Conecta con nosotros

Opinión

Orígenes y protagonistas de la Realidad Virtual

Publicado el

realidad virtual

“Hace dos años, estaba al borde de lo alto de una de las dos torres del World Trade Center. Observé cómo los pájaros volaban bajo mis pies, mientras los taxis amarillos se movían inquietos a la distancia. Con el tiempo, di un paso hacia la cuerda que se colgaba entre las Torres Gemelas, sintiendo su empuje impaciente en las plantas de los pies, mientras que el viento molestaba mis mejillas (aunque no mis ojos, que se protegieron de la ráfaga del ventilador de mesa por el visor virtual de auriculares de realidad virtual de Facebook)”. La cita es de Jaron Lanier, uno de los fundadores de la Realidad Virtual (VR), en 1984, cuando nadie le hacía caso y hoy, que trabaja en Microsoft, es considerado uno de los grandes gurús de esta tecnología

La escena fue creada para promover la película “El desafío (The Walk)”, dirigida por Robert Zemeckis con Joseph Gordon-Levit, es una dramatización del artista de la cuerda floja francesa Philippe Petit que, en 1974, hizo un “paseíllo” entre las torres. En realidad, la escena es una fabricación en Realidad Virtual y no real, pero no se nota la diferencia (aparentemente, puesto que yo no he probado la experiencia) entre el paseo virtual y el real. Debe ser así, puesto que “fue realmente aterrador: más de la mitad de las personas que lo probaron”, según me dijo el creador del software este verano pasado en la sede de Microsoft, “no pueden dar el paso físico que recrea la cuerda entre las torres del vértigo que sienten”. ¿Cuál es el poder engañador de la mente de la Realidad Virtual? Un medio que, si se cree en Facebook, Google, Apple y en todos los demás grandes jugadores, se encuentra al borde de la explosión como negocio rentable.

El informático y filósofo Jaron Lanier lo sabe bien. Su compañía, VPL, fundada en 1985, fue pionera en el uso de pantallas instaladas en la cabeza para crear mundos generados por computadora para engañar al cerebro. El World Trade Center personal de Lanier sucedió en un Seattle, antes de que estuviera terminado, definiendo hoy la Realidad Virtual en su obra “Dawn of the New Everything” (en España, en inglés, en diciembre de 2017) como “transformacional“, como la “apertura de un nuevo plano de experiencia”. Aún así, en los años 80, Lanier reconoció los dos aspectos éticos de la VR (Virtual Reality), su “potencia para la belleza” y “vulnerabilidad a lo espeluznante”. VR nunca se entendió en ese momento, al menos, no en la sala de estar, en las familias y tampoco en las empresas. Han tenido que pasar décadas para que Tim Cook (Apple), Sergei Brin (Alphabet-Google), Mark Zuckerberg (Facebook), Satya Nadella (Microsoft)…, hagan el sueño realidad. Lo que dice ahora Lanier, lo leí hace 27 años en un ejemplar de la revista Business Week (hoy, Business Week Bloomberg). Ejemplar que conservo. Entonces era Andy Grove, presidente y CEO de Intel quien expuso en una larga entrevista su visión futura sobre la Realidad Virtual.

Fundador de la Realidad Virtual

A primera vista, parece que Lanier hace un esfuerzo sostenido para asegurar su lugar como uno de los fundadores de la Realidad Virtual (“Todo el que se involucra [VR] quiere acuñar su propio término nuevo o replantear la prioridad de soportar su memoria“, admite). El pionero explica cuidadosamente cómo un pequeño grupo de artistas e ingenieros soñadores de hace cuatro décadas, entre los que se encuentra él, ya están luchando ahora con los miles de nuevas empresas de Realidad Virtual. Eso sí, como deja claro Schumpeter, la historia del capitalismo nos demuestra que, primero, habrá “destrucción creativa” y que muchas de esas empresas desaparecerán para quedar las mejores, en lo que denominó una visión darwinista de la economía y la empresa. Y, segundo, también con Schumpeter, habrá un proceso de concentración por el cual solo empresas como Facebook, Apple, Google, Salesforce, Amazon, se harán con el mercado, creando un oligopolio. Es la historia de 300 años de capitalismo en todos los países y sectores.

El resultado es una interrogante más avanzada y matizada sobre el potencial de la Realidad Virtual, así como una crítica suave de lo que significa cuando se trata de los defensores acérrimos de la VR.

Mi conclusión (económica, empresarial) es que la VR es un medio que dará lugar a infinidad de aplicaciones en la medicina, automoción, TIC, banca, ocio, entretenimiento, construcción e infraestructuras, etc. Y no un medio en sí mismo. Pero un medio muy rentable.

jorge diaz cardielJorge Díaz-Cardiel. Socio director general de Advice Strategic Consultants. Economista, Sociólogo, Abogado, Historiador, Filósofo y Periodista. Ha sido Director General de Ipsos Public Affairs, Socio Director General de Brodeur Worldwide y de Porter Novelli International; director de ventas y marketing de Intel Corporation y Director de Relaciones con Inversores de Shandwick Consultants. Autor de más de mil de artículos de economía y relaciones internacionales, ha publicado una docena de libros, como Las empresas y empresarios más exitosos; Innovación y éxito empresarial; El legado de Obama; Hillary Clinton versus Trump: el duelo del siglo; La victoria de América; Éxito con o sin crisis; Recuperación Económica y Grandes Empresas; Obama y el liderazgo pragmático, La Reinvención de Obama, Contexto Económico, Empresarial y Social de la Pyme en España, Digitalización y éxito Empresarial, Trump, año uno, entre otros. Es Premio Economía 1991 por las Cámaras de Comercio de España.

Socio director general de Advice Strategic Consultants. Economista, Sociólogo, Abogado, Historiador, Filósofo y Periodista. Ha ocupado cargos de responsabilidad en empresas de comunicación, relaciones públicas y tecnología. Ha escrito más de mil de artículos de economía y relaciones internacionales y una veintena de libros.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!