23 de noviembre de 2017

MuyComputerPRO

Radiografía de la pyme española: digitalización y negocio

Radiografía de la pyme española: digitalización y negocio

Radiografía de la pyme española: digitalización y negocio
abril 21
10:56 2017

El año 2017 no es 2013. En el primer semestre de 2013, la economía española todavía vivía en recesión y no empezó a ver la luz hasta la segunda mitad del año. Como dijimos en el Contexto Económico, Empresarial y Social de la Radiografía de la Pyme de Sage España, 2014 fue el año bisagra de la recuperación, con un crecimiento positivo anual del PIB del 1,4%. En 2015, España creció el 3%. Coinciden los servicios de estudios económicos nacionales e internacionales, con pocas diferencias de matiz. Y el crecimiento se repitió en 2016 (3,2%).

El programa de reformas del gobierno de España, el peso –primero- de las exportaciones en la composición del PIB, y del consumo interno en la segunda fase de la recuperación, la caída de los precios del petróleo, la devaluación del euro, los aumentos de competitividad de la economía española vía reducción de costes laborales, la creación de empleo y la reciente nueva política del Banco Central Europeo son algunos de los parámetros del éxito de la salida de la crisis que ahora hay que consolidar.

El tejido empresarial español es pyme

La macroeconomía ha evolucionado favorablemente en los dos últimos años. Donde no ha habido cambios ha sido en la composición del tejido empresarial español: sigue estando compuesto mayoritariamente por pymes. Concretamente, el 99,88% de nuestras empresas son pyme (entre 0 y 249 asalariados) y, de ellas, el 97,6% facturan menos de dos millones de euros. En los últimos doce meses ha habido, al mismo tiempo, algunos cambios en ellas:

  1. El sector de actividad: aumenta el peso del sector servicios, hasta el 80,5%.
  2. Se incrementa la importancia de la pyme para el empleo: del 62,9% se pasa al 66% de la fuerza laboral española.
  3. Aumenta la productividad de nuestras pymes un 2,21% debido a que las ventas globales han aumentado.
  4. El empleo total disminuyó: el valor añadido bruto (VAB) por ocupado de la economía española fue de 58.619 euros, por encima de los 47.485 euros de la UE-28.
  5. El comercio al por menor es donde más pymes se han creado y, de estas, son mayoría las que se acogen a la fórmula jurídica de autónomo.

Pymes y sociedad española tecnologizada

Un país económicamente formado por pymes, que soportan la mayor parte del empleo, se identifica fácilmente con la sociedad en la que vive. O, mejor aún, pyme y sociedad españolas se sienten muy reflejadas la una en la otra, como no podía ser de otra manera. La española es una sociedad cada más conectada en red: son 27 millones de españoles los que acceden regularmente a Internet, 1,45 millones más que el año anterior. Y la Banda Ancha Móvil (BAM) continúa siendo la tecnología clave en el avance de la Sociedad de la Información: en 2014, 21,44 millones de españoles accedieron a internet en movilidad, 4 millones más que en 2013. En 2015 y 2016, aún por confirmar, parecen ser mejores. Las redes sociales están para quedarse: su uso ha aumentado tres puntos hasta el 67,1%.

El comercio electrónico es una tendencia imparable: Un total de 14,9 millones de personas han realizado alguna compra a través de internet en 2014, de los cuales 1,9 millones lo hicieron por primera vez el pasado año. Una de cada tres visitas a tiendas online se produce con dispositivos en movilidad. El comercio electrónico sube un 29,2% con respecto a un año antes, al tiempo que las ventas online españolas en el exterior aumentan un 44,6%.

Y la administración electrónica, tal y como estaba previsto en la Agenda Digital del Gobierno de España, ha seguido avanzando a buen ritmo: el 76,5% de los trámites realizados por la Administración General del Estado (AGE) han sido por vía electrónica, que ha calculado unos ahorros para ciudadanos y empresas, en 2013 y 2014, de 31.000 millones de euros, más otros 22.000 millones en 2015 y 2016.

