Conecta con nosotros

Noticias

Drive.ai la pequeña startup que puede hacer mucho daño a Uber

Publicado el

La conducción autónoma es uno de los sectores de la tecnología que más interés está despertando de cara al futuro. No pocas tecnológicas están apostando por los vehículos sin conductor. O bien lo hacen solas o en colaboración con otras empresas y fabricantes de automóviles. Entre estas empresas hay pequeñas startups que pueden quedar opacadas en principio entre tanto gran nombre, pero que por los productos y tecnologías que desarrolla no pasan desapercibidas. Una de ellas es Drive.ai, una compañía de Silicon Valley que está teniendo un gran principio de curso. Según Forbes, el mes pasado anunció sus planes de suministrar vehículos sin conductor para la red de transporte de viajeros de Lyft, en la que también participará Ford. Y acaba de anunciar una inversión de la compañía rival de Uber en el sudeste asiático, Grab. Y está dispuesta a expandir sus actividades a Singapur.

Grab ha sido solo uno de los inversores en una ronda de financiación que acaba de cerrar Drive.ai, con la que ha conseguido 15 millones de dólares. Esta cantidad eleva el total de la financiación lograda por la startup en sus dos años de existencia hasta los 77 millones de dólares y, en parte gracias a esto, se puede plantear ahora dar el salto a Singapur. Se trata de un paso estratégico, ya que la ciudad es una de las urbes que más pasos está dando para adoptar los coches sin conductor.

Este paso es, por lo tanto, estratégico para Drive.ai. Así lo ve su CEO, Sameep Tandon, que ha declarado a Forbes que “Singapur es un gigante tecnológico que tiene una elevada densidad de población y una amenaza existencial sobre lo que va a suceder a su infraestructura, que no para de crecer. No se trata de si los coches autónomos surgirán allí primero, sino de cuándo lo harán. Por eso tiene un gran apoyo del gobierno“.

Los fundadores de Drive.ai, todos ellos investigadores del Laboratorio de Inteligencia Artificial de Stanford, pusieron en marcha esta startup con la intención de especializarse en software de conducción basado en deep learning para empresas, gobiernos y flotas de vehículos compartidos. Su intención es modificar vehículos de flotas con sensores avanzados, ordenadores de a bordo y software para que puedan “conducirse” por sí mismos. La oficina que van a abrir en Singapur comenzará su trabajo estudiando el mercado de cara al despliegue de vehículos equipados con su software y kits de conducción autónoma por hardware tanto en las flotas del gobierno como en las de empresas. A ello le ayudará Grab.

Drive.ai es relativamente pequeña si la comparamos con las iniciativas de varias tecnológicas grandes. Por ejemplo, los de Waymo, la división Cruise de General Motors o Argo AI de Ford. A pesar de esto, ha avanzado con rapidez, sobre todo gracias a la financiación que consiguió en sus primeras etapas y a sus acuerdos de colaboración con terceros. Estos son los que han permitido que colabore en el desarrollo de vehículos robóticos, a un nivel que pone a la empresa a la altura de otras compañías más grandes.

 

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!