Conecta con nosotros

Noticias

Un nuevo estudio relaciona el cáncer y el uso de móviles

Publicado el

Hay polémicas que, tras su boom inicial, parecen desaparecer, pero que en realidad se encuentran en estado silente, a la espera del mejor momento para volver a hacer acto de presencia. Y en este caso, hablamos de una de las polémicas recientes y relacionadas con la tecnología que más vueltas y dolores de cabeza han dado a muchísimas personas. Hablo, claro, de la supuesta relación entre los teléfonos móviles y el cáncer, y que según informa Cnet, vuelve a la primera línea tras la publicación de un estudio que vuelve a relacionar estos dispositivos con el desarrollo de determinado tipo de tumores.

El estudio, realizado a instancia del gobierno federal de Estados Unidos y publicado por el U.S. National Toxicology Program, ha comprobado a lo largo de varios años el posible enlace entre la emisión y recepción de señales por los dispositivos, en pruebas realizadas en ratas de laboratorio. Para tal fin, ha comprobado además si se producían diferencias según la longitud de onda de las distintas bandas empleadas en las redes de telefonía móvil del país.

En la prueba, distintos grupos de ratas fueron expuestas a diferentes intensidades de señales de radiofrecuencia, y algunos de los ejemplares macho desarrollaron principios de dos tipos de tumores: varios de los animales en el cerebro y uno de ellos en el corazón. Y, a mayor nivel de exposición a las emisiones recibidas, se incrementó la tasa de ratas afectadas por el cáncer, lo que sí que parece apuntar a una relación directa.

No obstante, lo primero que hay que recordar es que, hasta que no se ha comprobado por completo, correlación no implica causalidad, y aunque en este caso el principio de parsimonia parezca apuntar en esa dirección, hay que tener en cuenta otros muchos factores que pueden estar relacionados con el desarrollo de los tumores. Dicho en otras palabras, y como ocurre siempre con estos informes y estudios, lo más sensato no es llevarse las manos a la cabeza, tirar el móvil a la basura y salir a la calle con un casco a prueba de radiación electromagnética (una jaula de Faraday para la cabeza, vaya). Y es que, por cada informe en este sentido, existe otro que afirma justo lo contrario. Sí que es cierto que, aunque ahora echemos la vista atrás y nos parezca que hemos tenido móvil toda la vida, en realidad se trata de dispositivos y tecnologías relativamente recientes, y que es ahora cuando se podrán empezar a ver resultados de pruebas realizadas a medio y largo plazo, que nos permitan despejar de una vez, y de manera definitiva, la duda.

Sí que es cierto que, en este caso, las conclusiones del estudio apuntan en algunas direcciones sobre las que la comunidad científica (parte de ella, para ser más exactos) se ha pronunciado con anterioridad. Pero incluso teniendo en cuenta esto, lo cierto es que hay todavía varios pasos para establecer un nexo entre las mismas y el desarrollo de cáncer. Es decir, que de momento puedes seguir empleando tu móvil con normalidad y, eso sí, si este riesgo es algo que te preocupa… quizá sea buen momento para empezar a utilizar unos auriculares con función de manos libres.

 

Imagen: Tim Parkinson

 

 

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!