Conecta con nosotros

Noticias

En EE.UU. quieren controlar la información que manejan las grandes tecnológicas

Publicado el

Muy a pesar Facebook ha sido la protagonista este año. El terrible escándalo de Cambrigde Analytica en el que se demostró que la red social traficaba con nuestros datos personales, y las graves consecuencias que estas acciones podían tener, hizo que saltara a la peor palestra. Mark Zuckerberg tuvo que compadecer en todos los grandes parlamentos que solicitaron sus explicaciones, declarándose culpable y principal responsable. Pero parece que la cosa no ha acabado aquí, y una brutal bajada de sus acciones no será el único castigo que sufra la red social.

Parece que senadores de Estados Unidos se han dado cuenta de la información personal (nuestra información personal), tiene un valor y las grandes tecnológicas, como Facebook, no pueden traficar con ellos libremente y sin ninguna impunidad.

En la web Axios han tenido acceso a la propuesta del vicepresidente del comité de inteligencia para el Senado, Mark Warner. Se trata de 20 propuestas que se dividen en tres puntos claves:

  1. Combatir la desinformación.
  2. Proteger la privacidad del usuario.
  3. Promover la competencia en el espacio tecnológico.

En la introducción a estas propuestas puede leerse lo siguiente: “La rapidez con la que los productos crecen y como dominan prácticamente cualquier aspecto de nuestra vida social, política y económica, ha tapado las deficiencias a sus creadores al anticipar los efectos nocivos de su uso“. O como dicen en Gizmodo: “Las empresas tecnológicas no sabían que estaban haciendo y no les importaba las consecuencias siempre y cuando ellos ganaran dinero“.

El documento propone una suerte de “GDPR a la americana”, que les haría recuperar el control de sus datos. El senado todavía está deliberando sobre las consecuencias a largo a plazo de un movimiento como este, porque, pese a todo, quieren otorgar una mayor transparencia y control, pero sin dejar de recopilar cada dato.

No es la primera vez que se habla de esto en Estados Unidos. El mes pasado, Gail Slater, uno de los asistentes principales del presidente Donald Trump en política tecnológica, de telecomunicaciones y cibernética en el Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, ya llamó la atención sobre este tema. Aunque ya dijo que no tenía intención de copiarla, pero si adaptarla a las necesidades de su país.

Ahora en este documento publicado por el equipo de Mark Werner se proponen algunos aspectos de la GDPR europea como la capacidad del usuario para elegir que plataforma recoge sus datos y que el consentimiento sea expreso, de forma que se eviten las filtraciones o traspasos a terceros.

El documento también sugiere que la legislación clasifique los “patrones oscuros” como prácticas comerciales injustas o engañosas. Como pueden ser dejar marcado la opción de “acepto los términos”. En este caso, el documento reconoce que esto es muy difícil de legislar y quiere que sea la Comisión Federal de Comercio la que legisle para que pueda responder a las infracciones en tiempo real.

También se propone un proyecto de ley de transparencia en la que los usuarios tengan una información detallada de como se están utilizando sus datos y que valor tienen para la plataforma. De esta forma, tanto usuarios como reguladores tendrán la posibilidad de saber cuanto vale esta información y que beneficio se saca de ella. Muchas veces al usuario no le importa dar esa información a cambio de servir un servicio “gratuito”. Otro beneficio, sería que los reguladores podrían evaluar mucho mejor los casos de abuso del monopolio.

En cuanto a la desinformación se propone etiquetar a los bots de manera clara y visible, el problema de esta propuesta es que exigiría que cada usuario de una red social diera datos verdaderos, por lo que peligraría la opción del anonimato en Internet.

Facebook ya ha empezado a trabajar en este aspecto. En octubre del año pasado, la red social inició una prueba que permitía a los usuarios acceder a información sobre los artículos. Ahora, esta función ya está disponible para todos los usuarios de EE.UU. y ofrece características adicionales. Las dos funciones nuevas de la plataforma propiedad de Mark Zuckerberg son “Más de este medio” o “Compartido por amigos”. La primera informará a los usuarios sobre qué otros artículos ha publicado el medio de comunicación, mientras que la segunda les mostrará cuáles de sus amigos han compartido el artículo y en qué lugares

Por último, en Gizmodo se preocupan por la última parte de esta propuesta. Responsabilizar a las empresas por difamación y divulgación pública. Ahora mismo, para que una plataforma elimine un contenido este primero tiene que ser denunciado, pero si Facebook o Twitter se vuelven responsables de todo lo que se publican tendrán que controlar y revisar cada publicación, cada tweet. Por lo que se obstaculizaría la creación de nuevo contenido y peligrarían los derechos de autor.

