Conecta con nosotros

A Fondo

BiciMad: lo que mal empieza mal acaba

Publicado el

software bicimad

Foto: 20 minutos.

Antes de que BiciMad fuera inaugurada en junio del pasado año por Ana Botella, el servicio público de alquiler de bicicletas ya arrastraba una larga y triste polémica tras de sí. El sistema nació con una serie de problemas estructurales y tecnológicos que, unidos a otros factores, han provocado que unos pocos meses después se encuentre al borde de la quiebra.

Todo comenzó hace unos años, cuando el consistorio madrileño se interesaba por la bicicleta con una clara aspiración olímpica. El intento de adaptación de la ciudad a la bici llegaba junto con la candidatura a ser sede de las Olimpiadas. En 2003 se propuso crear un anillo ciclista para enlazar los distintos equipamientos deportivos de la ciudad que culmina en 2008, con 67 km de vías para ciclistas, sin que ninguna parte de esa infraestructura entre dentro de la ciudad.

En el Plan Director Ciclista de Madrid de 2008 aparece ya la previsión de construir 600 km de vías ciclables que incluirían el interior de la ciudad, a 60 km por año hasta 2018. El anterior alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón prometió en 2009 un proyecto de movilidad en el que se incluía un servicio público de alquiler de bicicletas que estaría operativo en 2011. El plan quedó aparcado hasta la siguiente legislatura a causa de la crisis y el nivel de endeudamiento del consistorio. En 2010 la licitación sale a concurso y se cancela poco después por falta de presupuesto.

Tras el trueque de Botella por Gallardón, la nueva alcaldesa recuperó la idea y, finalmente la sacó a concurso en 2013. Entonces ya no se hablaba tanto de olimpiadas, pero sí de la necesidad de liberar a la ciudad de la enorme carga contaminante del tráfico. Al mismo tiempo, la Asociación Empresarial de Servicios de la Bicicleta Madrid Pro-Bici, emprendía su particular (e ignorada) lucha para que el servicio de alquiler público se destinase exclusivamente a los empadronados en Madrid, y no ofreciera alquiler temporal a turistas para no perjudicar el negocio de las pequeñasempresas de alquiler.

El plan que finalmente se materializó en la creación de BiciMad se llamaba Plan de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid. A diferencia de las anteriores intentonas este contaba con presupuesto y el deseo de concluirlo. El objetivo era lograr una movilidad sostenible dentro de la capital, descongestionar el tráfico del centro y bajar los alarmantes niveles de contaminación ambiental. Para ello se quería fomentar el uso prioritario de la bicicleta en los lugares de mayor congestión de tráfico y con más concentraciones de gases contaminantes. Sin embargo, poco más de un año después de la implantación de BiciMad, el Ayuntamiento ha anunciado que Bonopark, empresa que gestiona el servicio, podría entrar en concurso de acreedores a causa de las enormes pérdidas que le genera al mes, unos 300.000 según ha explicado el propio Ayuntamiento.

Lo que mal empieza mal acaba

No se puede decir que la bici pública en Madrid agonice por falta de usuarios. Con más de 55.000 abonados, es difícil no ver las bicis blancas de alquiler circulando por toda la ciudad, a todas horas. No es eso lo que podría llevar a BiciMad a la quiebra.

Desde el mismo momento en que Ana Botella diera su pedaleada inaugural, los problemas han salpicado tanto la gestión del servicio como su buen funcionamiento. Ese día las estaciones no funcionaban. En algunas ni siquiera había bicis. El sistema de registro falló. Durante varios días la mitad de los recién anotados no pudo obtener su tarjeta, se producían fallos en las lecturas de saldo, había estaciones con las bicis bloqueadas y hasta se produjo un hackeo del sistema informático que hizo aparecer imágenes porno en las pantallas de las estaciones. Las incidencias no se limitaron a los inicios, cosa por otro lado comprensible en cierta medida; meses después se seguían produciendo fallos en los monitores de las estaciones, en el sistema de anclaje y desanclaje de las bicis, en la notificación de incidencias o en la asistencia eléctrica de la máquina. Cada noche un camión de la empresa recorre las estaciones retirando bicis dañadas y ajustando los sistemas informáticos del tótem. Pero no da abasto. Y no da abasto porque sólo es eso, un único camión para cubrir toda la capital, y los tres operarios que van en él recogen cerca de 100 bicicletas estropeados o abandonados cada día. Increíble pero cierto.