La Sociedad de la Información sigue avanzando en España: el 74,8% de los hogares con, al menos, un miembro de 16 a 74 años dispone de ordenador. Y el 74,4% de los hogares españoles tiene acceso a la Red, frente al 69,7% del año anterior.

Los años 2015 y 2016 fueron los de mayor dinamismo empresarial

En 2014 y 2015 se crearon más sociedades mercantiles (un 0,8% más) y aumentó la cifra de negocio empresarial (1,9%). La confianza de los empresarios también ha mejorado: El Índice de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) en el segundo trimestre de 2017 aumenta un 4% respecto al primer trimestre de 2016; todos los sectores económicos analizados presentan una mejora de la confianza respecto al trimestre anterior.

También analizamos los componentes del entorno empresarial, considerando las pymes que los de mayor importancia en el año 2016 fueron la demanda de sus productos (con un 58,5% de las respuestas con una importancia alta), el entorno macroeconómico (con un 43,7%) y la morosidad (con un 42,7%).

Aumentan las exportaciones, pero las importaciones lo hacen más

En 2016, España siguió exportando, aunque hubo un crecimiento mayor de las importaciones, fruto del aumento de la demanda interna y la mayor inversión. La Unión Europea siguió siendo el destino geográfico más importante de nuestras exportaciones, con el 63,4% del total. En términos sectoriales exportadores sobresalió el sector del automóvil, cuyas ventas al exterior aumentaron un 6,2% y supusieron el 14,8% del total. Cataluña fue la Comunidad Autónoma que más contribuyó al crecimiento anual de las exportaciones: sus exportaciones representaron el 25,1% del total y crecieron un 3,1%.

Sobre las empresas exportadoras, en 2016, su número descendió un 2,2% y se situó en 147.731 compañías. Un dato que, sin embargo, se vio compensado por el impulso experimentado por las empresas que exportan regularmente (cuatro años consecutivos). En ese año, la cifra ascendió a 45.842 empresas, lo que supuso un 11,4% más que el año anterior y un nuevo máximo histórico. Y, sobre las pymes exportadoras, un análisis más detallado muestra cómo la variación más importante se ha producido entre las empresas que venden menos de 5.000 euros. En 2013, apenas había 6.548, un 4,3% del total. Un año después, la cifra creció hasta las 9.058, un incremento del 38,3% o que 2.510 pymes lograron concatenar en 2014 cuatro años seguidos exportando.

Vías alternativas a la financiación bancaria para pymes

La financiación bancaria sigue siendo la principal forma de financiación de las empresas y pymes españolas. Pero también han surgido nuevas formas de financiación alternativa. El gobierno ha querido recoger esas figuras en la Ley para el Fomento de la Financiación Empresarial y en la Ley de Entidades de Capital Riesgo. Y, aunque todavía son marginales frente a la financiación bancaria, cada vez son más conocidas y utilizadas, como: Private Equity, Venture Capital, Business Angels y Crowdfunding, por sus denominaciones en inglés. Por ejemplo, el capital riesgo invirtió 3.000 millones de euros en 2014 en proyectos de financiación de pymes españolas. En 2015 y 2016 la cifra fue estable en los 4.000 millones de euros.

TIC y Economía

Las TIC siguen impactando positivamente en la economía y en los sectores de actividad económicos españoles. Un buen ejemplo es el comercio electrónico: en el cuarto trimestre de 2016, el volumen de negocio generado en nuestro país por el comercio electrónico ascendió a casi 6.000 millones de euros, lo que supuso un incremento interanual del 29,2%. Otra tendencia ascendente es el Big Data, para analizar el comportamiento de los usuarios. El uso del Big Data en el comercio electrónico permite a las empresas promover una experiencia personalizada de usuario (basada en su interacción con la plataforma B2C) y un servicio al cliente perfectamente adaptado (identificando al mismo usuario en distintas plataformas). Cada vez más, la pyme participa de este proceso como actor protagonista.

