Conecta con nosotros

Noticias

Qualcomm vuelve a pedir que se prohíban ciertos productos de Apple

Publicado el

Problems

Lejos de relajarse, las tensiones entre Qualcomm y Apple acaban de recrudecerse. Como respuesta a la demanda que los de Cupertino presentaron contra la compañía de chips hace ya varios meses por un uso ilícito de sus cuotas de licencias móviles, a la que Qualcomm respondió en su momento, Apple ya tiene una nueva demanda de Qualcomm en su contra. Esta vez, por infringir seis patentes en el desarrollo del iPhone y del iPad.

Como consecuencia, según Reuters, Qualcomm va a solicitar a la Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos que prohíba a Apple la venta en Estados Unidos de algunos modelos de iPhone y iPad, así como su importación al país. En concreto, de los que integran chips de Intel. Además de esta petición, como hemos comentado, Qualcomm ha puesto una demanda ante un tribunal de California contra Apple, en la que le pide una compensación monetaria.

En esta demanda, la compañía californiana de chips, que también vende sus productos a Apple, detalla que las seis patentes en cuestión ayudan a los dispositivos a conseguir un rendimiento óptimo sin gastar su batería en exceso. Y en la petición a la Comisión de Comercio, Qualcomm pide literalmente que prohiba “los iPhones que utilizan procesadores móviles de banda base que no sean los suministrados por los socios de Qualcomm“.

La empresa no hace, por tanto, una referencia explícita a Intel, que comenzó a suministrar chips a Apple desde que empezó a fabricarse el iPhone 7. Tampoco ha manifestado cuáles son los chips de Intel que violan sus patentes. En vez de eso, lo que Qualcomm alega es que lo que las infringe es la manera en que Apple las ha implementado en el iPhone. Apple no ha querido hacer comentarios al respecto, y únicamente ha apuntado a sus declaraciones de hace unos meses sobre la disputa que mantiene con la empresa, cuando la acusó de imponer una especie de impuesto en los dispositivos que fabrican los de Cupertino a base de tener que emplear chips de Qualcomm.

Las tensiones entre las dos empresas, como comentamos al principio, llevan tiempo al alza, y entre otros motivos, se deben a la práctica de Qualcomm de pedir un porcentaje de cada teléfono que vende Apple con sus chips. Estas tiranteces explotaron el pasado mes de enero, cuando la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos puso una demanda contra Qualcomm y la acusó del uso de tácticas anticompetitivas para mantener su monopolio en la venta de un chip clave que llevan los móviles.

En concreto, la FTC alegó que utilizaba su posición dominante como suministrador de determinados chips para imponer términos abusivos de licencia para ellos a los fabricantes de smartphones, con la intención de debilitar a su competencia. Varios días después, Apple demandó a Qualcomm y solicitó que la compañía le pagase 1.000 millones por haberle cobrado de más por los chips, entre otras cosas.

Es poco probable que esta demanda afecte a Apple a corto plazo, si es que llega a afectarle. Tampoco le añade presión a corto plazo. Según Stacy Rasgon, analista de Bernstein, los casos que lleva la comisión ante la que Qualcomm ha denunciado a Apple tardan aproximadamente 16 meses en solucionarse. Por lo tanto, es poco probable que su resolución afecte al décimo aniversario del iPhone, que se celebrará en otoño.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!