BiciMad

En julio de este año había registradas 14.000 incidencias, un 438% más que en el mes de marzo. Los usuarios quieren, pero no pueden. A eso se ha sumado otro problema: el vandalismo, que se hizo mucho más intensivo este verano. Entre el 1 de junio y el 15 de julio de este año ya se habían contabilizado 215 de los 450 ataques desde el comienzo del servicio, y ahora se contabilizan unas 1.006 bicicletas dañadas. Ha sido también a partir de este periodo cuando el nuevo consistorio se ha reunido en varias ocasiones con BonoPark para instarles a cumplir lo pactado en el contrato firmado con Botella por 25 millones de euros. El Ayuntamiento presiona, pero la empresa no logra reaccionar como el servicio necesita. En agosto de este año se verificaba que la empresa no llegaba a cumplir el 50% de lo pactado. Según el acuerdo debería haber ya 2.000 bicicletas totalmente operativas y circulando por Madrid, pero en el día a día no llegan a 1.000.

La trayectoria de BonoPark dentro de la capital está muy clara. La experiencia previa de la empresa se limitaba a un servicio de 100 bicicletas y 12 estaciones inaugurado en 2013 en San Sebastián. Allí fue la empresa la que comenzó a dar servicio con retraso sobre lo previsto por problemas financieros, y también entonces, con 1.000 usuarios registrados, sólo 300 tenían tarjeta operativa. Los problema en San Sebastián no impidieron que desde Madrid se les adjudicara el contrato para instalar y gestionar la bici pública. Volviendo con el vandalismo, dBizi también sufrió una oleada de ataques en San Sebastián a principios de mayo. Sillines arrancados, ruedas reventadas o cadenas desenganchadas son un habitual tanto en la capital donostiarra como en Madrid. La empresa ya trabajó en Donosti para reforzar los sistemas de anclaje, ya que muchas bicicletas eran arrancadas por la fuerza de sus bases. Algo que no debería ser posible.

La Policía Municipal tiene que dedicar parte de su tiempo a la vigilancia de las estaciones y a evitar los ataques contra esta propiedad pública. La situación ha llegado a tal punto que a veces la policía municipal traslada en sus vehículos las bicis encontradas y las lleva hasta sus dependencias hasta que el camión de BiciMad puede pasar a recogerlas. Desde las asociaciones y colectivos de ciclistas se pusieron en marcha campañas de denuncia de los robos y actos vandálicos contra las bicicletas públicas, gracias a las cuales ha sido posible recuperar algunos de los ciclos robados. Cada vez es más gente la que cursa denuncias ante la policía o en las redes sociales cuando ve actos vandálicos contra las bicis.

El vandalismo ha sido una de las excusas que la adjudicataria ha puesto al actual Ayuntamiento para no cumplir lo contratado. El consistorio, por su parte, ha declarado estar tratando por todos los medios que BonoPark siga con la actividad, pero antes que a la empresa, lo que le interesa a la corporación municipal es mantener el servicio público de alquiler. José Antonio Díaz, de la concejalía de Movilidad del Ayuntamiento, han asegurado de que se quedarán con el servicio si es necesario, y señala que el contrato existente es un auténtico desastre, y que la culpa es en buena medida de la propia empresa. En Ayuntamiento (también con Botella en la alcaldía) ha tenido que sancionar varias veces a BonoPark por los reiterados fallos en el servicio, que dejan muy lejos la realidad de lo que se pactó con ellos en su momento.

Los ciudadanos dicen…

Mientras BonoPark intenta echar balones fuera centrándose en los ataques, e invirtiendo en sistemas GPS para recuperar las bicis, el Ayuntamiento está buscando sus propias soluciones. Recientemente se reunieron con representantes de la sociedad civil implicados con el activismo en bicicleta. De ahí se argumentaron conclusiones como que el vandalismo no es la principal causante de la crisis de BiciMad. Tal como informa la asociación En Bici por Madrid, los problemas estructurales del sistema, inherentes al diseño del mismo, representan un porcentaje de mayor peso dentro del anunciado colapso de la empresa. Falla la redistribución entre las bases, la información en tiempo real del estado de las bases, los tótems y el proceso de alta de un nuevo abonado. Para colmo, la información oficiosa es más útil que la oficial, y desde distintas plataformas los usuarios se dan consejos para el uso de las bicicletas ante la escasez de atención al público por parte de la concesionaria.

