Conecta con nosotros

Noticias

La tecnología está transformando el coche en un smartphone

Publicado el

Tecnología y motor estaban «condenados» a entenderse, una afirmación que, hoy por hoy, resulta indiscutible. La evolución del coche durante los últimos años ha estado tan marcada por la tecnología que en gran medida se ha convertido en «un smartphone con ruedas». Sé que puede parecer exagerado, pero nada más lejos de la realidad.

Vamos a tomarnos un minuto para ilustrar debidamente esta cuestión. Piensa, por un momento, en el diseño interior que traen los coches actuales. La pantalla táctil se ha convertido en un elemento fundamental y ostenta una posición dominante en el salpicadero. A través de ella podemos controlar numerosos aspectos del coche, conectarnos a Internet e incluso vincular nuestros dispositivos móviles.

La transición que nos ha llevado a asociar la idea de coche y smartphone ha sido muy marcada, y hoy es muy clara. Las funciones que integra un coche a través de su pantalla táctil guardan muchas similitudes con las que podemos encontrar en un smartphone, y esta tendencia irá a más. Los principales fabricantes tienen claro que ofrecer nuevos servicios a través de actualizaciones de software y mediante redes inalámbricas es un paso fundamental para mejorar sus ingresos.

El CES de este año confirmó claramente esta tendencia. Durante el evento celebrado en Las Vegas pudimos ver que el coche del futuro se concibe, a corto plazo, como una máquina conectada que generará ingresos incluso después de salir del concesionario. Esta idea gira alrededor del modelo de «coche como servicio». Sus posibilidades son, según Mark Reuss, CEO de General Motors Co., enormes.

Cuando se vende un vehículo el fabricante puede proporcionar servicios determinados asociados a la electrónica y a las posibilidades multimedia del coche que podrían contribuir, en gran medida, a amortiguar las pérdidas producidas por las caídas a nivel de ventas, y también por los costes derivados de la inversión necesaria para afrontar las nuevas regulaciones de emisiones y medio ambiente.

No se trata de un concepto verdaderamente nuevo, de hecho Tesla lleva aplicándolo a sus coches desde hace años. Por ejemplo, aquellos usuarios que quieran disfrutar del piloto automático en su versión completa en un coche que no lo traiga de casa pueden adquirirlo por 6.000 dólares. Esta función se despliega mediante una actualización de software que el cliente recibe vía OTA.

Los fabricantes lo tienen cada vez más claro, quieren aprovechar el desembarco de la tecnología en el sector del automóvil, y la idea de coche como servicio se está convirtiendo en el gran protagonista. Pantallas, procesadores de alto rendimiento, software de última generación y servicios bajo suscripción son algunas de las claves más importantes del futuro del coche a corto plazo. El final del camino ya lo conocemos, coches totalmente autónomos que nos llevarán de un sitio a otro mientras disfrutamos del camino sin tener que tocar el volante.

Más información: Reuters.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!