Conecta con nosotros

Noticias

Sustituir equipos de telecomunicaciones de China en Europa costará mucho menos de lo esperado

Publicado el

Un estudio realizado por el grupo de presión GSMA, respaldado por el gigante chino Huawei, puso de manifiesto que el veto al uso de equipamiento de telecomunicaciones proveniente de empresas chinas tendría un coste estimado de 62.000 millones de dólares en Europa, una cifra que Strand Consult ha puesto en entredicho.

El informe que emitió el grupo GSMA se refería al coste de sustitución de los equipos de telecomunicaciones de empresas chinas que se utilizan actualmente en todo el continente europeo, y no alude, por tanto, a la compra de nuevo equipamiento con el que llevar a cabo la transición al 5G, una cuestión que es fundamental tener clara desde el principio.

Según Strand Consult, una consultora danesa, el impacto económico que tendría una prohibición de este tipo en Europa sería mucho menor por dos grandes razones: la primera es que los grandes operadores móviles tienen que actualizar sus equipos con el paso del tiempo, independientemente de que Huawei u otras empresas chinas se encuentren en el mercado, y la segunda es que la presencia de equipos de empresas como Huawei y ZTE en Europa es muy «pequeña» (en proporción con la que tienen otras grandes marcas, como Nokia).

La consultora cree que el coste real sería de unos 3.500 millones de dólares, una cifra que presenta una diferencia abismal si la comparamos con la cantidad que presentó el grupo de presión GSMA, y que para algunos expertos resulta mucho más realista.

El estudio que ha realizado Strand Consult se ve respaldado por los informes centrados en los resultados que se están viendo en Estados Unidos y Australia, dos países que han vetado el uso de equipamiento de telecomunicaciones de Huawei y ZTE y que, a pesar de ello, no han sufrido retrasos en la adopción de la tecnología 5G ni han tenido que afrontar una escala masiva de precios.

Huawei se sigue defendiendo de las acusaciones vertidas por Estados Unidos y sostiene que no tiene vinculación con el gobierno chino, y que no utilizan sus dispositivos ni su equipamiento de telecomunicaciones para espiar. Diferentes entidades y varios analistas han puesto en tela de juicio la posición de la Administración Trump, y es comprensible ya que no han aportado pruebas sólidas que demuestren que Huawei es realmente un peligro para la seguridad nacional y que justifiquen, por tanto, el veto que le fue impuesto.-

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!