El diseño del sistema de alquiler cuenta con importantes fallos. En los anclajes, como decíamos, no debería ser posible forzarlos, pero tampoco que estando bien la bici el sistema se bloquee y no permita su uso, teniendo a veces estaciones enteras en rojo sin que se deba a fallos de los ciclos. Tampoco van bien las cámaras de seguridad, los GPS o el software, y eso no tiene nada que ver con los ataques.

Según ha explicado el ayuntamiento, aunque las condiciones completas del contrato no se conocen, sí que se saben los pagos que debería realizar a BonoPark por su servicio. En total 50.000 euros mensuales, el 40% de lo que pagan los usuarios y una variante de hasta 150.000 euros en caso de que se cumplan todos los indicadores. BonoPark no ha llegado a recibir el pago completo trimestral del variable a causa de los reiterados fallos. El contrato firmado por Botella compromete al ayuntamiento a 12 años de servicio con BonoPark y a tratar de solucionar la herencia envenenada de los contratos opacos. Servicio que no cumple las expectativas ni necesidades de la ciudad y que cuenta con una cada vez más alta demanda.

Entre las medidas que proponen los ciudadanos están que la información en tiempo real esté disponible en código abierto a través de la web, que se aporten datos de las incidencias, recuperaciones y vandalismo, que se habiliten otros cauces aparte del mismo tótem o el 010 (cuyas relaciones con BonoPark no son nada buenas) para comunicar incidencias, que la normativa se exponga en los manillares, que el GPS funcione en tiempo real, que se apliquen mayores descuentos a los usuarios que  vayan a contracorriente y instalar cámaras en las bases. En conjunto se propone modificar las tarifas para atraer a más usuarios y que el servicio sirva, de verdad, para descongestionar el tráfico de la ciudad; mejorar las altas y las renovaciones y publicación de los contratos (como decíamos, no se conocen las condiciones pactadas entre la anterior alcaldesa en BiciMad), entre otros.

El servicio de bici pública es una realidad eficiente y efectiva en muchas ciudades del mundo. Desde hace años los sistemas han podido aprender y evolucionar, una experiencia que, lamentablemente, no siempre se usa para que las nuevas ciudades que se adhieren lo hagan cada vez con menos fallos. La opacidad en los contratos públicos no ayuda a comprender por qué Madrid, una de las capitales del mundo, no cuenta con un buen sistema de alquiler público. Otorgar concesiones baratas puede acabar saliendo caro si los análisis y las prevenciones se toman a posteriori. Las medidas que ahora se están tomando podrían llegar tarde. El servicio público de bicicletas agoniza, ¿morirá?

Top 5 cupones

A Fondo

Las empresas que más ayudan a pymes y autónomos españoles

Publicado el

La consultora Advice Strategic Consultants, de la que es socio director general nuestro colaborador, Jorge Díaz-Cardiel, ha llegado a la conclusión de que la Fundación Bancaria La Caixa, El Corte Inglés, Telefónica, Inditex y CaixaBank son las cinco primeras grandes empresas que, según las pymes y autónomos españoles, “más les ayudan” en el desempeño de su labor empresarial.

Se trata de unos resultados basados en las encuestas realizadas a pymes, microempresas y autónomos de varios sectores, así como entrevistas a líderes de opinión de nuestro país para contrastar opiniones. Según la consultora,  la coincidencia entre los dos públicos entrevistados es casi del 99%, mientras que el Índice de confianza estadística es el 98,2%.

Así, el primer dato destacable es que Fundación Bancaria La Caixa, seguida por El Corte Inglés, Telefónica, Inditex y CaixaBank son las empresas que las pymes y autónomos españoles más y mejor valoran, porque les ayudan en el desempeño de su labor empresarial. Les siguen líderes sectoriales: Danone, Calidad Pascual, HP, Apple, Sage Spain, Microsoft, Meliá Hotels International, Iberostar, Seat, Naturgy (antes, Gas Natural Fenosa), Iberia, Abertis, Pelayo, Mapfre, Cellnex Telecom y MSD.

En cada sector hay no menos de una docena de empresas que destacan, en ámbitos que aportan mucho al PIB, sea el turismo, con un 11%, o las TIC, con un 8,4%, por ejemplo”, indicó Díaz Cardiel. En total, las pymes y autónomos entrevistados han analizado 400 grandes empresas en un período de encuestación de tres meses.