El sector económico más importante de España en estos años, el turismo (11% del PIB) ha utilizado intensivamente las TIC para crecer rentablemente; en su afán de innovación y renovación se ha servido de las tecnologías de la información y las comunicaciones para ofrecer nuevos servicios y mejorar la experiencia turística de los usuarios.

Como ya vimos, la administración electrónica ha dado un fuerte salto cualitativo y cuantitativo: La Administración General del Estado (AGE) afirma que los ahorros conseguidos por los ciudadanos y empresas durante 2012 y 2013 debido al uso de la Administración Electrónica ascienden a 31.000 millones de euros y 22.000 millones entre 2015 y 2016. En España, en 2016, el 59% de los ciudadanos entre los 16 y los 74 años interactuaba con las autoridades públicas a través de la Red.

Las TIC son esenciales para las pymes

Como en años anteriores, las TIC siguen estando en el corazón de las pymes españolas para ser más productivas y competitivas, aunque en 2016 se ha dado un salto importante, fruto de la mayor inversión empresarial: el 84% de las pequeñas empresas otorgan a las tecnologías de la información un papel muy importante en sus empresas, cifra que sube hasta el 86% en el caso de la mediana empresa. Además, también realizan un importante esfuerzo para conocer estas tecnologías, y así el 78% de las pequeñas empresas y el 81% de las medianas aseguran que están muy familiarizadas o bastante familiarizadas con ellas.

El interés por el cloud computing es creciente, con un 69% de las pequeñas empresas y un 83% de las medianas que han oído hablar de él y entienden su concepto. Algo similar sucede con el comercio local y el teléfono móvil, con un usuario que empieza a no diferenciar entre canal físico y canal online, y valora aspectos que suponen la integración de ambos canales: el 47% no quiere pagar por el envío, el 23% no quiere esperar, el 46% quiere tocar el producto antes de comprarlo y el 37% desea la opción de devolverlo en la tienda si es necesario. Todo ello está transformando tecnológicamente el comercio local en España, gracias a Internet y a los teléfonos inteligentes.

Desciende la inversión en I+D

España invirtió menos en I+D en 2016: el gasto interno en Investigación y Desarrollo (I+D) descendió un descenso del 2,8% respecto al año anterior. Dicho gasto representó el 1,24% del Producto Interior Bruto (PIB), frente al 1,27% del año anterior. Empresas (un 46,3%) y la Administración Pública (un 41,6%) fueron quienes financiaron fundamentalmente las actividades de I+D, aunque como las Organizaciones Empresariales no han dejado de repetir, la inversión en I+D en España debe aumentar para cambiar el modelo productivo del país hacia la Sociedad del Conocimiento.

Las empresas del sector Servicios concentraron el 49,9% del gasto en I+D empresarial. Al mismo tiempo, el volumen de negocio de las empresas manufactureras del sector de alta y media-alta tecnología se situó en 150.238 millones de euros en el año 2016.

Por Comunidades Autónomas, las que presentaron mayores porcentajes de empresas con innovaciones tecnológicas durante el periodo 2011-2016 fueron País Vasco (un 19,6% de sus empresas introdujeron innovaciones tecnológicas en dicho periodo), La Rioja (19,3%) y Comunidad Foral de Navarra (17,9%).

Las pymes han seguido invirtiendo en TIC

Algunos datos son reveladores: el 98,3% de las empresas dispone de conexión a Internet. Siete de cada 10 tienen página web. El porcentaje que utiliza banda ancha móvil sube cuatro puntos, hasta el 78,3%. El 91,1% de las empresas interactuó a través de Internet con las administraciones públicas. El volumen de negocio generado en las empresas por las ventas de comercio electrónico alcanzó el 15,1% del total de ventas durante 2013, un 6,7% superior al del 2012. El 54,6% de las empresas proporciona a sus empleados dispositivos portátiles que permiten la conexión a Internet para uso empresarial. El 22,9% de empresas invirtieron en formación en TIC.

