesta al que ella deseaba, las dudas se intensifican.

Así, ¿quién sabe? Puede que estemos viviendo los últimos días de Yahoo (como lo que fue en su día, se entiende), los últimos días de Marissa Mayer al frente de la misma o ambas cosas. Claro, que ya lo comentábamos antes, también puede que la situación se resuelva de alguna manera totalmente inesperada. No sería la primera vez, ¿verdad?

Imagen: Jolie O’Dell

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!