Conecta con nosotros

Noticias

El IoT ayudará a reducir el desperdicio de alimentos

Publicado el

El IoT ayudará a reducir el desperdicio de alimentos

Con 50 millones de dispositivos conectados para el año 2020, el Internet de las Cosas (IoT) se presenta como una de las grandes revoluciones en la innovación tecnológica. La demanda de estos dispositivos conectados pronto afectará a todos los sectores y revolucionará no solamente el uso privado, sino también el profesional. Ya sea en el sector salud, textil o transporte, los dispositivos inteligentes serán capaces de generar aproximadamente 7.000 millones de dólares de ingresos en ventas para el año 2020, aunque también contaminen sin que los usuarios lo sepan.

De esta manera el IoT puede ayudar en una deuda pendiente del Primer Mundo, el desperdicio de productos perecederos, tanto en los hogares como en los comercios minoristas. De acuerdo con un estudio de la FAO (United Nations Organization for Alimentation and Agriculture) realizado en el año 2011, cerca de una tercera parte de la producción de alimentos a nivel mundial se desperdicia, lo cual representa 1,3 billones de toneladas de comida perdida. Aunque las causas se deben a múltiples factores, las pérdidas vinculadas a cadenas de suministro ineficientes representa más de una cuarta parte del desperdicio total de los alimentos.

Ante este problema hay un nuevo agente que puede entrar en el juego para ayudar, el IoT. Actualmente, las etiquetas de códigos de barras pegadas a los productos o etiquetas RFID pegadas a los palés permiten la localización de los productos alimenticios en cada etapa de su viaje por la cadena de suministro, desde que sale de los campos de cultivo hasta los lugares de distribución, pasando por los zonas de tratamiento y finalmente las tiendas al por mayor y grandes supermercados.

Sin embargo, gracias a las etiquetas conectadas y a los portales que son capaces de leerlas, será posible reducir el tiempo de almacenamiento y de tránsito de los productos en la cadena de suministro, y por tanto, alargar la fecha de caducidad en al menos un par de días. Gracias a ello, habrá menos productos alimenticios que tendrán que ser retirados de las estanterías o tirados a la basura por estar fuera de la fecha de caducidad.

Además del efecto positivo que tendrá sobre el desperdicio de alimentos, el IoT contribuye a mejorar la información con los usuarios. Así pues, también servirán para informar a los consumidores sobre el origen del producto, su fecha de producción o incluso la forma en la que se produjo.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!