Conecta con nosotros

Noticias

Reino Unido incrementará la presión a las tecnológicas

Publicado el

Reino Unido

El auge del terrorismo islámico ha traído, de la mano, la preocupación de los gobiernos y sus servicios de seguridad, ya que no solo se enfrentan a un nuevo y letal enemigo, sino que además éste sabe cómo sacar el máximo partido a todo lo que las nuevas tecnologías han puesto al alcance de la sociedad. Lejos quedan ya los tiempos en los que el proselitismo, la captación y la organización de acciones terroristas se realizaban en ámbitos muy cerrados y concretos, esta nueva forma de terror no duda en recurrir a las redes sociales para intentar difundir su mensaje e Internet ganar adeptos, algo inimaginable con el terrorismo que hemos conocido hasta ahora.

Esta situación, junto con las políticas de protección de los datos de sus clientes que ofrecen muchas empresas, dificulta sustancialmente las persecución de las actividades de estos grupos, y ha abierto un debate que ya lleva algunos años sobre la mesa, sin que de momento se haya conseguido avanzar en la resolución del dilema que plantea: ¿seguridad o privacidad? En MuyComputerPro ya hemos abordado este asunto en varias ocasiones, contraponiendo las opiniones de las entidades públicas, que anteponen la seguridad, con las de las empresas que recalcan los riesgos de la pérdida de la privacidad, la creación de puertas traseras para su empleo por las agencias de seguridad, etcétera.

Y hoy hemos sabido, por la Agencia Reuters, que el gobierno de Reino Unido, todavía conmocionado por el atentado de la semana pasada en Liverpool, está estudiando tomar distintas medidas para presionar a las tecnologías a tomar más acciones encaminadas a perseguir y eliminar el contenido extremista de Internet, algo que fue anunciado por Ben Wallace,  Ministro de Seguridad del ejecutivo de la isla.

En sus declaraciones a la BBC, el político afirmó que están observando las medidas tomadas por otros estados, y citó como ejemplo a Alemania, que se está planteando imponer multas a las empresas cuyas plataformas y servicios sean empleados para difundir este tipo de mensajes de odio. Sin embargo, no se muestra totalmente convencido de que ese sistema vaya a funcionar, y afirma que están estudiando todos los tipos de acciones que puedan llevar a cabo para lograr su objetivo. Sin mencionar nombres, también dijo que hay compañías que están colaborando activamente, pero que con otras está resultando más difícil.

No es la primera vez que el gobierno británico expresa sus quejas a este respecto, usa has criticado anteriormente que algunas empresas no hacen “lo suficiente” para evitar tanto puede difusión de ideología extremista, como para impedir que sus servicios sean utilizados para mantener comunicaciones potencialmente peligrosas. Para el ministro, “las compañías ya disponen de la tecnología y el conocimiento necesarios para modificar los algoritmos que emplean“.

 

Imagen: Martin Abegglen

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!