Conecta con nosotros

Noticias

Más problemas para fabricar chips: peligra el suministro de gases raros por la invasión de Ucrania

Publicado el

Más problemas para fabricar chips: peligra el suministro de gases raros por la invasión de Ucrania

Por si los fabricantes de chips no tuvieran suficientes problemas para cubrir toda la demanda que hay, que sumada a los problemas de la cadena de fabricación y suministro ha creado una crisis en varios sectores por su escasez, ahora tienen uno más: la invasión de Ucrania. ¿Por qué? Pues porque según Ars Technica, una parte importante del gas neón necesario para la fabricación de semiconductores lo exporta Ucrania. Y claro, dada la situación, su suministro está interrumpido. Al menos, por el momento. Lo mismo con el kriptón, que también se usa en la producción de chips, y del que Ucrania produce el 40% del total mundial.

Como consecuencia, los precios de ambos gases, conocidos junto con el xenón como gases raros, pueden dispararse. Para hacernos una idea, cuando Rusia invadió Crimea en 2014, los precios del neón subieron nada menos que un 600%. Y los stocks y suministros actuales de otros fabricantes de estos gases parece que no van a ser suficientes para cubrir la demanda que hay actualmente.

En total, Ucrania exporta alrededor la mitad de toda la producción mundial, lo que da una idea de la magnitud del problema que se puede presentar para el sector a medio plazo. A corto es poco probable, puesto que los fabricantes, por ahora, es probable que tengan una cantidad suficiente de neón y otros gases.

Evidentemente, los fabricantes pueden contactar con proveedores de otras partes del mundo para que aumenten su producción, pero esto no va a suceder a corto plazo. Las operaciones de extracción y refinado del gas no pueden aumentar en capacidad con rapidez, ni hacerlo de manera sencilla.

De hecho, dado que el neon necesita alcanzar unos niveles de pureza prácticamente del 100% para poder utilizarse en la fabricación de semiconductores, los analistas de TrendForce ya avisan de que incluso si los fabricantes consiguen asegurar contratos con suministradores alternativos, la certificación de la producción y el producto podría llevar entre seis meses y un año.

La cadena de suministro del sector ya ha indicado que varios suministradores de neón, del que el 75% de la producción mundial se usa en la fabricación de chips, ya tienen su capacidad actual y futura comprometida al 100%, por lo que son incapaces de admitir nuevos clientes que estén en búsqueda de suministros alternativos. Estos están prácticamente todos en Japón y China, y cubren la mayoría del 50% de gas neón que no sale de Ucrania.

Estos ya tienen contratos con fabricantes locales, a quienes, como es lógico, priorizarán frente a nuevos clientes. Y además, dados los problemas por los que atraviesan las relaciones comerciales y empresariales entre Estados Unidos y China, es posible que las empresa estadounidenses no reciban mucha prioridad por parte de los exportadores chinos de neón, lo que les ocasionará más problemas al sector de fabricación de chips de Estados Unidos. Por otra parte, en caso de que la invasión de Ucrania se alargue demasiado, la situación puede afectar también a Europa de manera notable, y más concretamente a sus intenciones de aumentar su capacidad de fabricación local de chips.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!