Son sectores y empresas sistémicos para la economía y sociedad españolas. “El caso más emblemático es La Fundación Bancaria La Caixa, presidida por Isidre Fainé y más conocida como La Caixa”, añade Díaz Cardiel. De CaixaBank dependen las participaciones en Telefónica (5%) y Repsol (9,5%), aunque Criteria Caixa también posee un 1% de Telefónica, siendo La Caixa, por tanto, el primer accionista de la operadora.

Razones de valoración positiva de las grandes empresas

Preguntados los entrevistados por qué CaixaBank, un banco, seguido de Santander (con Popular, que aportó muchos clientes pymes y autónomos al banco cántabro), BBVA y Bankinter son tan importantes para ellos, la respuesta fue clara: “el acceso a la financiación bancaria, que en el caso de las pymes españolas alcanza el 88 por ciento versus el 50 por ciento de Alemania y el 30 por ciento en Estados Unidos. Durante los años de crisis, la principal preocupación de pymes y autónomos fue la sequía del crédito empresarial, abierto a empresas solventes entre 2014 y 2018, lo que ha facilitado la inversión empresarial”, explica Jorge Díaz Cardiel.

Telefónica, seguida por los otros operadores de telecomunicaciones, es importante para las pymes porque les hace llegar la fibra óptica, acceso a Internet, convergencia, contenidos, cloud, big data e inteligencia artificial. Contenidos, mediante su alianza con Netflix y cloud, gracias a su acuerdo con Amazon Web Services (AWS). Vodafone, Orange y Más Móvil siguen el mismo camino, “imitando al incumbente y líder del mercado”.

Pymes y autónomos han destacado el crecimiento de Telefónica, en un extremo, por la oferta y la calidad y de Más Móvil, en el otro extremo, porque ofrece precios bajos. Al mismo tiempo, señalan que “Vodafone baja y Orange sube”.

El Corte Inglés y la economía y la sociedad españolas están indisolublemente unidas, dicen pymes y autónomos, que dicen conocer bien El Corte Inglés en un 99%. “El Corte Inglés provee de todo -productos, servicios-, ofrece calidad de servicio, buena atención al cliente y, cada vez más, comercio electrónico para comprar online”. Otros grandes de la distribución, le siguen, como Inditex y Mercadona, entre otros. En Tecnologías de la Información, HP (hardware) y Sage Spain y Microsoft (software).

“La hostelería tiene campeones nacionales, Melia Hotels International, primero, e Iberostar Group, segundo. La expansión internacional de Meliá está ayudando a muchas pymes a seguir al líder hotelero, efecto de arrastre, que también se aprecia en Inditex o, en el caso de CaixaBank, líder del mercado ibérico, de expansión de nuestras pymes al país vecino, Portugal”. La automoción está dominada por Seat, empresa que tiene, como el resto de su sector en menor medida, una industria auxiliar (muy fuerte) del automóvil, compuesta de pymes, pero muy dependientes de los planes de las grandes empresas automovilísticas, cada vez menos españolas y más foráneas, por “lo que las decisiones se toman fuera de España, lo que preocupa a pymes y autónomos en automoción”.

En Energía, lidera Naturgy (antes denominada Gas Natural Fenosa), seguida por Iberdrola; en Aerolíneas, Iberia; en Seguros, Pelayo, primero, y Mapfre, después; en Gestión de Infraestructuras inalámbricas, Cellnex Telecom, “el mejor valor en bolsa (Ibex-35, en 2017 y 2018), con revalorización del 62%”.

Parámetros

Lo que más valoran las pymes y autónomos de las grandes empresas:

  • Que se les provea de contratos, carga de trabajo (98%)
  • Ayuda en la generación de Empleo (95%)
  • Facilidad de acceso a la Financiación bancaria (90%)
  • Mejoras en la gestión (84%)
  • Mejoras en sus procesos internos y de relación con clientes (76%)
  • Formación, especialmente importante en Telecomunicaciones, TIC y servicios financieros (75%)
  • Digitalización, transformación digital, (70%) que se traducen en más productividad y más competitividad.
  • Internacionalización, salida al exterior, exportar (69%)

Continuar leyendo

A Fondo

Las 7 tecnologías que se adoptarán masivamente en los próximos cinco años

Publicado el

Las 7 tecnologías que se adoptarán masivamente en los próximos cinco años

Durante los próximos cinco años, varias tecnologías que hoy están comenzando a gozar de cierto reconocimiento y popularidad entre el público se adoptarán de manera masiva. A ciencia cierta, no se sabe cuáles son, pero en Gartner ya aventuran cuáles serán las siete que sí lo harán. Y que lo harán en un periodo de entre dos y cinco años a partir de 2018.

