Conecta con nosotros

Recursos

Kingston DataTraveler 2000, análisis

Publicado el

La seguridad de los datos que se almacenan en dispositivos extraíbles se ha convertido en un asunto de vital importancia; con multitud de herramientas de software capaces de “reventar” claves sencillas en pocos minutos, los fabricantes llevan tiempo incluyendo soluciones de cifrado de datos en sus pendrives de gama alta. Kingston va un paso más allá con el nuevo DataTraveler 2000, que incorpora cifrado AES 256-bit y protección mediante PIN, gracias al teclado integrado. Lo hemos probado durante unas semanas y estas son nuestras impresiones.

Kingston entrega el producto en un compacto blister que incluye, además del pendrive, una capucha protectora y un breve folleto a modo de guía práctica (tenemos más información en formato digital). Con unas dimensiones de 80 x 20 x 10.5 mm. es más grande que la mayoría de dispositivos de su categoría, si bien hay que tener en cuenta la integración del teclado y de la pequeña batería que se encarga garantizar la alimentación de sistema de seguridad. El chasis de aluminio garantiza resistencia frente a caídas, polvo y pequeñas salpicaduras sin problema.

 

El Kingston DataTraveler 2000 ofrece capacidades de 16, 32 o 64 Gbytes y funciona sin problemas en cualquier sistema operativo Windows, Mac OS X, Chrome OS, Android o distribuciones de GNU/Linux basadas en Linux 2.6 o superior. Es importante resaltar que es un producto muy enfocado al usuario profesional y, especialmente, en la protección de datos. El cifrado está basado en hardware, no depende del sistema operativo y no necesita controladores, garantizando compatibilidad total y el máximo nivel de seguridad en cualquier escenario. Estas son sus características técnicas más relevantes:

  • Dimensiones 80 x 20 x 10,5 mm. (con tapa)
  • Capacidades de 16, 32 y 64 Gbytes
  • Interfaz USB 3.1 Gen 1
  • Certificación resistencia IP57
  • Hasta 135 MB/s lectura , 40 MB/s escritura (USB 3.1)
  • Precio: desde 118 euros.
  • Más información: Kingston

Nuestras pruebas

De serie, el pendrive incluye una contraseña por defecto y un manual en PDF que recomendamos leer con anteción, donde se explican con detalle los procedimientos para cambiar la contraseña (lo primero que deberíamos hacer), activar modos de bloqueo automático o de solo lectura o resetear el dispositivo al estado de fábrica.

Cada vez que queramos utilizarlo debemos introducir la clave (que puede ser solo numérica o alfanumérica) y se bloqueará de nuevo automáticamente al extraerlo del puerto USB. Si queremos un plus todavía mayor de protección, podemos configurar cuándo se bloqueará automáticamente, aunque siga conectado al PC. Es un proceso un tanto tedioso pero necesario, si queremos conservar el más alto nivel de seguridad.

test-data-traveler2000

Aunque no es lo más relevante en un dispositivo de este tipo, cabe destacar que el rendimiento del Kingston DataTraveler 2000 ha sido sobresaliente, consiguiendo velocidades de hasta 145 MB/s en lectura y 47 MB/s en escritura desde USB 3.1. En la práctica, esto supone que pasar un archivo de un par de gigabytes del portátil al pendrive no nos llevará más de cuatro o cinco segundos.

En definitiva, un producto ideal para usuarios móviles que busquen un pendrive seguro, con cifrado de serie y sin dependencia de software externo. Eso sí, hubieramos agradecido una pequeña pantalla integrada o un manual en castellano que, esperamos, se introduzca en futuras versiones del dispositivo. Nuestra versión es el modelo de 32 Gbytes, que se puede encontar por menos de 150 euros en tiendas como Amazon. Producto recomendado.

recomendado mcpro

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Recursos

10 trucos para conseguir la mejor presentación profesional

Publicado el

presentación profesional

Una presentación profesional realizada con herramientas de software es una gran manera de apoyar una exposición, visualizar circunstancias complicadas y en definitiva, ganar la atención de la audiencia. Una presentación fallida, mal planteada o ejecutada puede lograr exactamente lo contrario.

Centrar el discurso principal desde el primer momento; cuidar el diseño, textos o imágenes o tener siempre en mente tanto la idea principal como a la audiencia que tenemos delante, son algunas de las claves generales que podemos plasmar en una presentación profesional realizada con aplicaciones como el PowerPoint incluido en la suite de productividad Microsoft Office u otro software similar.

 

Algunos trucos para conseguir la mejor presentación profesional evitando los errores más comunes son:

