Conecta con nosotros

Noticias

El PIB de China sube, pero al ritmo más bajo de los últimos 29 años

Publicado el

China ha cerrado un 2019 para olvidar. La guerra comercial con Estados Unidos le ha pasado factura, y desde luego ha sido todo un toque de atención para un país que, a pesar de su importancia como fabricante de tecnología en general, sigue teniendo una enorme dependencia las grandes empresas estadounidenses.

Durante las diferentes etapas que ha tenido la guerra comercial que han librado ambos países hemos visto situaciones muy incómodas para China, un país que llegó incluso a devaluar el yuan para dar un toque de atención a Estados Unidos, y que ha tenido que aceptar las acusaciones no probadas por parte de la Administración Trump contra Huawei.

MCPRO Recomienda

¿Qué necesita tu empresa tras el COVID-19? ¡Participa en nuestro estudio!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Si echamos un vistazo a los resultados vemos que no son malos, al fin y al cabo el PIB de China creció un 6,1% en 2019, una cifra que, ciertamente, es positiva, pero que comparada con años anteriores pone en evidencia que algo no ha ido del todo bien. Por ejemplo, en 2018 el PIB del país creció un 6,5%, y al echar un vistazo a los resultados de fechas anteriores nos damos cuenta de que es el crecimiento más bajo que ha experimentado China en los últimos 29 años.

No es nada alarmante, pero lo interesante es que, como dijimos, los datos registrados al cierre de 2019 son una llamada de atención a China y a las empresas del país. Su dependencia de Estados Unidos no ha pasado inadvertida para los grandes ejecutivos del país, que han realizado un llamamiento general para potenciar la inversión local y contribuir a reducir, aunque sea de manera parcial, esa dependencia.

El gobierno chino ha hecho una llamada a la tranquilidad al confirmar que los resultados encajan con sus estimaciones, ya que esperaban un crecimiento de entre un 6% y un 6,5%, ¿pero por qué es tan importante lo que ocurra con el PIB y con la economía china en general? Pues muy sencillo, porque dicho país es uno de los motores más importantes cuando hablamos de economía global, lo que significa que si algo va mal en China es muy probable que acabe teniendo un impacto negativo muy importante en otros países.

China y Estados Unidos llevan un tiempo enfrascadas en diferentes negociaciones para poner fin, de forma gradual, a la guerra comercial, así que salvo que los acuerdos adoptados no lleguen a buen puerto (cosa poco probable) deberíamos tener por delante un 2020 relativamente tranquilo. Digo esto porque todavía quedan muchas cuentas pendientes entre ambos países, una de ellas es el veto a Huawei, y la otra la regulación de la propiedad intelectual e industrial.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!