Conecta con nosotros

Noticias

El Presidente de Lyft predice que la mayoría de sus coches serán autónomos en 5 años

Publicado el

Según muchos analistas y expertos, los vehículos autónomos están llamados a protagonizar la próxima revolución tecnológica, con avances que harán que a lo largo de los próximos 10 años muchos camiones e incluso coches puedan desplazarse de forma semiautónoma o completamente autónoma. Hasta ahora, grandes de la tecnología, como Google, Apple o Tesla han sido los que han acaparado la mayoría de los titulares al respecto, pero ya hay otras compañías que están comenzando a tomar posiciones al respecto. Una de ellas es Lyft, la empresa de trayectos urbanos compartidos estadounidense conocida por ser el mayor competidor de Uber en el país, y cuyo presidente afirma que dentro de cinco años, la mayoría de trayectos en sus vehículos serán en coches autónomos.

Así lo ha manifestado John Zimmer, que además de uno de los principales directivos de Lyft es uno de sus fundadores, en un manifiesto que ha publicado en Medium. Pero sus predicciones van mucho más allá, ya que Zimmer está convencido de que para 2025, en muchas ciudades de Estados Unidos, tener un coche particular será algo del pasado. De esta forma, las ciudades cambiarán  de forma insospechada, ya que por ejemplo, muchas calles y espacios de aparcamiento podrán transformarse en espacios abiertos. También se reducirá el tráfico y disminuirá la contaminación. Todo gracias a la adopción masiva de los vehículos autónomos.

Pero Zimmer también está convencido de que este tipo de vehículos cambiarán los viajes en coche en el futuro. En lugar de tener que viajar atentos a la conducción, los viajes podrán ser en cabinas muy distintas a las actuales en las que, por ejemplo, se podrá trabajar durante el trayecto, echar una siesta, ver películas, escuchar música o incluso divertirse con los amigos. En Lyft aseguran que podrán proporcionar vehículos con un interior adaptado a todos estos tipos de viaje que acabamos de mencionar.

En Lyft planean funcionar como una red híbrida, con conductores que conduzcan y controlen los vehículos autónomos mientras no sea posible utilizarlos sin conductor, y planean desplegar sus coches autónomos en tres fases. Sus responsables planean poner en marcha la primera de ellas antes de finales de 2017, con vehículos semiautónomos que recorrerán rutas fijas, en las que utilizar la tecnología de conducción autónoma sea seguro.

En una segunda fase, los coches autónomos que haya en la flota de Lyft podrán desplazarse por unas rutas distintas a las fijadas en la primera fase, pero circularán a una velocidad inferior a los 40 kilómetros por hora. Esta velocidad podrá ir aumentando a medida que la tecnología de los coches autónomos vaya madurando y el software de a bordo de este tipo de vehículos sea capaz de gestionar entornos más complejos.

La tercera fase, con todos los coches de Lyft completamente autónomos, llegará hacia 2021. Entonces, según la hipótesis de Zimmer, la propiedad privada de los coches en las principales ciudades de Estados Unidos comenzará a descender, hasta 2025, año en el que la compañía predice que el coche privado habrá desaparecido de ellas casi por completo.

Cuando llegue el momento en que conductores, volantes o pedales de aceleración y frenado sean innecesarios, allá por 2021, Zimmer planea ofrecer un servicio en el que los pasajeros que quieran contratar sus servicios puedan hacerlo mediante un sistema de pago en función de los kilómetros recorridos, o incluso mediante una suscripción similar a las de Netflix o Spotify. En ese punto habría coches que siguen rutas fijas y que los clientes pueden reservar. Llegaría así el “transporte como servicio”, en el marco de lo que Zimmer ha llamado “la tercera revolución en el transporte“.

Eso sí, Zimmer es consciente de que todavía quedan muchos detalles que resolver al respecto, como la propiedad de los coches sin conductor que emplee Lyft si no hay conductores, y el papel de los gobiernos federal y estatal. Por ahora, Lyft, que desmintió hace unas semanas que estuviese en venta, ya está probando vehículos autónomos, de la mano de su socio General Motors, que tiene un 10 por ciento de la empresa, en Phoenix (Arizona) y San Francisco (California). Estas pruebas no son públicas, y Zimmer todavía no se atreve a dar una fecha para el comienzo de estas pruebas abiertas al público.

Con estas afirmaciones, John Zimmer contradice las creencias de Elon Musk, CEO de Tesla, sobre la adopción de vehículos autónomos. Musk cree que el paso de vehículos privados convencionales a autónomos tendrá lugar a través del alquiler de coche autónomos privados a terceros por parte de sus propietarios. Zimmer afirma que Musk tiene razón en que para conseguir la transición hacia los coches autónomos es vital contar con una red de los mismos, pero no está de acuerdo en que los coches de la misma vayan a ser privados. En vez de eso, afirma que sería más práctico y atractivo acceder a un vehículo de este tipo que forme parte de una red de una empresa. La suya, claro. El futuro dirá quién tiene razón: Elon Musk, John Zimmer o ninguno de los dos.

Foto: JD Lasica

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!