  1. Escoge con cuidado las diapositivas. El diseño general es lo primero que verá la audiencia y dejará una impresión duradera para bien o para mal. No copies y pegues diapositivas de diferentes fuentes. Crea una plantilla propia, utiliza alguna de las incluidas en la selección de PowerPoint o busca alguna gratuita de la numerosa colección que se puede encontrar en Internet. Esto ayudará a mostrar el discurso y claves destacadas.
  2. Sé consistente. Utiliza de manera uniforme los tipos de letra y tamaños en todas las diapositivas. Relacionado con el punto anterior, si has elegido una buena plantilla lo tendrás resuelto, aunque tendrás que revisar que los elementos visuales añadidos coincidan.
  3. Uso del contraste. También importante el uso de los colores. Una mala elección puede arruinar una presentación. El texto negro sobre un fondo blanco siempre será el mejor en visualización, pero también la opción más aburrida. Prueba con otros pero de forma responsable, con el contraste siempre en mente.
  4. Colores destacados. Usar un color brillante para destacar un mensaje, funciona, pero siempre que se utilice escasamente para resaltar un mensaje determinado y que coincida con el diseño general. Puedes utilizar técnicas como los 10 mandamientos de la teoría del color del enlace.
  5. Textos – KISSKeep It Straight and Simple… Recuerda que las diapositivas están ahí para apoyar tu charla, no para reeemplazarla. Utiliza palabras clave únicas en las diapositivas y frases completas en todas ellas.
  6. Impulsa tu mensaje. Pregúntate por un mensaje único que la audiencia se tenga que llevar a casa. Esa debe ser la palabra clave, tanto visualmente en las presentaciones como lo expuesto verbalmente.
  7. Imágenes. La presentación debe tener más imágenes que textos. Pueden ilustrar los puntos clave, reforzar e impulsar el mensaje principal, pero no utilices imágenes simplemente para decorar.
  8. Cuidado con las animaciones. En las animaciones hay una línea muy delgada entre un cómic y una presentación profesional. Sin embargo, las animaciones pueden ser herramientas visuales poderosas para explicar asuntos complicados. Una buena animación no sólo mejora la comprensión, sino que también puede ser la clave para mostrar el mensaje.
  9. Objetivo y contenido. Mantén a la audiencia en la mente durante toda la charla y en la creación de la presentación. ¿Qué sabe la audiencia… qué necesito decirle… qué esperan… qué será lo más interesante… qué los mantendrá enfocados en tu charla?
  10. Práctica. Una vez creada la presentación practica la charla que ofrecerás a la audiencia. Para ello, conoce a la perfección cada una de las diapositivas, habla libremente, con confianza, alto, claro y no demasiado rápido, manteniendo el contacto visual con la audiencia.

Continuar leyendo

Recursos

Descárgate gratis el ebook “Cloud Privado para Dummies”

Publicado el

Ebook-Cloud_Private

La nube privada se está convirtiendo en uno de los imperativos más importantes para los clientes empresariales, ya que estos requieren equilibrar la flexibilidad y elasticidad de la nube pública con el manejo, la estructura, la arquitectura, el control y la seguridad que soportan dentro de su propio centro de datos.

 

El alcance de la computación en la nube está cambiando debido a un conjunto emergente de herramientas y enfoques que gestiona las cargas de trabajo de una forma predecible. Según estas cargas de trabajo y las circunstancias personales, las empresas buscan un conjunto de servicios multi-nube e híbridos para que se adapten a los cambios que se produzcan en el camino.

De hecho, existe una transición importante en el mundo de la computación en la nube a medida que esta madura: simplemente, ya no podemos pensar en un servicio individual sino en el ciclo de vida global de un sistema que se basa en la nube.

El ebook sobre Cloud Privado que os ofrecemos de manera gratuita explica, de una forma muy sencilla, cómo este tipo de nube redefine la forma en que se está construyendo y ejecutando el software dentro de la organización, siendo su máximo objetivo apoyar a los empleados, clientes y socios. En esta industrialización, la nube tiene implicaciones significativas para las empresas y los servicios deben tener, a día de hoy, la misma resistencia, seguridad, escalabilidad y rendimiento como un centro de datos tradicional.

 

 

Continuar leyendo

Recursos

¿Por qué están tan de moda los microservicios?

Publicado el

exito

La arquitectura de microservicios es un estilo informático que los profesionales IT pueden adoptar para crear aplicaciones de software, a modo de pequeños servicios, que se comunican entre sí pero se ejecutan de forma autónoma, utilizando peticiones HTTP a sus APIs. Cada microservicio corresponde a un área de negocio y son unos independientes de otros, es decir, que los códigos pueden ser desplegados sin afectar a los demás.

La libertad es una de las características que están haciendo muy populares a estas arquitecturas, toda vez que el mercado lleva ya tiempo demandando este tipo de cualidades. Otra de las características que los están encumbrando es su flexibilidad, es decir, que pueden ser escritos en lenguajes de programación diferentes y con diversos tamaños.

 

En este informe ofrecemos, por una parte, información sobre los principales gurús y especialistas en microservicios y, por otra, una encuesta que arroja resultados impactantes: más de la mitad de los encuestados afirma estar utilizando esta arquitectura, de ellos, el 27% los usan en entornos de desarrollo y el 26%, en al menos algunas de sus aplicaciones. El 36% afirma no haberlos usado aún pero se muestran interesados en probarlos, mientras que el 10% no ha mostrado interés.

Si bien la mayoría de los encuestados están en “la onda” de los microservicios, de una u otra manera, son sobre todo los desarrolladores los que están sacando más beneficios de uso. Así, la mayoría cree que facilitan el desarrollo que rodea a las estructuras de las aplicaciones, mientras que otros piensan que las aplicaciones son fácilmente escalables y permiten implementaciones más rápidas cuando solo una parte de la aplicación debe ser alterada. En último lugar (pero considerando también su importancia), los microservicios mejoran la calidad del software, en general, y aportan una gran flexibilidad al proceso (como hemos mencionado antes) con respecto a los lenguajes, marcos y herramientas para manejar las diferentes piezas de una aplicación.

 

Continuar leyendo

Lo más leído