22 de enero de 2018

MuyComputerPRO

Tesla sufre las mayores pérdidas trimestrales de su historia

Tesla sufre las mayores pérdidas trimestrales de su historia

Tesla sufre las mayores pérdidas trimestrales de su historia
noviembre 02
12:00 2017

Tesla acaba de presentar sus resultados trimestrales, que ponen de manifiesto las dificultades que está pasando por los retrasos en la producción de su nuevo Model 3, que han llevado a cancelaciones de reservas del coche. De hecho, durante la presentación, la empresa no solo redujo su objetivo de producción retrasándolo tres meses, sino que además, según Reuters, sus representantes han confirmado que es complicado predecir una fecha para que los cuellos de botella que se están registrando en la producción desaparezcan. Como consecuencia, en Tesla esperan llegar a producir 5.000 unidades del Model 3 por semana durante el primer trimestre de 2018, y no en el último trimestre de 2017 como tenían planeado. Hasta ahora solo han construido 260 vehículos, en vez de los más de 1.500 que planeaban.

Al parecer, el principal problema está en la línea de ensamblaje de baterías, en la Gigafactoría de Nevada. Esto ha desembocado en un rediseño completo de parte del proceso de producción de baterías. Al parecer, ya está solucionado, según ha manifestado Elon Musk, que ha admitido que hace unas semanas estaba muy preocupado por el problema, pero que ya lo tienen encarrillado. Eso sí, también ha confirmado que solucionarlo llevará unos cuantos meses más de lo esperado.

Además, entre julio y septiembre, la empresa ha registrado las mayores pérdidas de su historia. Nada menos que 619,4 millones de dólares de pérdidas netas. Esta cifra contrasta con las registradas durante el mismo periodo del año anterior, cuando tuvo unos beneficios de 21,9 millones de dólares. Eso sí, sus ingresos aumentaron un 30%, hasta llegar a los 2.980 millones de dólares. En otro orden de cosas, la compañía tiene previstos unos gastos de 1.000 millones de dólares durante el cuarto trimestre de 2017, aproximadamente lo mismo que se ha gastado el trimestre pasado: 1.100 millones. En consecuencia, los gastos previstos por la empresa para la segunda mitad del año están en línea con lo previsto.

Los problemas derivados de los retrasos del Model 3, junto con la posible apertura de una fábrica en China, podrían provocar algún que otro problema de liquidez a Tesla. A esto pueden contribuir también sus planes para lanzar un camión eléctrico de gran tonelaje. Musk no parece preocupado por ello. No espera ningún gasto de capital significativo en China hasta 2019, y tiene pensado que la fábrica produzca un mínimo de 2.000 vehículos eléctricos al año, destinados al mercado chino. Además, las reservas de dinero en metálico de la empresa han aumentado hasta los 3.530 millones de dólares, desde los 3.040 que tenía cuando terminó el segundo trimestre del año. En agosto consiguió 1.800 millones gracias a la venta de deuda, y también gastó 325 millones en la devolución de un crédito.

La gran necesidad que Tesla tiene de contar con dinero en efectivo es mayor debido a la insistencia de Musk en la integración vertical. El CEO de la empresa insiste en fabricar sus propias baterías, e incluso en vender los coches directamente a los clientes. Es el principal impedimento para que la compañía no esté ni de lejos próxima a su objetivo de construir medio millón de vehículos al año, y que pretendía alcanzar el año que viene. El mes pasado, Tesla confirmó que había  terminado 26.150 vehículos en el tercer trimestre, sólo un 4,5% más que durante el mismo periodo de 2016. La suma de todos estos factores ha hecho que las acciones de la compañía bajasen un 5% después de comunicar sus resultados.

Categorías
Share

About Author

Fernanda Ortiz

Fernanda Ortiz

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!