Según datos de la consultora, la primera en conseguir el comienzo de su adopción masiva será el reconocimiento de voz. Esto sucederá dentro de unos dos años. Según Matthew Cain, Vicepresidente y analista de Gartner, “los efectos del reconocimiento de voz sólo pueden apreciarse si se observan día a día. Los consumidores y los trabajadores de las empresas interactúan cada vez más con aplicaciones sin tocar un teclado para ello. Además, las aplicaciones de voz a texto han proliferado, gracias a la adopción de chatbots y de asistentes personales virtuales en las empresas. También por la adopción de dispositivos con interacción de la voz por parte de los consumidores. Entre ellos, de smartphones y consolas de juegos. Y específicamente, de los altavoces con asistentes virtuales“.

Los chatbots y los asistentes virtuales, que están ganando poco a poco presencia en la empresa, son implementaciones que aportan más valor añadido al reconocimiento de voz. Ambos emplean Inteligencia Artificial y machine learning para atender a la gente o para automatizar tareas. Escuchan y observan comportamientos y se encargan de construir y mantener modelos de datos, así como de predecir y recomendar acciones. Los chatbots son precisamente otra de las tecnologías que experimentarán un mayor crecimiento en los próximos años. En la actualidad menos de un 4% de las organizaciones han puesto en marcha interfaces conversacionales como los chatbots, pero según la Encuesta para CIOs de 2018 de Gartner, ya hay un 38% de empresas y entidades que están planeando experimentar con estas tecnologías o, directamente, ponerlas en marcha en su día a día.

Otras tecnologías que van a crecer notablemente de aquí a cinco años son la analítica aumentada y la personal. Ambas están consiguiendo que la analítica esté disponible cada vez para más empleados. Así, todos tienen la oportunidad de hacer sus pinitos como científicos de datos. La analítica aumentada emplea machine learning automatizado para cambiar la manera en que se desarrollan, consumen y comparte n los datos.

Los que se dedican a la analítica y el análisis de datos deberían integrarla en sus estrategias de transformación digital para llevar información más avanzada a más personas. Entre ellas, a los científicos de datos “ciudadanos”, un grupo que va a ser cada vez más importante y numeroso. Según Gartner, para 2020, gracias sobre todo a la automatización de las tareas relacionadas con la ciencia de datos, estos científicos de datos van a superar a los que se dedican a ello profesionalmente en cuanto al análisis avanzado producido.

Como consecuencia de esto llegará la que hemos llamado la analítica personal, el análisis de los datos relevantes en función del contexto que proporcionará información personalizada, así como predicciones o recomendaciones efectuadas para que los usuarios particulares puedan beneficiarse de ellos. Gracias a esto, la ciencia de datos ciudadana ya es una tendencia que ha captado la atención de Gartner. Se trata de una rama del conocimiento que sienta las bases de la analítica de próxima generación, y que según la consultora, se convertirá rápidamente en una parte importante de la forma en que se hacen posible y se escalan las funciones de ciencias de datos en una empresa. Según apuntan sus analistas, para 2020 más del 40% de las tareas de ciencias de datos pasarán a estar automatizadas, lo que dará como resultado una mayor productividad y un mayor uso de datos por parte de los científicos de datos “ciudadanos”.

Otra de las tendencias tecnológicas que más va a crecer en los próximos años es el uso de plataformas de aprendizaje flexibles. Estas se encargan de ajustar la manera en que el contenido para enseñar se presenta a los usuarios. Para ello utiliza como base sus respuestas o sus preferencias, y su objetivo es optimizar la destreza digital de las plantillas de las empresas. Se calcula que su adopción se generalizará entre los próximos dos y cinco años.

Continuar leyendo

A Fondo

Red Hat celebra el aniversario de “Kubernetes, el nuevo Linux de la nube”

Publicado el

kubernetes

En los últimos años han cambiado muchas cosas en el ámbito tecnológico. El fenómeno de la computación en la nube, entendido como la implementación y despliegue de infraestructuras y servicios, se ha asentado, trayendo consigo beneficios y nuevos retos para los cuales ha sido necesaria la introducción de nuevas soluciones. Así, la potencia y versatilidad de la nube propició la tecnología de contenedores, y el rápido aumento de esta hizo lo propio con lo que conocemos como sistemas de orquestación. Es decir, Kubernetes, porque si bien hay otros, el proyecto de código abierto ha logrado posicionarse en muy poco tiempo como el referente absoluto de su categoría.

