Conecta con nosotros

Noticias

Google Chrome avanza en la eliminación de Flash

Publicado el

Flash

Aún recuerdo los primeros tiempos de la tecnología Flash (por aquellos entonces de Macromedia, después adquirida por Adobe), ¡era increíble! Hasta entonces, los efectos que podías esperar en una web se limitaban a algún gif animado, quizá un archivo midi sondando de fondo y textos con la etiqueta HTML <blink> que no dejaban de parpadear. Y de repente, ¡la web ya era multimedia e interactiva! Así, las webs con componentes en Flash (cuando no totalmente diseñadas con este sistema) proliferaron como setas en el campo tras un día de lluvia y, por un momento, pudo dar la impresión de que el futuro de la web pasaba al 100% por este sistema.

Sin embargo, poco tiempo después empezaron a conocerse algunos problemas de seguridad, y tardó muy poco en convertirse en uno de los principales objetivos de hackers y ciberdelincuentes, que vieron en sus agujeros una mina de oro. Y eso por no hablar de su optimización, desde siempre ha sido una especie de gran sumidero de recursos. Además, lento pero a su ritmo, el consorcio W3C ya llevaba algún tiempo trabajando en la definición de HTML5, evolución del lenguaje de marcado en el que se basa la web, y que cuenta con funciones que permiten reproducir muchas de las acciones que, en su momento, solo estaban al alcance de los diseñadores de webs basadas en Flash. Ahí empezó su ocaso, que vivió un punto muy importante cuando Steve Jobs se negó a hacer el iPhone (bueno, más concretamente la versión móvil de Safari, su navegador) compatible con esta tecnología.

A día de hoy, y aunque todavía quedan muchas páginas que lo emplean (si bien la mayoría ya no son de reciente creación, eso sí), muchos de los sitios que usaban Flash ya han realizado una migración completa a HTML5. Tal es el caso, por ejemplo, de Youtube, que hasta el año pasado todavía empleaba ambos sistemas. Así, no se puede decir que esta tecnología ya haya muerto, pero lo que sí que es innegable es que camina, con paso firme, hacia su desaparición, no tanto por sus propias acciones, como por el convencimiento de la industria de que ya ha llegado el momento.

A este respecto, Computerworld se hace hoy eco del anuncio, por parte del equipo de desarrollo de Google Chrome, de que la versión 55 del navegador, que en principio verá la luz el próximo 5 de diciembre, ya no cargará por defecto el contenido Flash de las páginas web y, si hay una alternativa al mismo en formato HTML5, es el que mostrará por defecto. Esto no significa que ya no vaya a ser posible acceder a páginas y a elementos en Flash a través del navegador de Google, pero sí que este ya no se cargará sin la intervención previa del usuario.

Por otra parte, en la primera semana de septiembre se publicará la versión 53 del navegador, que bloqueará los componentes analíticos (los que emplean muchas páginas y servicios de publicidad para comprobar que se están mostrando banners y otros elementos publicitarios) diseñados en Flash. Así, todos los servicios relacionados con el sector de la publicidad online y que todavía emplean estos elementos, tienen menos de un mes para cambiar a otros basados en HTML5 o, de lo contrario, perderán una información muy valiosa, y de la que dependen de manera muy directa para gestionar sus campañas.

 

Imagen: geek.com

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!