Conecta con nosotros

Noticias

¿Qué pasará con Dell y EMC en 2016?

Publicado el

dell-vendera-activos-emc

El pasado otoño Dell sorprendió a propios y extraños con una astronómica oferta de compra por EMC que todavía no se ha completado. Nada más que 65.000 millones de dólares pagará Dell por la empresa, para lo que tendrá que afrontar incluso la venta de algunos de sus activos. Y satisfacer además a los accionistas de EMC y VMware, no demasiado conformes con algunas decisiones y puntos del acuerdo de compra.

Pero no son las únicas trabas que va a encontrar Dell hasta que logre hacerse con EMC. Aparte de los problemas y dudas que pueden surgir en cualquier operación de esta envergadura, su CEO, Michael Dell debe, además de estar él mismo convencido del porqué de la compra, convencer a todos de sus razones, tal como recoge Re/Code. Con la compra de EMC, el CEO de Dell, completaría el proceso que inició en 2013, cuando se unió a Silver Lake para convertir de nuevo a esta en una empresa privada. Por aquel entonces, su plan ya era liberar a la empresa de su dependencia del mercado de los ordenadores personales y diversificar adentrándose en otros mercados, como el desarrollo de dispositivos de almacenamiento de datos.

Pero a pesar de que han pasado ya dos años desde entonces, el plan no se ha hecho todavía realidad, puesto que la ventas de PCs suponen todavía dos tercios de los ingresos de la empresa. Con la incorporación de EMC a la empresa, Michael Dell tendría por fin la compañía que desea. Pero es más complicado de lo que parece. En principio, ambas compañías propusieron pedir un préstamo de 50.000 millones para ofrecer a los accionistas de EMC algo más de 24 dólares en metálico por cada acción. Después decidieron emitir unas nuevas acciones de trazado de las operaciones de VMware para completar el resto del dinero de la oferta. Pero a los accionistas no les convenció del todo la operación, como hemos mencionado, y votaron en contra de algunos términos del acuerdo. No les quedaba todo claro, y les molestó la creación de una empresa mixta con VMware llamada Virtustream, lo que ha hecho caer las acciones de la primera.

Mientras tanto, Dell ha puesto a la venta varios activos para reducir su deuda. Entre ellos, Perot Systems y Quest Software. Con este movimiento, que la compañía espera que continúe durante la primera mitad del año, la compañía espera reunir 10.000 millones. Pero a Dell le esperan más obstáculos. El principal es el examen de las autoridades reguladores de Estados Unidos, la Unión Europea y China. En principio, no tiene por qué haber problemas para que los tres den su visto bueno a cambio de algunas ligeras modificaciones en el acuerdo, puesto que los productos de Dell y EMC no coinciden casi.

Por otro lado, en Dell deben tener cuidado con uno de los accionistas de EMC, Elliott Management, que posee el 2 por ciento de la compañía. Hasta ahora cuentan con sus apoyo para comprar EMC, pero si ese apoyo se retira por cualquier motivo, la operación podría complicarse. Pero si nada cambia, no parece que la operación corra peligro. Y si se materializa por fin esta primavera, como Dell quiere, tendrá que plantearse otro escenario: cómo hacer que la gigantesca máquina resultante de la compra funcione.

 

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!