Imagen: Photo by Warren Wong on Unsplash

En el mundo de la tecnología por casualidad pero enormemente agradecida. Social Media Manager, Redacción, Organización y cualquier reto que se me proponga.

Noticias

Angela Merkel avisa: “Producir baterías en la UE es crucial”

Publicado el

Angela Merkel

Tal y como informa Reuters, la canciller alemana ha indicado en una evento sobre industria que “Está bien que China abra su primera planta de fabricación de baterías aquí. Así se fabricarán baterías también en la UE. Pero creo que no era parte de nuestro sueño que eso fuera algo que no pudiéramos hacer nosotros mismos en Europa”.

Angela Merkel recalcó que “es extremadamente importante que la Unión Europea desarrolle su propia producción de baterías para proteger su papel en la industria del automóvil a medida que esta pivota hacia la movilidad eléctrica”. Por último añadió que “Sigo defendiendo que desarrollemos también la capacidad estratégica de producir celdas para baterías. Creo que esto será muy importante en las próximas décadas”.

Avisos reiterados

No es la primera vez que la mandataria alemana se refiere a este asunto que, dado el giro tecnológico que está experimentando el sector del automóvil, y la importancia de Alemania en este sector, parece preocuparle mucho. Ya en mayo pasado comentó que tenía la impresión de que los fabricantes de automóviles alemanes se estaban replanteando la situación.

Dado que las baterías de los vehículos eléctricos son una parte muy importante los mismos, depender de la innovación de otros países y dejar esto fuera de la cadena de valor de los fabricantes alemanes puede reducir mucho su importancia y su potencial.

En abril de 2018 el ministro de Economía alemán Peter Altmaier avanzó que el gobierno alemán esta preparado para apoyar a los fabricantes de baterías para este tipo de vehículos. La propia Angela Merkel añadió que el gobierno alemán pretendía aumentar el gasto en I+D de Alemania hasta el 3,5% del PIB para el año 2025, y que la industria del automóvil tenía mucho que aportar en este aspecto.

El futuro es eléctrico

Ahora mismo los fabricantes de automóviles alemanes están adaptando su estrategia y futuros lanzamientos a la realidad del vehículo eléctrico, que no se tomaron muy en serio en su momento. Todos ellos están avanzando planes muy ambiciosos para contar con un gran portfolio de modelos eléctricos. Volkswagen, por ejemplo, ya avanzó el año pasado que hasta 2030 invertirá más de 20.000 millones de euros en movilidad eléctrica y que todos los modelos tendrían ese año versión eléctrica. En el marco de este anuncio ya indicaron que dedicarían sumas importantes al desarrollo de tecnologías para mejorar las baterías y fabricarlas a gran escala.

Dentro del plan estratégico RoadmapE, el grupo Volkswagen anunció también el año pasado que necesitaría 150 gigavatios/hora en baterías para fabricar sus vehículos hasta el 2025. El programa contemplaba la compra de baterías hasta el año 2030 por nada menos que 50.000 millones de euros.

Este es el punto sobre el que ponía el foco la canciller alemana. Si las baterías son una parte tan importante del concepto de movilidad eléctrica, los fabricantes europeos, y principalmente los alemanes, no pueden quedarse fuera de juego. Limitarse a comprar los elementos fundamentales de las baterías, las “celdas” a los fabricantes actuales, todos ellos de China, Corea o Japón, reducirá su papel en el futuro de la industria del transporte.

Intentos fallidos

Ya ha habido intentos anteriores. Hasta 2015 Daimler tuvo en marcha una fábrica de baterías que esperaba operar conjuntamente con otros fabricantes. Pero esto no sucedió y acabó por cerrarla ya que la producción era pequeña, ya que se fabricaban muy pocos coches eléctricos, y los costes no eran los adecuados. En aquel momento el ejecutivo de Daimler, Harald Kröger señaló que “Hemos llegado a la conclusión de que un fabricante de coches no tiene que fabricar sus propias celdas para baterías”.

Responsables de grandes conglomerados industriales como Bosch o Continental han desestimado planes para fabricar este tipo de componentes para las baterías o están retrasando sus planes al respecto. La propia Daimler insiste en que, con la tecnología actual, no tiene sentido que un fabricante alemán construya sus propias celdas para baterías. El CEO de Daimler lo expresó contundentemente: “Sabemos de lo que estamos hablando”, refiriéndose al fallido proyecto que tuvieron que cancelar.

La agenda política

El tiempo ha ido pasando y, sorprendentemente, no han sido los propios gigantes de la industria automovilística alemana, sino los políticos, con Angela Merkel a la cabeza, los que han ido marcando en la agenda la importancia de un cambio en esta situación.

