Conecta con nosotros

Noticias

¿Para qué quiere Spotify mil millones de dólares?

Publicado el

Spotify

Si echamos la vista atrás, hace sólo unos años servicios como Spotify eran difíciles de imaginar. Y no lo digo tanto por las infraestructuras de red, que era evidente que evolucionarían para ofrecer velocidades más altas que permitieran el consumo de contenidos bajo demanda, sino porque se trataba de un modelo de negocio que apostaba por el pago por acceder a contenidos, algo que no parecía que tuviera demasiado encaje en la mentalidad del internauta estándar. Sin embargo, aquí estamos, en un 2016 en el que Netflix ya es una realidad en España, Wuaki ya lleva una larga temporada con un servicio muy consolidado y Yomvi ha recibido un fuerte empujón con la compra de Canal+ por parte de Telefónica. Y en cuanto al streaming de música, este promete ser el año de la gran guerra en la que se enfrentarán el actual rey, Spotify, con el aspirante que pretende destronarlo, Apple Music.

Y es sólo en ese contexto, en el de la guerra que se avecina, se entiende el movimiento llevado a cabo por la compañía sueca, que en un inesperado movimiento, ha obtenido 1.000 millones de dólares de un grupo de inversores formado por TPG, Dragonner y varios clientes de Goldman Sasch, según informa TechCrunch. La operación resulta sorprendente por varios aspectos, si bien radica precisamente en ellos la posible explicación de la misma. El primer aspecto es que, actualmente, la empresa cuenta con liquidez. Según fuentes citadas en el artículo de TchCrunch, sus reservas son de aproximadamente 500 millones de dólares, por lo que no parece necesitar liquidez adicional para mantenerse en su situación actual.

Por otra parte no ha sido una ronda de financiación al uso, es decir, en la que los inversores adquieren un porcentaje de participación en la empresa a cambio de su dinero. En este caso la operación se asemeja más a un préstamo, en el que la empresa se compromete a devolver el dinero con un interés anual del 5%, que se incrementará un 1% cada seis meses hasta alcanzar un máximo del 10%. Pero lo más llamativo no es eso, sino que además se concede a los inversores la posibilidad de convertir la deuda en acciones de la empresa en el caso de una hipotética salida a bolsa de la misma, con un 20% de descuento sobre su precio de salida. Es decir, que si las acciones salen a un precio de 20 euros, los inversores podrán convertir la deuda en títulos, que “pagarán” a 16 euros cada uno, unas condiciones más que ventajosas, y que en caso de salida a bolsa por un precio bajo, podría hacer que los actuales propietarios de Spotify perdieran gran parte del control de la compañía, que pasaría a ser de los nuevos inversores. Pero es que, además, el descuento se irá incrementando en saltos de 2,5% cada seis meses.

Así, si la empresa no tiene necesidad inmediata de liquidez para mantener sus operaciones, y pese a ello se ha endeudado por mil millones de dólares con unas condiciones como las que te acabo de contar, la pregunta lógica es: ¿por qué? ¿Para qué quiere/necesita ese dinero? Y, en segundo lugar, ¿cuáles son sus planes y expectativas con respecto a una futura salida a bolsa? En respuesta a la segunda pregunta, cabe suponer que la empresa no tardará en dar los primeros pasos para ser cotizada, y que esperan que el precio fijado por acción en su salida a bolsa sea más bien alto. Claro, que eso está relacionado con lo primero, ¿para qué quiere Spotify tanto dinero? Sin duda se plantean dar un gran salto antes de esa hipotética oferta pública de compra, un salto que haga crecer la valoración de la compañía muy por encima de sus valores actuales.

Algunos analistas hablan de un plan de expansión geográfica, de abarcar más países, pero los tiros no parecen ir por ahí. Otra posibilidad, esta bastante más interesante, es que se esté planteando saltar al mercado del vídeo, a ofrecer vídeo a la carta. En este caso tendría que hacer una inversión importante, lo que cuadra más con la necesidad de obtener financiación. Pero, sin duda, al menos parte de esos fondos irán dedicados, sin duda, a todo tipo de acciones relacionadas con el enfrentamiento comercial con Apple Music, que es donde la empresa se juega su futuro. A este respecto, no sería de extrañar que en poco tiempo sepamos de adquisiciones de servicios relacionados (aunque no similares) con los que Spotify podría reforzar su servicio y ganar en interés para muchos usuarios.

Uno de los nombres que más se mencionan al respecto es el veterano servicio de radio online Pandora, que no está pasando por sus mejores tiempos. Su servicio de listas de reproducción es, con los años, de lo mejor que he probado, y su integración en Spotify sería un gran acierto. Pero esta es sólo una de muchas posibilidades, de lo que no cabe duda es de que ahora Spotify ya cuenta con el dinero necesario para dar un importante salto evolutivo, un salto que estoy deseando ver.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!