Conecta con nosotros

Noticias

Premio MC 2016 “Transformación del data center”: HPE Synergy

HPE Synergy ha obtenido el máximo galardón en la categoría “Transformación del data center” de los Premios MC 2016, que fue recogido por Pablo Ráez, jefe de producto de servidores de HPE.

Publicado el

HPE Synergy ha obtenido el máximo galardón en la categoría “Transformación del data center” de los Premios MC 2016, que fue recogido por Pablo Ráez, jefe de producto de servidores de HPE.

Hablamos de una solución de infraestructura creada específicamente para ayudar a las organizaciones a dar respuesta al importante desafío al que se enfrentan en la transición entre aplicaciones Current-Generation Applications (CGA) y las aplicaciones de próxima generación (Next-Generation Applications, NGA), muy presentes en nuestras vidas y que se relacionan con Big Data, IoT, Software as a Service, Infrastructure as a Service, etc., así como conceptos como DevOps o las llamadas Cloud-Native Applications (CNA).

La respuesta que debe dar la industria a este importante reto es lo que la consultora IDC ha dado en llamar “Composable/Disaggregated Infrastructure”, y HPE Synergy es la propuesta de Hewlett Packard Enterprise ante esa necesidad.

Cuando hablamos de una Infraestructura Componible nos referimos a un nuevo paradigma en el que es posible crear, mediante APIs, infraestructuras virtuales compuestas de recursos físicamente disgregados, que pueden ser rápidamente reconfigurados para operar como una única infraestructura.

Lograr la integración lógica (componible) de los elementos es una labor del software, que debe ser capaz de establecer las conexiones lógicas entre los componentes para que éstos funcionen como una única infraestructura, proporcionando un entorno en el que se puedan automatizar gran parte de las tareas.

Por su parte, el enlace de los elementos disgregados es una labor relacionada con el hardware que, al tiempo, debe estar diseñado pensando en este nuevo paradigma y, por lo tanto, ser plenamente compatible con el software que gestione este nuevo tipo de infraestructuras, además de ofrecer un rendimiento que evite cuellos de botella y mermas en el rendimiento. ¿El objetivo? Es muy sencillo, que el usuario no sea capaz de distinguir si está empleando una aplicación que funciona en una infraestructura clásica o en una de nueva generación.

Con la vista puesta en el importante desafío al que se enfrentan las empresas que se ven en esa transición de CGAs a NGAs, HPE ha diseñado Synergy, una solución de infraestructura creada específicamente para tal fin y que combina el hardware necesario para el data center, así como el conjunto de herramientas de software con las que es posible realizar la gestión del mismo de una manera óptima, y respondiendo en todo momento a las necesidades concretas de cada tipo de aplicaciones, así como a la cambiante demanda de las mismas.

En su diseño, además, se ha tenido en cuenta la demanda de muchas empresas, que deben dar un salto muy rápido a NGA para ver sus necesidades cubiertas de manera adecuada. Con el fin de hacer posible dicha gestión, son dos los puntos que se han tenido en cuenta para diseñar este tipo de soluciones.

El primero es el establecimiento de un sistema de inteligencia basada en el software, con el que resulta sencillo realizar una completa auditoría de las necesidades. De esta manera, es mucho más fácil determinar qué recursos son necesarios para cada servicio, facilitando así la correcta asignación de los mismos.

Por otra parte, también es necesario que el software proporcione un entorno de gestión de dichos recursos para que resulte lo más sencillo posible crear infraestructuras virtuales, ya sean para uno u otro uso. Este sistema de gestión debe permitir gestionar recursos de proceso (procesadores y memoria) y de almacenamiento (en discos mecánicos o de memoria de estado sólido) y reasignarlos tantas veces como sea necesario.

Para tal fin, HPE Synergy se divide en dos grandes bloques:

– Hardware: Denominado Composable Frame, se refiere a todos los elementos físicos en los que se basa la infraestructura: servidores de proceso, almacenamiento y gestión física de la red, así como los elementos que los interconectan entre sí y a la infraestructura de red mediante interfaces 10G, 40G y FC. La integración de todos los elementos dentro de una misma solución es lo que permite que su gestión y administración dinámica sea no solo factible, sino además rápida y sencilla.

– Software: Basado principalmente en HPE OneView Composer y HPE Image Streamer, es el conjunto de herramientas que facilitan la gestión del pool de recursos de la infraestructura y su asignación a las diversas infraestructuras que sean necesarias en cada momento.

El tiempo que tendrán que coexistir las CGAs y las NGAs es, sin duda, un misterio, pero de lo que no cabe duda es de que se trata de una transición que ha comenzado ya, pero que no se completará como mínimo hasta medio plazo (años). Así, las infraestructuras componibles de HPE Synergy son, a día de hoy, una excelente solución para todas aquellas empresas que vean como sus data centers deben adaptarse a este nuevo escenario mixto.