El pasado junio la canciller señaló que “Somos un continente que produce vehículos ¿Podemos esperar que todo irá bien si compramos las celdas para la baterías de Asia y la infraestructura digital de los coches de algún lugar de Asia o los EE.UU.?“.

Aún así, expertos de la ciencia, de la industria y algunos líderes políticos indican que es necesario buscar el modelo que lo haga viable, ya que la alternativa dibuja un futuro muy sombrío.

 

Imagen de Sven Mandel – Own work, CC BY-SA 4.0

Continuar leyendo

Noticias

Los ingresos de la venta de sistemas convergentes suben un 9,9% interanual

Publicado el

Los ingresos de la venta de sistemas convergentes suben un 9,9% interanual

Los ingresos procedentes de la venta de sistemas convergentes han registrado un aumento interanual del 9,9% en el segundo trimestre de 2018, hasta llegar a los 3.500 millones de dólares en todo el mundo. Así lo ha destacado IDC, que en su análisis de este mercado ofrece datos de tres tipo de segmentos de sistemas convergentes: sistemas de referencia certificados e infraestructura integrada, plataformas integradas y sistemas hiperconvergentes.

El mercado de sistemas de referencia certificados e infraestructura integrada generó unos ingresos de 1.300 millones durante el segundo trimestre, lo que marca un descenso interanual del 13,9%, y representa el 38,1% de todos los ingresos conseguidos por los sistemas convergentes. El fabricante que más ha vendido de este tipo de sistemas entre abril y junio ha sido Dell, con 639,8 millones de ventas y una cuota de mercado del 47,5%. Cisco/NetApp está en segundo lugar, con unas ventas de 481 millones y una cuota del 35,7%. HPE está en tercer puesto, con 108,4 millones de dólares en ventas y un 8,1% de cuota de mercado.

En cuanto a las plataformas integradas, sus ventas también han bajado. En concreto, un 12,5% interanual entre abril y junio, periodo en el que han logrado unos ingresos de 729,4 millones de dólares. Es un 20,7% de los ingresos del mercado de sistemas convergentes. El principal fabricante en ventas en este segmento ha sido Oracle, con unos ingresos de 440,6 millones de dólares y nada menos que un 60,4% del mercado de las plataformas integradas.

Al contrario de lo que ha sucedido con las ventas de los dos últimos grupos, las de los sistemas hiperconvergentes ha experimentado un notable crecimiento: el 78,1% interanual, con unos ingresos por ventas de 1.500 millones de dólares, el total de lo ingresado por los sistemas convergentes durante el periodo analizado.

Dell ha sido el fabricante que más sistemas de este tipo ha vendido de abril a junio, consiguiendo 418,7 millones de dólares de ingresos y un 38,8% de la cuota de mercado. El segundo ha sido Nutanix, con 275,3 millones de dólares de ingresos y una cuota del 18,9%. Cisco y HPE están prácticamente empatados en segundo lugar durante el segundo cuatrimestre, con 77,7 millones y 72 millones de dólares en ingresos, y un 5,3% y un 4,9% de la cuota de mercado respectivamente.

En cuanto a las ventas de software relacionado con sistemas convergentes, la empresa que más ha vendido en este segmento en el segundo cuatrimestre de 2018 ha sido Nutanix, que ha ingresado 497,7 millones de dólares y ha alcanzado un 34,2% de la cuota de mercado total. En segundo puesto está el software para sistemas hiperconvergentes de VMWare, con 495,8 millones en ingresos.

A la vista de estos resultados, Sebastian Lagana, Responsable de investigación de plataformas y tecnologías de infraestructura en IDC, ha destacado que “la infraestructura convergente de centros de datos sigue siendo un impulso importante de la inversión de las empresas en todo el mundo. Las soluciones hiperconvergentes han ayudado a conseguir la expansión del mercado en el segundo trimestre gracias, en parte, a su capacidad para reducir la complejidad de la infraestructura, promover la consolidación, y permitir a los equipos de TI apoyar los objetivos de negocio de la empresa“.

Continuar leyendo

Noticias

Minsait: la digitalización, responsable del crecimiento del 30% de la economía en España

Publicado el

Minsait: la digitalización, responsable del crecimiento del 30% de la economía en España

La digitalización es uno de los motores de crecimiento de la economía mundial en general, y de la española en particular. Así ha quedado reflejado en un informe presentado por Minsait, una de las filiales de Indra. Titulado Informe Sobre Madurez Digital 2018, en él queda subrayado que desde el año 2015, la digitalización ha sido la responsable de hasta un 30% del crecimiento de la economía en España.

