Conecta con nosotros

Noticias

Cierra Quibi, la startup fundada por Meg Whitman

Publicado el

No han tenido demasiada suerte los chicos de Quibi. La startup, que tenía como gran objetivo conquistar el consumo de contenidos en teléfonos móviles, ha podido aguantar menos de un año el peso de la enorme competencia a la que se enfrenta.

Fundada por la ex presidenta de HP, Meg Whitman, y el cofundador del estudio de animación Dreamworks, Jeffrey Katzenberg, Qubi ha estado disponible para los consumidores durante algo más de seis meses, convirtiéndose de esta forma en el servicio de streaming más efímero hasta la fecha.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España 20 casos de éxito en 2020
Descubre cómo las empresas se reinventan tras la pandemia ¡Descárgate la guía!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

En un artículo publicado en su blog corporativo, ambos directivos afirman sentir «haber agotado todas nuestras opciones. Como resultado, hemos tomado la difícil decisión de cerrar el negocio, devolver el dinero a nuestros accionistas y despedirnos de nuestros colegas con elegancia».

Hay una serie de factores que tal vez ayuden a explicar un fracaso tan rápido. El primero, y tal vez más sangrante, el hecho de que Quibi, un servicio que solo permite consumir contenidos en el teléfono móvil, se lance de forma oficial en plena pandemia, cuando la mayor parte de sus usuarios potenciales permanecen aislados en sus casas.

A esto hay que sumarle la falta de contenidos no de calidad, pero sí que fueran lo suficientemente rupturistas como para ofrecer un contrapunto a las principales plataformas de streaming por un lado, y las redes sociales, con TikTok a la cabeza, en el otro. De alguna forma, sus responsables coinciden en este punto al señalar que «la idea en sí misma no era lo suficientemente fuerte como para justificar un servicio de streaming independiente».

No está ahora demasiado claro qué va a pasar con los contenidos que ya han sido producidos y que tal vez podrían tener interés para otras plataformas. «The Verge» apunta en este sentido, que en las últimas semanas Katzenberg se habría puesto en contacto con Apple, WarnerMedia, Facebook y otras empresas con el objetivo de llegar a algún tipo de acuerdo.

El servicio se puso en marcha el pasado 6 de abril, con dos planes para sus suscriptores: 5 euros mensuales para la versión con anuncios, 8 dólares al mes sin ellos. La empresa no ofrecía ninguna opción de consumir contenidos de forma gratuita, más allá que el periodo de prueba y hasta hace unos días no ofrecía ninguna aplicación para poder consumir sus contenidos en el televisor.

 

 

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!