Conecta con nosotros

Noticias

Mark Zuckerberg le regala a su hija un mundo mejor

Publicado el

Mark Zuckerberg

Hoy hemos sabido que Mark Zuberberg, fundador de Facebook, donará el 99% de sus participaciones en la red social, dinero que irá destinado a la fundación Chan Zuckerberg Initiative, un proyecto creado por Zuckerberg y su esposa Priscilla Chan. El valor actual de dichos títulos es de 45.000 millones de dólares y, para no perjudicar a la compañía y sus inversores, se ha comprometido a que la donación se efectuará de manera progresiva. El anuncio de la acción ha sido efectuado por la pareja, en una carta (que han publicado en su red social, claro) a Max, su hija recién nacida.

Dicen que la principal razón por la que el ser humano desea dejar huella de su paso por este nuestro pequeño mundo es, básicamente, fruto de la autoconciencia. Decía Erich Fromm, en su imprescindible El arte de amar “La necesidad de trascendencia es una de las necesidades básicas del hombre, arraigada en el hecho de su autoconciencia, en el hecho de que no está satisfecho con el papel de la criatura, de que no puede aceptarse a sí mismo como un dado arrojado fuera del cubilete”. No en vano, Maslow la situó en la cúspide de su pirámide, como la más prescindible de las necesidades humanas pero, a su vez, como elemento imprescindible para que nos sintamos realizados.

Sin embargo hay trascendencias y trascendencias, y me explico. De un tiempo a esta parte, la filantropía parece haberse puesto más de moda que nunca. Siempre ha existido, eso es cierto, pero quizá porque las grandes fortunas son ahora mucho más conocidas que antes, y por otra parte la concepción del futuro como algo muy real y terriblemente comprometido por el presente. Y aunque el deseo de un mundo mejor siempre ha existido, el ponerse “manos a la obra” para intentar asegurar ese futuro mejor. Ahora la pregunta es, ¿qué empuja a una persona a darlo todo (o casi todo) por un futuro mejor?

Los que no somos padres sólo podemos imaginarlo, pero señales tan claras como el compromiso adquirido por el matrimonio Zuckerberg-Chan, que se suma a otros como el especialmente popular de Bill y Melinda Gates (que, por cierto, fueron los primeros en felicitar a la pareja tanto por su reciente paternidad como por su iniciativa benéfica), invitan claramente a pensar en una mezcla de “deseo de un futuro mejor para nuestros hijos”, sumada al temor que generan ciertos problemas (especialmente el cambio climático, por el que muchos hacen ya campaña) cuyas consecuencias tendrán que ser pagadas por las futuras generaciones.

Así, ¿por qué muchos filántropos invierten gran parte de sus fortunas en pro de un futuro mejor? No puedo dejar de pensar que la principal razón es, sin duda, hacer el mejor regalo posible a sus hijos. Y, claro, de paso al resto del mundo. Algo, sin duda, mucho más generoso e inteligente que legar mucho patrimonio, en un mundo igual o peor que el actual.

Imagen: Mark Zuckerberg

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!