Conecta con nosotros

A Fondo

10 años de Instagram: la red social que cambió la forma de compartir fotografías online

Publicado el

10 años de Instagram: la red social que cambió la forma de compartir fotografías online

Parece que fue ayer cuando Instagram fue lanzado oficialmente, pero acaba de cumplir ya una década. A lo largo de todo ese tiempo ha ido evolucionando a medida que su número de usuarios iba subiendo como la espuma. En su primer día de lanzamiento oficial consiguió 25.000 usuarios, y 10.000 personas descargaron su app solo en unas horas. Hoy ya cuenta con unos 1.000 millones de usuarios activos mensuales. Además, se calcula que cada día la utilizan unos 500 millones de personas. Esto en solo una década, en los que esta sencilla app que nació simplemente como una red social para compartir fotos ha pasado a ser todo un fenómeno social que sirve también como ventana al mundo a celebridades, medios de comunicación e influencers de multitud de sectores.

La plataforma se lanzó oficialmente, en principio solo para iOS, el 6 de octubre de 2010, centrada en la compartición de fotos. Fundada por Kevin Systrom y Mike Krieger, inicialmente se llamaba Burbn, y además de compartir fotos también ofrecía funciones de checkin en sitios en función de la ubicación. Pero sus creadores pronto abandonaron esta última idea. Ya había entonces otra app centrada en los checkins, llamada Foursquare, y decidieron diferenciarse de ella por completo.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Unas semanas después de su lanzamiento, la app ya se había descargado 100.000 veces, y para mediados de diciembre de 2010 ya tenía un millón de usuarios. Quizá le ayudó el hecho de que el iPhone 4, que llevaba una cámara mucho mejor que la de modelos anteriores, se hubiese lanzado solo unos meses antes de su aparición: en junio de 2010. El caso es que desde un primer momento Instagram fue muy bien recibida.

Este interés atrajo muy pronto la atención de los inversores. Aunque la compañía se puso en marcha con medio millón de dólares apenas en capital semilla, ya en febrero de 2011 levantó 7 millones de dólares en una ronda de serie A. Entre los inversores que acudieron a ella había firmas de la talla de Benchmark Capital, y el dinero recaudado elevó su valoración hasta los 25.000 millones. Pero además de inversores, también empezaron a atraer las miradas de otros grandes de las redes sociales. Entre ellos, Twitter y Facebook.

A pesar del diner recaudado, tanto Systrom como Krieger quisieron que la compañía siguiese siendo pequeños. Mientras, empezaron a llegar los primeros interesados en comprarla. El primero en mostrar interés en hacerlo fue Jack Dorsey, CEO de Twitter y un viejo conocido de Systrom. Dorsey no solo se mostró interesado en quedarse con la compañía, sino que les hizo una oferta.: 500 millones de dólares, que Systrom rechazó. Y entonces llegó Facebook.

Facebook compra Instagram

En marzo de 2012, Instagram ya tenía unos 27 millones de usuarios. En abril se lazó para Android y en menos de 24 horas sus descargas se dispararon: un millón en menos de un día. Entonces, la empresa estaba también muy cerca del cierre de una nueva ronda de financiación, que llevaría su valoración a los 500 millones de dólares.

Entonces, ese mismo mes de abril, Facebook hizo una oferta para comprar Instagram: 1.000 millones en metálico y acciones. Entre las condiciones, que la empresa seguiría siendo gestionada de manera independiente. Poco después, y un poco antes de la fecha en la que estaba prevista su salida a bolsa, en Instagram aceptaron la oferta y Facebook se quedó con la empresa.

10 años de Instagram: la red social que cambió la forma de compartir fotografías online

Instagram, mientras tanto, seguía avanzando. En junio de 2012 incorporó la pestaña Explorar, que permitía a sus usuarios descubrir nuevas fotos y cuentas, y en noviembre de 2012 ya contaba con una versión web, aunque con unas funciones muy limitadas. En junio de 2013, Instagram comenzó a admitir vídeos de hasta 15 segundos y a permitir que sus usuarios los compartiesen. En junio de 2014 llegó la app para el Amazon Fire, y en 2016 otra que le permitía funcionar en tablet y ordenadores con Windows.

Antes, en 2015, Instagram comenzó a admitir imágenes con dimensiones distintas a los 640 píxeles que admitía originalmente. Entonces pasó a admitirlas de hasta 1080 píxeles. Poco a poco fue agregando funciones y mejorando. Así llegaron, entre otras cosas, una herramienta de mensajería y la posibilidad de incluir varias fotos o vídeos dentro de un mismo post.

En agosto de 2016 llegaron las Stories: publicaciones en vídeos muy cortos, con imagen y texto que desaparecían a las 24 horas de su publicación. En la actualidad, las Stories son una de las funciones más populares de Instagram, con unos 500 millones de usuarios diarios en 2020. En noviembre de 2016 comenzó a ser compatible con la grabación y emisión de vídeo en directo, lo que permitía a sus usuarios retransmitir a través de la app cualquier evento o suceso en el que estuviesen presentes.

Los fundadores abandonan el barco

Aunque en la venta de Instagram Facebook estuvo de acuerdo en que la app mantuviese su dirección e independencia, la realidad es que poco a poco, desde Facebook se entrometían cada vez más en su avances y desarrollo. Sus fundadores intentaron por todos los medios que Instagram siguiese siendo independiente, pero cada vez perdían más terreno. Sobre todo desde 2016. Hasta que se hartaron y en septiembre de 2018 tanto Systrom como Krieger dimitieron en señal de protesta y abandonaron la empresa. Solo unos pocos meses antes, en junio, la aplicación había llegado a los mil millones de usuarios activos mensuales.

Entonces Adam Mosseri tomó las riendas de Instagram y se convirtió en su máximo responsable, posición en la que sigue actualmente. Desde entonces, Instagram está cada vez más integrado en Facebook, hasta el punto de que permite que se pueden compartir imágenes y Stories de Instagram directamente en Facebook. Además, también se ha convertido en una especie de escaparate de productos desde el que se pueden hacer compras incluso sin salir de la app. Con la pandemia, el impulso a sus funciones de comercio electrónico incluso se han acelerado.

Mientras tanto, a finales de 2019 la app comenzó a esconder los «Me gusta» que reciben los post, y en varios países ya solo puede verlos el propietario de cada foto o vídeo. Poco a poco, hasta hoy, esa función sigue probándose y extendiéndose a más países. Instagram sigue avanzando, y aunque ahora compita también con TikTok, para lo que en agosto lanzó los Reels, una función de grabación de vídeos de hasta 30 segundos, su número de usuarios sigue en aumento.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!