Conecta con nosotros

Noticias

El streaming triunfa en los contenidos multimedia, pero no en los videojuegos

Publicado el

La reproducción de contenidos multimedia en streaming ha dejado de ser el futuro y se ha convertido en el futuro de una industria que, con Netflix a la cabeza, mueve miles de millones de dólares al año. Su importancia es tan grande que no ha pasado desapercibida a gigantes del calibre de Apple y Disney, que ya han confirmado abiertamente su intención de hacerse con una parte del suculento mercado que representa.

Es un logro importante. El streaming de contenidos multimedia ha conseguido superar el «estigma» que suponía para el consumidor la idea de propiedad, es decir, de tener una película en su estantería, pero el streaming de videojuegos no está teniendo la misma suerte. No hay duda de que los grandes del sector han apostado a su manera por servicios que permiten jugar a videojuegos en línea, pero su estandarización está todavía muy lejos.

La propia Microsoft lo ha confirmado a través de Phil Spencer. El jefe de la división Xbox ha dicho de forma clara que no tienen pensado lanzar una consola centrada en el streaming de videojuegos, y que Xbox Scarlett será el único sistema que llegará en 2020. En definitiva, piensan centrarse en el concepto tradicional de consola, aunque seguirán ofreciendo Xbox Games Pass, un servicio que ha sido descrito por muchos como «un Netflix de videojuegos», un calificativo llamativo aunque bastante exagerado, ya que el catálogo de juegos que ofrece está muy por debajo del que mantiene dicho servicio de contenidos multimedia en streaming.

El hecho de que Microsoft apuesta por el concepto tradicional de consola, unido a las excelentes ventas que están registrando PS4 y Nintendo Switch, nos permite confirmar que han acertado. El futuro del sector de los videojuegos a corto y medio plazo está perfectamente definido y gira alrededor de la consola y el PC como plataformas en las que ejecutar juegos de forma nativa. Será interesante ver cómo encaja Google Stadia en esta ecuación, ya que se trata de un servicio que apuesta totalmente por la eliminación del hardware para llevar a cabo esa ejecución nativa.

Con Stadia Google no ha querido competir con PS4 y Xbox One, ha querido eliminar directamente la idea de utilizar una consola para jugar, y se ha centrado en el software como pieza central con la que  obtener ingresos. Es un planteamiento muy ambicioso, sobre todo porque pretenden ofrecer juego gratuito en 1080p y 60 FPS, eliminando el coste de hardware y dejando que el jugador asuma únicamente el coste del software.

¿Demostrará Stadia a Microsoft que estaban equivocados y que el presente a corto plazo de la industria pasa por los videojuegos sin consolas? Lo veremos.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!