Conecta con nosotros

Noticias

Estados Unidos suspende temporalmente los aranceles a los productos de China

Publicado el

Estados Unidos suspende temporalmente los aranceles a los productos de China

Después de unas semanas transcurridas entre fuertes enfrentamientos, las administraciones de Estados Unidos y China han llegado finalmente a un acuerdo que, según el New York Times, permite suspender, al menos durante un tiempo, la guerra comercial en la que se habían enzarzado. Así, al menos temporalmente, Estados Unidos ha confirmado que suspende temporalmente los aranceles de 150.000 millones de dólares que había anunciado sobre los productos procedentes de China.

La noticia llega después de dos días de negociaciones, en los que entre otras medidas, China se ha comprometido a aumentar significativamente la compra de productos procedentes de Estados Unidos. Así lo ha confirmado el Secretario de Estado de EEUU, Steven Mnuchin, que ha comentado que van a “poner la guerra comercial en suspenso“. Por tanto, han acortado “poner los aranceles en suspenso mientras intentamos ejecutar el acuerdo“. Eso sí, ha recordado que pueden imponer de nuevo los aranceles si China no cumple lo prometido.

Hace unas semanas, el Presidente Trump amenazó con imponer los aranceles mencionados a las importaciones de China para castigar al país por, presuntamente, violar la propiedad intelectual estadounidense, así como por prácticas comerciales injustas. China amenazó entonces con imponer aranceles a cualquier cosa que viniese desde Estados Unidos, desde la soja a los aviones, pasando por los productos y componentes tecnológicos.

Sin duda, esta decisión será un alivio para no pocos inversores, ante una situación que amenazaba con afectar gravemente al comercio entre ambos países, y salpicar además a otras zonas. Pero no aleja los temores por completo. Todavía faltan muchos detalles por decidir de cara a una suspensión definitiva de los aranceles. Tampoco está claro cómo va a afectar a las importaciones de productos tecnológicos. Y se desconoce si la mejora en las relaciones comerciales en los países influirá en la presión de la Administración Trump a operadoras y cadenas de distribución para suspender la venta de productos de Huawei y ZTE.

Por ahora, ZTE no se libra del castigo

Sucede lo mismo con la prohibición impuesta por Estados Unidos a las empresas estadounidenses de vender componentes durante siete años a ZTE, impuesta por saltarse las sanciones impuestas por el país a Irán y Corea del Norte, y por posteriormente no poner en marcha las medidas prometidas cuando se descubrió que se las estaba saltando.

Al parecer, el Presidente Trump insinuó la semana pasada en Twitter que podría reconsiderar el castigo impuesto a esta compañía a cambio de determinadas concesiones comerciales. En este punto, las sanciones impuestas a ZTE han sido la principal razón para que las negociaciones para poner fin a la guerra comercial entre China y Estados Unidos no haya prosperado más de lo que ya lo ha hecho.

El Secretario de Estado Mnuchin se ha referido expresamente a este asunto cuando ha confirmado el levantamiento temporal de los aranceles a los productos chinos, y ha comentado que, al menos en la actualidad, Estados Unidos no está dispuesto a revisar las sanciones impuestas a ZTE. Pero se desconoce si la consecución de un acuerdo comercial influirá finalmente en el castigo a ZTE. Eso sí, el Presidente de China, Xi Jinping, ya ha pedido a Trump que valore ofrecer algún alivio a la compañía. Mnuchin ha querido dejar claro que la Administración Trump no se lo va a poner fácil a ZTE en estas negociaciones.

Ambos países han elaborado una declaración conjunta en la que anuncian la suspensión, pero dan muy pocos detalles sobre lo que se ha acordado, aparte de anunciar que habrá otra ronda de negociaciones, esta vez en China. Al parecer, China se ha comprometido a aumentar sus compras de productos estadounidenses (aunque finalmente no ha concretado cuánto), además de poner en marcha diversos cambios estructurales centrados en la protección de la tecnología procedente de Estados Unidos. También facilitará a las empresas estadounidenses la posibilidad de competir en China. Por ejemplo, mediante bajadas de impuestos.

Según Mnuchin, los acuerdos de aumento de compra de productos estadounidenses que hará China responden a objetivos muy específicos y varían en función del sector. Según ha sugerido, por ejemplo, el aumento de la compra de productos agrícolas estadounidenses que llevarían a cabo en el país oriental estaría entre el 35% y el 45% sólo este año. Además, la adquisición de productos relacionados con la energía aumentarían de aquí a entre tres y cinco años.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!