Conecta con nosotros

Noticias

Travis Kalanick, CEO de Uber, abandona la empresa por un tiempo

Publicado el

Ya es oficial. Después de varios días de rumores sobre su futuro en la empresa, Travis Kalanick ha comunicado oficialmente a los empleados de Uber que va a dejar temporalmente la compañía. Esta temporada sabática es una de las medidas para que Uber pueda dejar atrás un sinfín de escándalos de acoso y malas prácticas, recomendadas por varios abogados del bufete del antiguo fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder.

Estos abogados comenzaron a trabajar en una investigación encargada por Uber sobre sus prácticas y la cultura de la empresa hace aproximadamente un mes, poco después de que una antigua empleada acusase a la empresa en su blog de no haber hecho nada cuando sufrió acoso sexual en el seno de Uber. Hace apenas una semana que concluyó la investigación y los encargados de la misma hicieron una serie de recomendaciones para acabar con los escándalos. Entre ellas, el despido de una veintena de empleados que habían demostrado un comportamiento inadecuado o acosado a otros trabajadores.

La junta votó unánimemente a favor de llevar a cabo estos cambios, y el primero en caer como consecuencia fue uno de sus vicepresidentes, Emil Michael, considerado el segundo en la cadena de mando y muy cercano a Kalanick. Otras de las medidas que se van a implementar pasan por rebajar el poder de Kalanick dentro de la empresa, así como por poner más control sobre los gastos, en recursos humanos y en el comportamiento de los directivos.

También han causado la salida temporal de Kalanick de su puesto. Aunque sea temporal, su retirada ha causado gran revuelo en Silicon Valley, donde los fundadores de las empresas suelen tener mucha autonomía para tomar decisiones y suelen convertirse en imagen y sinónimo de sus empresas. También es un momento crucial para Uber, que lleva tiempo dominada por el estilo de liderazgo atrevido de Kalanick.

Se desconoce cuánto tiempo va a pasar apartado de Uber, pero desde la compañía han asegurado que puede regresar cuando quiera. Por ahora no ha comentado cuándo lo hará. Lo que sí ha dicho a sus empleados en un comunicado, tal como apunta Reuters, que necesita es un tiempo de descanso para recuperarse del reciente fallecimiento de su madre y también para trabajar en sus habilidades de liderazgo. Tal como lo ve, “si vamos a trabajar en Uber 2.0, también necesito trabajar en Travis 2.0 para que se convierta en el líder que esta empresa necesita y que vosotros merecéis. Durante este tiempo de provisionalidad, el equipo de liderazgo, mis colaboradores más directos, se encargarán de gestionar la compañía“.

Los trabajadores participaron ayer martes en una reunión en la que la dirección de la empresa les comunicó 47 recomendaciones relacionadas con cambios en las políticas y la dirección que se aprobaron el pasado domingo en una reunión, en la que Kalanick no participó. En este encuentro hubo también un incidente protagonizado por el directivo e inversor David Borderman, que hizo un comentario sexista en el que afirmaba que las mujeres hablan demasiado. No tardó en dimitir de su puesto en la junta, calificando su comentario de “descuidado, inapropiado e imperdonable“.

La responsable de recursos humanos de Uber, Liane Hornsey, dio las gracias durante esta reunión a Susan Fowler, la antigua empleada que denunció el acoso sufrido en su blog, por actuar como catalizador para los cambios. Según varias fuentes, recibió un aplauso de los trabajadores.

Entre estas recomendaciones, propuestas por el bufete de Eric Holder, está el nombramiento de un director independiente para la junta, así como valorar la posibilidad de crear un puesto independiente en ella. También proponen que haya formación obligatoria para los directivos y un comité de auditoría más numeroso e independiente, que se encargue de supervisas los gastos y la gestión. También se sugiere que se prohiban las relaciones amorosas entre jefes y subordinados, y la creación de códigos de conducta más claros sobre el uso de alcohol y drogas.

Algunos inversores ponen de manifiesto que los desafíos a los que se enfrenta Uber deberían verse en Silicon Valley como una advertencia de lo que pasa cuando se deja a los fundadores el control completo de la empresa. Incluso aunque ya se hayan convertido en grandes compañías, puede ser peligroso. Robert Siegel, profesor de la Universidad de Stanford e inversor en XSeed Capital, apunta que “es inevitable que esto lleve a centrar la atención de nuevo en una mejor dirección dentro de una empresa. Algunas veces tendemos a asociar a grandes líderes de negocios de fuerte personalidad con una buena dirección“.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!