Noticias

El coste del canon digital se dispara y las tecnológicas piden reformas

Publicado el

canon digital

El canon digital español sigue a debate y las grandes tecnológicas pretenden que el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez lo reforme solo un año después de su implantación para adaptarlo a los “nuevos hábitos de consumo”, informa El Español.

El argumento de la plataforma que representa al 90% de las empresas que deben pagar el canon digital es contundente. En un solo año, la cifra de 70 millones de euros recaudada es siete veces superior al supuesto perjuicio económico a los creadores que el Ministerio de Cultura manejó en 2015.

Eso con datos oficiales del Ministerio, porque el perjuicio anual calculado por la consultora Mazars en un informe realizado para la patronal europea del sector tecnológico, Digital Europe, es bastante inferior y el coste del canon digital multiplicaría por diez los perjuicios que intenta corregir.

DigitalES, Ametic y Aslan han constituido una plataforma para negociar con el Gobierno y las sociedades de derechos de autor la situación de este canon digital que califican de “inaceptable” y consensuar la cuantía en función del consumo y la realidad actual donde la copia privada ha quedado en el pasado.

El canon digital no se justifica

Las reclamaciones de las tecnológicas no son nuevas. El canon digital español está envuelto en la polémica desde hace más de una década. El último que entró en vigor en agosto de 2017, tampoco, tanto por su misma implantación como por las cantidades desorbitadas con las que se han gravado soportes de medios, ordenadores, medios de almacenamiento, teléfonos móviles y un largo etc.

El canon digital y su gravamen se argumenta por el supuesto uso de la “copia privada”. Ya de base es una incongruencia. Es decir, se cobra por adelantado un canon al suponer que el usuario va a realizar una determinada actividad que podría perjudicar a los titulares de derechos de autor.

Según el estudio elaborado por la firma de auditoría y consultoría Mazars el último año, solo un 0,9% de los españoles copió un DVD de películas o series, tan solo un 1,6% realizó una copia privada de un soporte musical y únicamente un 2,3% hizo copias privadas de libros y publicaciones asimiladas.

Las conclusiones del estudio muestran que el número de usuarios que hacen copias privadas de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual es hoy irrelevante en una nueva era digital donde el streaming se impone en la distribución de contenidos.

Sin entrar ya en la misma existencia del canon, la realidad es que industria, canal y consumidores están pagando una sobrecompensación a los titulares de los derechos.

Es por ello que las asociaciones de la industria tecnológica siguen pidiendo que el Gobierno lleve a cabo su propio estudio independiente de daños y alinee las tarifas actuales con el daño real causado por la copia privada.

Continuar leyendo

Noticias

Amazon quiere comerse el mundo: 3.000 tiendas sin cajeros para 2021

Publicado el

A día de hoy Amazon se puede definir a la perfección como un gigante del canal minorista online. No hay duda de que la compañía de Jeff Bezos se ha expandido a otros sectores gracias a sus numerosas inversiones, pero su pilar central sigue siendo la venta de productos a través de Internet.

El auge del comercio online y el enorme desarrollo que ha vivido Amazon en los últimos años ha llevado a muchos expertos a hablar de una “decadencia” de la tienda física, un escenario que algunos pintan con un tono tan negro como la noche más profunda que podamos imaginar, pero que en realidad es una mera exageración.

Los cierres de establecimientos siempre han estado ahí, y como nos contaron nuestros compañeros de MuyCanal se ven equilibrados en la mayoría de los casos por la apertura de nuevas tiendas, así que no debemos quitarle a la tienda física la importancia y el valor que todavía tiene.

Amazon es consciente de esa realidad, tanto que la firma de Jeff Bezos tiene claro su próximo paso para seguir “comiéndose el mundo”: abrir 3.000 tiendas Amazon Go sin cajeros para 2021. Este modelo de tienda física permite al cliente realizar sus compras de forma rápida y sencilla, sin tener que interactuar con personas ni con máquinas dedicadas a la comprobación y al pago de productos. Todo está automatizado y gira en torno a una aplicación móvil, la cuenta del cliente y tecnología avanzada que la compañía ha denominado “Just Walk” (simplemente camina).

Este modelo de negocio representa un avance muy importante, no solo por las posibilidades que ofrece al cliente a la hora de agilizar y simplificar sus compras, sino también porque permite a Amazon ajustar al máximo sus costes operativos y maximizar los ingresos. Un proyecto interesante y con muchas posibilidades que representa una oportunidad de oro para la compañía de Jeff Bezos, y un peligro para gigantes como Walmart y Target.