Este nivel podría haber sido incluso mayor de no haberse perdido algunos años en los que la digitalización podría haber mejorado aún más el valor añadido de la economía. En efecto, si España hubiese mantenido el ritmo de crecimiento de la Unión Europea entre 1996 y 2017, el valor acumulado de sus efectos sobre la economía española sería de 310.364 millones de euros, el 30,7% del PIB. Estas cifras contrastan con las que se han alcanzado realmente: 57.841 millones, el 5,7% del PIB.

Para realizar este informe, en Minsait han realizado un análisis teórico del impacto macroeconómico de la digitalización con un grupo de investigadores de la Universidad Carlos III. Este análisis da una visión global de sus efectos en la economía española durante los pasado 25 años. También se han entrevista con directivos de alto nivel de 70 empresas, lo que les ha permitido hacerse una idea del punto en el que se encuentran las grandes compañías españolas en cuanto a transformación digital.

Además de aportar cifras y datos sobre el impacto de la digitalización en la economía, el informe también señala el camino a seguir para que la digitalización vea consolidado su papel como generador de riqueza, tanto en la aportación de crecimiento como en la creación de empleos nuevos. Además, analiza el grado de madurez en la preparación de las grandes empresas españolas al proceso de digitalización.

Visión, estrategia y organización

Por lo general, en cuanto a visión y estrategia, la mayoría de empresas tiene una idea bastante clara sobre el papel que la tecnología digital desempeñará en su avance futuro. Así, el 45% de empresas ha concretado ya el programa que debe utilizarse como base para su transformación, así como sus objetivos, responsables, hitos y métricas. En el lado negativo, sólo el 14% de las grandes empresas apuesta por impulsar la innovación y dar espacio a la disrupción.

En cuanto a organización, Minsait subraya que en el 74% de las grandes empresas de España la dirección se ha situado a la cabeza del cambio dando ejemplo de ello a diario, y en el 54% se han definido con claridad los roles de liderazgo. Además, el 41% dedica recursos humanos y económicos específicamente a la transformación digital.

No obstante, el informe también señala que la transformación cultural es uno de los principales ingredientes del cambio. En este sentido, el 24% de las empresas encuestadas asegura que ya ha asimilado el cambio cultural. Mientras, otro 38% ya dispone de los mecanismos de incentivos, formación y comunicación que se precisan para que el cambio esté integrado en la empresa.

Además, el 35% asegura que tiene niveles elevados de apoyo al emprendimiento interno, así como al fomento de la cultura colaborativa y la sustitución de estructuras verticales por otras horizontales. Por otra parte, el 66% de empresas opina que sus sistemas no están lo bastante preparados para la integración en la transformación digital.

Este informe define identifica y examina además cuatro aspectos sobre los que se despliegan los avances logrados por las empresas españolas en digitalización. En primer lugar, lo relacionado con los clientes. En este punto, el 63% de las empresas muestra un conocimiento elevado del mercado, mientras que el 53% lo tiene de los clientes.

También es elevada su experiencia en todos los puntos de interacción, aunque la omnicanal sólo ha llegado a un 17% de las empresas. El informe de Minsait también destaca que las compañías tienen entre sus propósitos la dedicación de más recursos a mejorar la experiencia y a adaptar la propuesta de valor. También a la digitalización del punto de venta, de la fuerza de ventas y del contact center.

Con respecto a las operaciones, las empresas ya tienen un elevado nivel de automatización en gestión y operación de infraestructuras. Además, en lo que respecta a la ciberseguridad, el 50% de las empresas aseguran que están completamente preparadas para responder a un posible ciberataque. Además, señala que el 90% de las compañías encuestadas asegura que contará con un departamento de seguridad con un presupusto específico. El CISO (Responsable de seguridad de la información) ya es una figura presente en dos tercios de las empresas, mientras que el 62% ya desarrolla estrategias de riesgos digitales.

Pero no todo son buenas noticias. Según Minsait, la parte más débil de la digitalización de las empresas en España está en la innovación y en la creación en nuevos modelos de negocio. Esto se debe a que se descuida la búsqueda de nuevas fuentes de crecimiento y la disrupción de los mercados. Y en Minsait subrayan que las empresas en España deben aprovechar las ventajas de la tecnología para subir su oferta basada en productos conectados, la contextualización y la personalización. También apuntan a que la economía española será capaz de sacar los mayores beneficios de la digitalización si el capital tradicional es sustituido por el tecnológico, si el capital humano sigue optimizándose y se mantiene la inversión en I+D.

Continuar leyendo

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!