De hecho, son nombres como Docker o Kubernetes los que han abierto un mercado que apenas existía unos años atrás, convirtiéndose prácticamente en sinónimos de los términos que representan, léase contenedores u orquestación de contenedores. No es de extrañar, pues, la importancia que ha adquirido Kubernetes, o que Red Hat lo haya bautizado como “el nuevo Linux de la nube”. Nacido originalmente en el seno de Google, el gigante de Internet contó pronto con la colaboración de otras partes, entre las que se contaba la vendedora líder del Linux corporativo que ahora le rinde homenaje.

Aunque fue en junio de 2014 cuando se lanzó la primera versión alfa de Kubernetes, Red Hat celebra el tercer aniversario del proyecto, que un año más tarde lanzaría su versión 1.0. Sea como fuere, con el lanzamiento de su primera versión estable Kubernetes pasó a ser gestionado por la Cloud Native Computing Foundation (CNCF), uno de los proyectos de The Linux Foundation apoyado por las grandes empresas del sector, incluyendo a Google, Amazon, Cisco, Microsoft, Intel y otras tantas, que a la postre han sido las que han aupado y hecho crecer la tecnología al nivel que ostenta actualmente.

También Red Hat estuvo desde el principio. “El interés de la industria comenzó a consolidarse en torno a Kubernetes gracias a su capacidad para soportar un desarrollo de software rápido e iterativo y el desarrollo de aplicaciones que podrían permitir el cambio en todos los entornos, desde local hasta la nube pública”, recuerdan desde la compañía. “Antes de Kubernetes, el mundo de TI intentó abordar estas necesidades empresariales con las ofertas tradicionales de la Plataforma como Servicio (PaaS), pero con frecuencia estas soluciones eran demasiado dogmáticas en cuanto a los tipos de aplicaciones que se podían ejecutar sobre ellas y cómo esas aplicaciones eran diseñadas y desplegadas”.

El objetivo fue siempre el mismo: simplificar la orquestación y gestión de sistemas mediante una plataforma abierta que permitiese al cliente implementar una gama más amplia de aplicaciones con mayor flexibilidad. Y desde su primera versión Kubernetes se ha utilizado como un elemento básico tanto para los Contenedores como servicio (CaaS) como para las plataformas basadas en PaaS.

Kubernetes como el nuevo Linux de la nube

La demanda de las empresas para pasar a la nube híbrida y la infraestructura multicloud, la demanda de aplicaciones combinadas con la necesidad de admitir aplicaciones tradicionales y nativas de la nube en la misma plataforma; el deseo de administrar sistemas distribuidos con software contenedorizado y una infraestructura de microservicios; la necesidad de que los desarrolladores y administradores se centren en la innovación en lugar de en la gestión… Kubernetes nació para dar respuestas a todas estas cuestiones. Es por ello que lo habitual actualmente es ofrecer soluciones que integren Kubernetes como piedra angular, tal y como hace Red Hat con OpenShift.

“Y, todo es código abierto, lo que lo pone a disposición de todos y permite a los contribuyentes de todo el mundo resolver mejor esta nueva era de desafíos informáticos de forma conjunta, en entornos abiertos, no protegidos por entornos en silos o plataformas propietarias”, explican desde Red Hat. “En más de 25 años contribuyendo con proyectos de código abierto, que van desde el kernel de Linux hasta OpenStack, hemos visto pocos proyectos que puedan reclamar la velocidad de Kubernetes. Es un testimonio de la capacidad de los contribuyentes del proyecto para trabajar en colaboración para resolver una gran necesidad empresarial que Kubernetes ha movido tan rápidamente desde la versión 1.0 a un amplio apoyo del sector en tres años”, añaden.

Tras tres años, Kubernetes se muestra como uno de los esfuerzos de colaboración de código abierto más exitosos desde Linux. Habiendo aprendido las lecciones de anteriores iniciativas de colaboración a gran escala e intercomunitarias como OpenStack, la comunidad de Kubernetes ha logrado avanzar hacia un nuevo nivel de gestión efectiva que abarca diversidad y un espíritu de apertura, todo lo cual ha impulsado cantidades increíbles de innovación en todos los aspectos del proyecto“, sostiene Diane Mueller, responsable de Red Hat Cloud Platform.

Continuar leyendo

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!