Continuar leyendo

Noticias

La IA se establece clave contra brechas de ciberseguridad IoT

Publicado el

IA Ciberseguridad IoT

A medida que los sistemas de protección de las empresas mejoran, también lo hacen los métodos para sortear la ciberseguridad de las mismas. Es por eso que los equipos de seguridad TI han buscado un nuevo enfoque para proteger sus datos y activos: la Inteligencia Artificial (IA).

Cada vez son más las compañías encuentran en la IA una herramienta clave para hacer frente a las interminables amenazas dentro de sus infraestructuras TI.

Así mismo lo refleja el nuevo estudio realizado por el Ponemon Institute en nombre de HPE Aruba, titulado “Closing the IT Security Gap with Automation & AI in the Era of IoT” (Cerrando la brecha de seguridad TI con automatización e IA en la era de IoT”).

En este estudio se encuestó a un total de 4.000 profesionales de la seguridad y TI a lo largo de América, Europa y Asia, con el objetivo de entender qué es lo que hace que las brechas de seguridad sean tan difíciles de cerrar, y qué tipos de tecnologías son necesarios para enfrentar al constantemente en desarrollo panorama de amenazas de seguridad.

De esta manera, la investigación reveló que, en la búsqueda de la protección de datos, los sistemas de seguridad que incorporan métodos de aprendizaje automático u otras tecnologías basadas en la inteligencia artificial, resultan ser esenciales para la correcta detección y detención de los ataques contra dispositivos IoT.

La mayoría de los encuestados estuvieron de acuerdo en cuáles son las principales ventajas que suponen las funcionalidades añadidas de IA para los productos de seguridad:

  • Reducen las falsas alertas (68%)
  • Aumentan la eficacia de sus equipos (63%)
  • Proporcionan una mayor eficiencia en la investigación (60%)
  • Capacidad de descubrir y responder más rápidamente a los ataques que han sobrepasado los sistemas de defensa perimetral (56%).

Sólo el 25% de los encuestados confirmó utilizar actualmente algún tipo de solución de seguridad basada en IA, mientas que otro 26%, ya se está planeando implementarlos durante los próximos meses.

Las herramientas actuales no son suficientes: Cloud e IoT como riesgos añadidos

A pesar de las inversiones masivas en programas de ciberseguridad, la mayoría de las empresas aún no son capaces de detener ataques avanzados y dirigidos. De hecho, el 45% de los encuestados cree que no son realmente conscientes del valor de su arsenal de defensa“, declaraba Larry Ponemon, fundador e investigador del Instituto Ponemon.

A lo que también añadió que “se ve agravado por la falta de personal de seguridad con la experiencia necesaria. En este contexto, las herramientas de seguridad basadas en IA se consideran un arma clave para ayudar a las empresas a mantenerse al día frente a los crecientes niveles de amenaza“.

Ciberseguridad IoT

Y es que este estudio reveló que la mayoría de los equipos de seguridad TI cree que la identificación de ataques utilizando dispositivos IoT como punto de entrada, es una laguna importante que actualmente no se cubre:

  • Más de las tres cuartas partes de los encuestados cree que sus dispositivos de IoT no son seguros, afirmando el 60% que incluso los dispositivos de IoT más sencillos suponen una amenaza.
  • Dos tercios de los encuestados admitieron que no poseen conocimiento o capacidades para protegerse de los ataques.

La monitorización continua del tráfico de la red, los sistemas de detección y respuesta, así como la detección de anomalías de comportamiento entre grupos de dispositivos de IoT similares se citaron como los enfoques más eficaces para proteger mejor sus entornos.

En muchas organizaciones que han puesto en marcha iniciativas IoT para mejorar la eficiencia operativa o ahorrar costes […] no se está teniendo en cuenta la seguridad como un requisito crítico, lo que supone incrementar la superficie de ataque y las vulnerabilidades.” declaraba Pedro Martínez Busto, responsable de desarrollo de negocio en HPE Aruba España. “Las tecnologías de Analítica de Comportamiento que utilizan aprendizaje automático para detectar variaciones sutiles en el patrón de comportamiento de un usuario o dispositivo de IoT, constituyen hoy por hoy la mejor opción para detectar y neutralizar este tipo de amenazas”.

Así pues, el estudio del Instituto Ponemon reafirma los resultados paralelos obtenidos en un estudio anterior realizado por Aruba con otros 7.000 empleados de 15 países:

  • Si bien el 52% de los empleados manifestaron un mayor nivel de conciencia frente a ciberseguridad, la gran mayoría, un 70%, también admitió haber corrido otros riesgos como compartir contraseñas y dispositivos de trabajo.
  • El 25% de los empleados declararon haberse conectado a redes Wi-Fi abiertas, potencialmente inseguras.
  • Un 20% confesó utilizar la misma contraseña en múltiples cuentas, admitiendo un 17% haber dejado incluso contraseñas por escrito.

Continuar leyendo

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!