Conecta con nosotros

Noticias

China puede hundir el dólar estadounidense si decide ir por las malas

Publicado el

La guerra comercial entre China y Estados Unidos se ha endurecido considerablemente durante las últimas semanas, y la reciente campaña de acoso y derribo contra Huawei ha llevado al país a considerar posibles respuestas contra el ejecutivo de Donald Trump.

Todavía no tenemos una postura oficial por parte del gobierno de Xi Jinping, pero sabemos tienen varios «ases bajo la manga» con los que presionar a Estados Unidos. El primero está relacionado con el suministro de minerales raros, presentes en abundancia en territorio chino y fundamentales para la industria tecnológica; el segundo está vinculado a la producción y el ensamblaje de productos tecnológicos clave para gigantes como Apple; y el tercero lo tenemos en la deuda pública de Estados Unidos.

China es el mayor titular de deuda pública de Estados Unidos. Actualmente tienen bonos por valor de unos 1,2 billones (sí, con «b») de dólares americanos, una cifra mareante que tiene importantes implicaciones para el tesoro de ambos países, y también para la economía mundial.

Según la fuente de la noticia China ha vendido deuda estadounidense por valor de 20.000 millones de dólares, un movimiento que se ha interpretado como una advertencia a Donald Trump. El presidente de Estados Unidos parece no ser consciente del «jardín» en el que se está metiendo, y Xi Jinping ha querido dejárselo muy claro.

Es poco probable que se produzca una venta masiva de esos bonos de deuda estadounidense que China tiene en su poder, pero si esto ocurriera las consecuencias podrían ser devastadoras. Hablamos de 1,2 billones de dólares, una cifra que los mercados no serían capaces de absorber a corto plazo y que acabaría reduciendo de forma notable el valor del dólar.

Un dólar débil tendría efectos negativos para el tesoro de Estados Unidos y mermaría la capacidad de financiación del país, pero al mismo tiempo reforzaría el yuan, elevando su valor y encareciendo las exportaciones, algo que obviamente tendría también efectos negativos para el gigante asiático.

Es un arma de doble filo, pero al mismo tiempo nos permite poner en perspectiva la situación en la que nos encontramos. China aparece como la parte débil en esta guerra comercial, pero nada más lejos de la realidad. El país tiene muchas opciones para responder al ejecutivo de Donald Trump, pero por suerte para él todavía no ha decidido poner sus cartas sobre la mesa.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!