Conecta con nosotros

A Fondo

HP ZBook 15u G4, análisis

Publicado el

Las estaciones de trabajo portátiles constituyen un producto muy especializado y orientado a un nicho de usuarios muy concreto: aquellos que necesitan un equipo capaz de ejecutar aplicaciones muy exigentes con el hardware y, al mismo tiempo, necesitan cierto grado de movilidad. La serie ZBook de HP lleva años marcando la pauta en términos de calidad y prestaciones, así que nos hemos decidido a probar durante unas semanas su modelo de entrada y compartir nuestras impresiones.

Lo primero que llama la atención de la nueva HP ZBook 15u G4 es su peso, apenas 1,8 kilos para un formato de 15 pulgadas de diagonal. Con un grosor máximo de 19,9 mm. no estamos ante la clásica estación de trabajo más transportable que portátil, sino ante un equipo que se puede llevar perfectamente en una mochila o maletín de tamaño estándar.

El diseño del equipo es clásico, sin estridencias pero intentando huir de la excesiva sobriedad que suele acompañar a estas propuestas. Los materiales son de excelente calidad y detalles como la construcción de las bisagras o la zona de puertos están especialmente bien terminadas.

El Zbook está repleto de detalles que gustarán a los usuarios profesionales como los cuatro botones del touchpad, el pequeño trackpoint (muy similar a los míticos que incoporaba IBM y ahora Lenovo en sus ThinkPad). La conectividad es excelente y el ecosistema de accesorios muy completo, algo que suma en entorno corporativo.

Tampoco hay fisuras en el terreno de la seguridad: HP ha trabajado mucho estos años para ofrecer una solución que combina protección a nivel hardware con software: recursos como HP Sure View, para evitar el hackeo visual, HP Sure Click, para navegación web o HP Sure Start, que ofrece una barrera a nivel BIOS son buenos ejemplos. El lector interesado encontrarán más información en esta web.

Antes de continuar, echemos un vistazo a la hoja de especificaciones del modelo que hemos probado:

  • Procesador Intel Core i7-7600U
  • GPU integrada Intel HD 620
  • GPU dedicada AMD FirePro W4190M
  • 256 Gbytes SSD (HP Z Turbo Drive G2)
  • 16 Gbytes de RAM DDR4 2133 MHz
  • Teclado retroiluminado resistente a líquidos
  • SD, VGA, USB 3.1 x 1, USB 3.0 x 1, DisplayPort, Combo audio, RJ-45
  • 383,3 x 257,7 x 19,9 mm
  • Windows 10 Pro 64

A diferencia de los ZBook Studio, el ZBook 15u apuesta por un procesador Intel de ultra-bajo consumo que sacrifica rendimiento en favor de menos consumo, más autonomía y un precio considerablemente más bajo. En cualquier caso, la combinación de esta CPU con 16 Gbytes de RAM y la solución gráfica de AMD da como resultado una máquina que se mueve bien en cualquier escenario, excluyendo quizás software muy específico que no solo sea capaz de aprovechar un procesador rápido, sino una arquitectura de cuatro núcleos.

Utilizando PCMark 8, software de referencia a la hora de evaluar el rendimiento general de un equipo, la solución de HP se desmarca de la competencia con 5050 puntos. Esto la posiciona por encima de equipos como la última iteración del MacBook Pro de Apple, del Dell Precision 5520 UHD o de uno de sus grandes competidores naturales, el Lenovo ThinkPad P51s.

La AMD FirePro W4190M incorporada, aunque solvente, es ya algo veterana y ha sido superada por otras soluciones tanto de la propia AMD como de NVIDIA. Es lógico que el fabricante la incluya con vistas a mantener el precio final del equipo bajo control y su rendimiento es notable, pero también que los usuarios más exigentes deberían considerar el Studio G4, por ejemplo, que es muy superior. A continuación, los resultados de algunas de las pruebas que hemos realizado:

  • Cinebech R15 (single, 64 bit) – 172 puntos
  • Cinebech R15 (multi, 64 bit) – 344 puntos
  • PCMark Work Score – 5101 puntos
  • PCMark Home Score – 4302 puntos
  • 3D Mark 11 Performance – 2623 puntos
  • 3D Mark 11 Standard – 7842 puntos
  • 3D Mark 11 Fire Strike – 1711 puntos

El equipo incopora un SSD firmado por Samsung de alto rendimiento, muy superior al de cualquier unidad orientada al mercado de consumo e incluso muchos portátiles considerados profesionales. Esto tiene una gran incidencia en el funcionamiento general del equipo y se nota especialmente cuando accedemos a carpetas enormes repletas de cientos de archivos o en software que necesita un acceso rápido a las unidades de almacenamiento.

Medimos su rendimiento con CrystalDiskMark 3.0 con unos resultados excepcionales:

  • Lectura 2.062 MB/s – Escritura 1.620 MB/s (secuencial)
  • Lectura 409 MB/s – Escritura 1492 MB/s (512K)
  • Lectura 55 MB/s – Escritura 154 MB/s (4K)

Consumo, refrigeración y ruido

La apuesta por un procesador de la serie U tiene ventajas evidentes en todo relacionado con la autonomía, especialemente en escenarios donde podamos sacar partido de los modos de ahorro. No optar por una pantalla 4K (se queda en FullHD) también nos parece un acierto hablando de este tipo de equipos, que siempre pueden acabar conectados a un monitor de gran diagonal en caso necesario.

En nuestras pruebas conseguimos superar sin problemas las 8 horas de uso normal, con WiFi activado. Con modos ahorro es posible aumentar esta cifra en un par de horas. Obviamente, estas métricas disminuyen mucho cuando exigimos potencia al equipo y con uso intensivo tendremos que llevar el cargador en la mochila porque resulta complicado superar las 3 horas de autonomía.

En términos de ruido y refrigeración (conceptos siempre relacionados hablando de máquinas portátiles), este Zbook ha resultado ser una grata sorpresa. El ventilador es un acompañante discreto y solo se pone en marcha en caso realmente necesario. Las temperaturas, por su parte, se mantienen siempre bajo control y especialmente en la zona del teclado, aunque tras una sesión de pruebas es fácil notar la zona por encima del altavoz muy caliente.

Conclusiones

El HP ZBook 15u G4 se sale del concepto workstation clásico y busca acercarse a aquellos que necesitan un equipo potente, seguro y diseñado para uso profesional, pero a los que no les importa renunciar a algo de potencia con tal de contar con las ventajas de un portátil ligero.

Su rendimiento es correcto, aunque veremos un salto de calidad importante en 2018 con la llegada de la nueva generación Kaby Lake de bajo consumo y cuatro núcleos. Además, como ya hemos comentado, la GPU es solvente, pero probablemente algunos usuarios necesiten más. A ellos les conviene dar el salto a la serie Studio (a cambio de renunciar a cierto grado de portabilidad o autonomía) o bien esperar a una futura iteración.

En el lado positivo, nos convence el diseño, las construcción, la calidad de la pantalla y su excelente conectividad. A mejorar, debe actualizar la GPU a un modelo más moderno y nos hubiera gustado ver un conector Thunderbolt 3, cada vez más usado en escenarios corporativos.

En cualquier caso una propuesta diferente, que amplia el catálogo de la compañía y ofrece a los decisores de compra una opción entre las workstation clásicas y los portátiles profesionales de gama alta, intentando aunar lo mejor de los dos mundos.

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!