El 36,9% de las empresas usaron alguno de los medios sociales por motivos de trabajo. De estas, el 92,4% utilizaron las redes sociales.

A comienzos de 2016, el 15% de las pymes compraban soluciones de cloud computing. Las más compradas fueron almacenamiento de ficheros (69%), servicio de e-mail (61,4%) y como servidor de bases de datos de la empresa (54,7%). En cuanto al uso de las TIC por comunidades autónomas, las empresas cuyas sedes sociales están ubicadas en Cataluña, Comunidad de Madrid y Asturias presentan las mayores intensidades en el uso de las TIC (conexión a Internet, interacción con las administraciones públicas (AAPP), banda ancha móvil, página web, uso de medios sociales y cloud computing).

El 17,8% de las empresas realizaron ventas mediante comercio electrónico. El volumen de negocio generado por estas ventas alcanzó los 195.443 millones de euros, un 6,7% más que en el año anterior. Las ventas a través de comercio electrónico representaron el 15,1% del total de ventas efectuadas por las empresas, frente al 14,0% del año anterior.

En el caso de las microempresas, el 72,3% dispone de ordenadores y el 24,4% tiene instalada una Red de Área Local (LAN). El 67,7% dispone de acceso a Internet y el 99% de ellas accede mediante alguna solución de banda ancha. En cuanto a las comunicaciones, el 76,5% usa telefonía móvil, frente al 74,6% del año anterior. Por su parte, el 21,7% utiliza otras tecnologías (GPS, TPV,…).

Cabe destacar la banda ancha móvil, que ha experimentado el incremento más elevado al pasar del 56,8% al 66,4%, en el caso de las microempresas.
Como dijimos al principio de este ensayo, 2016 no es 2013. En estos años han avanzado la Sociedad de la Información y la recuperación económica. Las pymes españolas cada vez consideran más importante las TIC para la gestión de su negocio, por lo que la inversión en Tecnologías de la Información ha continuado en estos años. La pyme ya no es ajena al Big Data o las Redes Sociales. La pyme realiza negocios en movilidad. Busca nuevas formas de financiación alternativa a la bancaria y, cada vez, exporta más. La pyme, empujada por la gran empresa española -Telefónica, La Caixa, CaixaBank, Abertis, Gas Natural Fenosa, El Corte Inglés, Cellnex Telecom, etc- y las compañías TIC -SAGE, Microsoft, Salesforce.com, Oracle, HP, IBM, etc y las Telcos Digitales -Telefónica, Vodafone, Orange- está cambiando a marchas forzadas hacia la digitalización, como explicaremos en detalle en el segundo ensayo.

Siempre hemos sostenido que la pyme era la columna vertebral de la economía española. Con la recuperación económica y con su mayor adopción de las TIC, pensamos que esa afirmación es más cierta que nunca.

jorgeJorge Díaz-Cardiel. Socio director general de Advice Strategic Consultants. Economista, Sociólogo, Abogado, Historiador, Filósofo y Periodista. Ha sido Director General de Ipsos Public Affairs, Socio Director General de Brodeur Worldwide y de Porter Novelli International; director de ventas y marketing de Intel Corporation y Director de Relaciones con Inversores de Shandwick Consultants. Autor de más de miles de artículos de economía y relaciones internacionales, ha publicado una docena de libros, como Las empresas y empresarios más exitosos; Innovación y éxito empresarial; El legado de Obama; Hillary Clinton versus Trump: el duelo del siglo; La victoria de América; Éxito con o sin crisis; Recuperación Económica y Grandes Empresas; Obama y el liderazgo pragmático, La Reinvención de Obama, Contexto Económico, Empresarial y Social de la Pyme en España, entre otros. Es Premio Economía 1991 por las Cámaras de Comercio de España.

About Author

Jorge Díaz-Cardiel

Jorge Díaz-Cardiel

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!